¿Alternativa social?

jueves, 19 de enero de 2006
México, D F, 18 de enero (apro)- La descomposición política que ha mostrado los últimos días el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina es la muestra más clara del descrédito y la confusión en la que se encuentran los partidos políticos en México La sola posibilidad de que más de 20 millones de ciudadanos no estén interesados en participar en las elecciones del próximo 2 de julio, refleja la falta de representación social de todos los partidos, a los que, sin embargo, se les sigue subvencionando con recursos públicos millonarios Mal inicio tiene este proceso electoral que arranca este jueves con la participación de cinco candidatos a la Presidencia de la República El escándalo en que se ha visto envuelto el Partido Alternativa es, quizá, el ejemplo más claro de la descomposición en que se encuentra el sistema mexicano de partidos Ninguno de los partidos que participarán en estas elecciones, ya sean solos o en alianzas, se escapa de un estado de degradación interna Lo mismo el PAN que el PRI o el PRD --y tal vez peor con el PVEM--, los casos de corrupción de algunos de sus militantes y dirigentes han abonado más su descrédito ante la sociedad que los mira con un cierto fastidio y recelo Es consabido que a lo largo de su historia los partidos han pasado de ser portavoces sociales a aparatos de poder que se recrean en sí mismos al satisfacer sus propios intereses El ejemplo más claro de esto lo tenemos con el PRI, que a lo largo de siete décadas fue dejando atrás su lema de "justicia social" El PAN y el PRD también ha resentido este mismo fenómeno en los últimos años, principalmente desde que empezaron a ganar posiciones en los gobiernos municipales, estatales, así como en los congresos legislativos Basta con ver a sus diputados, senadores, delegados, alcaldes o gobernadores para darnos cuenta que muchos de ellos han llegado hasta estos puestos no por su trabajo social o por ser líderes en sus comunidades, colonias o barrios, sino por el simple hecho de ser amigos de los dirigentes El caso del PVEM es el peor de todos: Jorge Emilio González, Gloria Lavara, Jorge Kahwagi, Verónica Velasco, Arturo Escobar, Manuel Velasco Coello, Bernardo de la Garza y como casi todos sus integrantes, han llegado a ser diputados y senadores como parte de un negocio familiar Es lamentable observar su inactividad y su falta de ética en los trabajos legislativos De hecho, ninguno de ellos tiene un trabajo ecológico reconocido en el país, lo cual resulta absurdo, pues dicen ser miembros del partido que se preocupa por el cuidado del medio ambiente Los conflictos internos que cada uno de los partidos han mostrado en los últimos años de ninguna manera son producto de un interés por alcanzar mayores niveles de representación popular, sino por espacios de poder político convertidos en fuentes de riqueza personal Quizá el ejemplo más claro de esta situación sea Marta Sahagún y sus hijos A la esposa del presidente Vicente Fox le interesó desde el principio estar lo más cerca del poder del Ejecutivo para desarrollar su propio proyecto político transexenal con la fundación Vamos México y, de paso, ayudar a sus hijos ?principalmente al mayor, Manuel Bribiesca-- a sacar el mayor provecho económico de su situación privilegiada El caso de la familia Bribiesca Sahagún, sin olvidar al "Niño Verde" y René Bejarano, entre otros, sintetiza muy bien el grado de descomposición que ha sufrido la clase política mexicana Provenientes de una sociedad conservadora, católica, que presumía de valores éticos basados en la honestidad, la consorte presidencial y sus hijos resultaron ser los peores comerciantes del poder público La política ha resultado ser el mejor negocio y es por ello que muchos buscan organizar alguna agrupación política para dar el paso a la formación de un nuevo partido El negocio es redondo, porque nada se invierte y las ganancias son totales En esas está el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina cuyos integrantes se han enfrascado en una lucha por el poder interno, encabezados por dos grupos: los "socialdemócratas" y los "campesinos" Patricia Mercado y Víctor González Torres ? tío de Jorge Emilio González, alias el "Niño Verde"--, se disputan la candidatura presidencial sabiendo de antemano que no tienen posibilidades de ganar la elección, pues potencialmente cuentan apenas con 500 mil votos, sino para mantenerse en el negocio político De ahí que su nombre resulte ser una paradoja: ¿Cuál alternativa social representan? ¿Esta es la alternativa política que buscamos los mexicanos? ¿Esta es la socialdemocracia mexicana?