Ingresa al reclusorio Oriente el prestanombres de "La Quina"

jueves, 19 de enero de 2006
* Acusan a Sergio Bolaños de evasión fiscal; el juez ya le fijó fianza México, D F, 18 de enero (apro)- Sergio Bolaños, presunto prestanombres del exlíder sindical de los trabajadores petroleros, Joaquín Hernández Galicia, "La Quina", ingresó este día al reclusorio Oriente de la Ciudad de México, como probable responsable de un cuantioso fraude al fisco Agentes federales, en cumplimiento a una orden judicial, lo pusieron a disposición del juzgado sexto de distrito, por defraudación fiscal de 800 mil pesos, al omitir dicha suma en su reporte fiscal del 2000 El millonario contratista rindió su declaración preparatoria y clamó por su inocencia Bolaños, uno de los principales contratistas de Pemex en la década de los ochenta, podría alcanzar su libertad en las próximas horas, luego que Alejandro Caballero Vértiz, juez sexto de distrito, le fijó una fianza Cabe recordar que La Quina fue capturado un 10 de enero de 1989, junto con otro grupo de petroleros, entre los que se encontraban Salvador Barragán Camacho, José Sosa y el propio Sergio Bolaños, en el primero de los golpes espectaculares con los que Carlos Salinas de Gortari arrancó su mandato En su tiempo, La Quina se impuso a presidentes de la República, manejó recursos millonarios producto del efímero auge petrolero, puso en marcha lo que él denominó la "revolución verde" y gozó de un gran poder político, destacadamente en Tamaulipas Por otra parte, se informó que a más tardar el próximo viernes 20 de enero se determinará si se le dicta auto de formal prisión o de libertad Los fraudes Aquel 10 de enero de 1989, el contratista Sergio Bolaños Quezada, junto con 20 personas más, fue detenido por agentes de la PGR, relacionadas con los acontecimientos que también condujeron a la cárcel al dirigente del sindicato petrolero, Joaquín Hernández Galicia, La Quina El primero en salir, el 8 de octubre de 1992, fue Sergio Bolaños, presidente del Grupo Serbo Finalmente se le encontró culpable de defraudación fiscal por 308 mil millones de pesos de aquel entonces, el fraude más cuantioso determinado administrativamente en la historia de la Secretaría de Hacienda Sin embargo, en virtud de la falta de liquidez para cubrir esta cantidad, Bolaños entregó "bienes suficientes para que con el producto de su venta se cubrieran los adeudos" Mientras esperaba la resolución del juez sobre su libertad, Bolaños fue "internado" durante cuatro meses en la suite más cara del Hospital ABC, donde tenía una bicicleta fija, televisor y muebles, a un costo de 716 mil pesos diarios Hasta allí llegó el reportero Salvador Corro, quien le preguntó, el 8 de septiembre: ?Señor Bolaños, hoy le dictaron sentencia de 35 años a Joaquín Hernández Galicia (después se la redujeron a 13 años), quisiéramos saber su opinión ?Yo no tengo nada que ver con eso No puedo decirle nada Ya libre, Bolaños se hizo socio de Jorge Díaz Serrano, exdirector de Petróleos Mexicanos, en una empresa de perforaciones petroleras, con la intención de volver a trabajar para Pemex, donde se convirtió en multimillonario gracias a los contratos que le daba "La Quina" El 10 de mayo de 1993 le tocó su turno a José Sosa Martínez, quien fue secretario general del sindicato petrolero Fue sentenciado a seis años de prisión por los delitos de portación de armas de uso exclusivo del Ejército Sosa Martínez se hizo famoso porque un 18 de marzo, por órdenes de Hernández Galicia, le dijo al presidente Miguel de la Madrid que si seguían gastándose las utilidades de Pemex en burocracia, edificios y lujosas oficinas, "Petróleos Mexicanos se va a hundir y, si se hunde Pemex, se hunde el gobierno, y si se hunde el gobierno, se hunde usted, señor presidente" Luego, el 29 de noviembre de 1994 fue preliberado Salvador Barragán Camacho, dirigente sindical que se ganó la confianza de "La Quina" Se le acusó de posesión ilegal de armas y de un automóvil, así como de contrabando de joyas Lo condenaron a doce años de prisión, pero a los seis pidió su liberación y se la concedieron "La Quina" lo consideraba como el "campeón de la lealtad", pero en la cárcel no lo quería ni ver La razón: a punto de cumplir seis años encarcelado, desesperado, Barragán le transmitió las condiciones del gobierno para dejarlos libres: ofrecer una disculpa pública al presidente Salinas de Gortari, quien presionaba a Hernández Galicia para que retirara un amparo en contra de la sentencia que se le había dictado Dijo entonces "La Quina": "Era como si yo mismo me declarara culpable de los delitos de que se me acusa, y aceptara la pena de 35 años de prisión Era dejar a mis compañeros presos Era declararme asesino después de tantos años de luchar contra arbitrariedades, engaños, abusos y tanta porquería que se hizo con mi expediente Hasta el más tonto no lo hubiera aceptado, y con dignidad menos Aunque ya han sufrido mucho mi esposa, mis hijos, mis seres queridos y las personas que tanto me han defendido, prefiero morirme en la cárcel que aceptar una salida ruin y cobarde" Finalmente, Chava Barragán se hizo famoso por sus derroches: fiestas ostentosas, grandes apuestas en Las Vegas, un portafolio lleno de fajos de billetes, que repartía entre sus aduladores

Comentarios