Yucatán: Listo el albergue donde pernoctará la caravana zapatista

martes, 17 de enero de 2006
* Pese al rechazo de la población, el grupo "Indignación" dispuso de 50 hamacas para los zapatistas Mérida, Yuc , 16 de enero (apro)- "Uayjá" es un centro comunitario de casi 1000 metros cuadrados, tiene un área de estacionamiento para cinco vehículos, y su entrada es sencilla: rejas metálicas y malla ciclónica En el interior del inmueble hay dos construcciones: una alberga las oficinas del grupo promotor de los derechos humanos "Indignación"; la otra, opuesta a ella, con capacidad para 50 hamacas colocadas apretadamente En una de ellas dormirá el miércoles próximo el "Delegado Zero", durante su estancia en esta comunidad, como parte de "La otra campaña" Se ingresa a este lugar a través de un camino pavimentado de 100 metros de largo, rodeado de algunas casas humildes, donde las mujeres campesinas sacan al sol las ropas recién lavadas, y al mediodía, cocinan frijoles en el fogón del patio y comen tortillas hechas a mano El letrero que orienta al visitante para llegar a "Uayja", tiene desde hace una semana pintada la palabra "No" Esas letras están presentes desde la carretera de acceso a Chablekal, comisaría de Mérida, ubicada a 20 minutos al norte de la ciudad; en la prestigiosa Universidad del Mayab, que financiaron los Caballeros de Colón y miembros del Opus Dei; y en la zona arqueológica de Dzibichaltún En la carretera hay otra leyenda: "Marcos asesino: no" En uno de los muros de la entrada a Chablekal, que tiene casi cuatro mil habitantes, sobresale otra pinta: "Marcos, eres títere de Fidel Castro No es bienvenido" Efectivamente, Marcos no es bienvenido a Chablekal Desde que se supo, por medio del grupo "Indignación", que encabezan las activistas Martha Capetillo Campos, Nacy Walker Olvera y el sacerdote Raúl Lugo Rodríguez, la gente empezó ha hablar mal de la visita A un costado de la oficina de la Comisaría Municipal, Rey, un campesino venido de menos a más --antes fue trabajador de las haciendas productoras de henequén--, hace la misma pregunta que muchos en Yucatán se hacen: "¿Para qué va a venir Marcos? Aquí no tiene nada qué hacer Debería quitarse la máscara como la gente civilizada Lo que busca es engañar a la gente Aquí sí somos estudiosos Sí fuimos a la escuela En cambio a los de Chiapas sí los puede engañar porque no saben leer?" Critica la labor de la activista Cristina Muñoz, panista que ha sido miembro del Frente Cívico y del grupo "Indignación", encargado de organizar la logística para La otra campaña" durante su visita a esta entidad, a partir del próximo miércoles Rey se acomoda en un pedazo de piedra que utiliza como asiento y continúa: "Cristina Muñoz es comunista Aquí vinieron hace como diez años queriendo ayudar a la gente y hasta quisieron meterse con la iglesia Pero la gente rápido se dio cuenta qué es lo que buscaban y ahora están trayendo a Marcos Además, ella no vive aquí, Cristina vive en la Ceiba (zona residencial de alta plusvalía donde se aloja la clase alta de Yucatán, que tiene hasta su campo de golf) Aquí nadie está interesado en Marcos" Esta idea de rechazo también lo comparte propietario de la tienda principal de Chablekal, ubicado en plena plaza pública, Pedro Euán Chalé "Este pueblo es muy tranquilo y quienes vienen lo hace para alterar el orden Vienen aquí a romper la tranquilidad y la paz ¿Por qué tanta urgencia de Marcos de venir a Yucatán, cuál es su propósito?", insiste La gente de Chablekal se dedica al comercio, principalmente a la venta de bebidas alcohólicas, los que no pueden meterse a este asunto, trabajan en las maquiladoras del corredor que rodea Mérida, o en el Campo de Golf o a la actividad de limpieza en la Universidad del Mayab No sólo los habitantes rechazan la visita, sino que la inconformidad también ya llegó a los grupos de izquierdistas Uno de ellos, Julio Macosay Vallado, quien rechaza la visita de Marcos, debido a que el grupo Indignación lo hizo a un lado de las preparaciones para recibir a la caravana zapatista, pese a que en 1994, cuando estalló la insurgencia en Chiapas, se encargó de organizar "la resistencia del EZLN" en Yucatán Esta misma medida fue aplicada a Gerardo Camacho Suárez y a Jesús Solís Alpuche, éste último líder de una agrupación de campesinos productores de sábila de Kinchil; pero cuando se le pregunta a Cristina Muñoz Menéndez sobre la organización y los pormenores de la caravana zapatista, declara: "No puedo dar información, hay comisiones que se integraron Mejor consulta en la página de internet y allí puedes hacer las preguntas que quieras y te contestan" Muñoz Menéndez, una menuda mujer de 155 metros de estatura, tez blanca y ojos verdes, añade: "Hay acuerdos que tenemos que cumplir Ah, eso lo de las pintas, son gente que no son de aquí? pero si quieren saber más consulten en la página de Internet"