A buen fin

lunes, 2 de enero de 2006
La obra está basada en All´s well that ends well, de Shakespeare México, D F, 2 de enero (apro)- A buen fin, comedia en dos partes de Héctor Mendoza, basada en All?s well that ends well, de William Shakespeare, basada, a su vez, en la narración novena de la jornada tercera de El decamerón, de Giovanni Bocaccio, es el montaje con el que la Compañía Nacional de Teatro cerró sus actividades del 2005 y con él que iniciará sus presentaciones del 2006 en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque, bajo la dirección de José Caballero Mendoza, uno de los más importantes dramaturgos vivos del país, hace en A buen fin una reinterpretación de la obra de Shakespeare con acentos distintos, y construye sus personajes de una manera más cercana al público de nuestro tiempo, con la utilización de un lenguaje sumamente coloquial "Con esto --señala Caballero-- logra que la acción progrese de una manera mucho más ágil de lo que suele suceder en las obras de Shakespeare, un autor que siempre abunda en el conflicto, y a pesar de que le hacemos cortes y ajustes, sigue alargándose En el caso de la versión del maestro Mendoza tenemos una obra ingeniosa, de un humor sutil, una comedia fina" La obra original está ubicada en la Baja Edad Media, en París, Florencia y el Castillo del Rosellón En contraste, la propuesta de la CNT se ubica en los años 60 del siglo XX, con un humor muy característico de Mendoza y con algunos ingredientes que han estado presentes a lo largo de los años en las obras del maestro, como un escenario limpio, un montaje apoyado en el trabajo actoral y en el texto Por su parte, Caballero adereza su dirección con música de The Beatles y una serie de coreografías que le dan al montaje un particular tono de comicidad que el público agradece Es conocida la reticencia de Héctor Mendoza para dar sus obras a otros directores; de hecho en los últimos años él mismo ha dirigido la mayor parte de sus textos A buen fin es una obra que tenía en el cajón, estrenada hace algunos años por un grupo de la Universidad Iberoamericana en el Teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura Sin embargo, hasta ahora no había sido montada en un escenario profesional, y Mendoza aceptó que fuera dirigida por José Caballero, con lo cual, por otra parte, se cubre una deuda pendiente, ya que de los discípulos notables del dramaturgo como Julio Castillo y Luis de Tavira, era el único que no había dirigido profesionalmente una de sus obras "En lo personal es un montaje muy importante por el amor que siento por la obra de Héctor Mendoza, el agradecimiento que tengo por lo que yo haya podido aprender de él es algo que nunca me cansaré de manifestar, y esta es la primera vez que puedo hacerlo en escena", comenta el actual director artístico de la CNT Otro interés fue que los jóvenes que participaron en el Proyecto Shakespeare de la CNT como actores de cuadro o en pequeños papeles, participen en un montaje donde ellos sean el centro de la atención del público En este sentido, A buen fin es la obra más adecuada, quizá porque los textos de Mendoza tienen la característica de estar escritos para sus alumnos Luciana Sylveira, Américo del Río, Everardo Arzate, Arturo Reyes, Mario Corona, Héctor Holten, Carolina Cartagena, Carlos Orozco y Adrián Orozco son los integrantes del joven reparto de A buen fin, apoyado con la experiencia y en talento de Martha Verduzco y Farnecio de Bernal, en los papeles de la condesa de Rosellón y el rey de Francia, respectivamente La escenografía e iluminación son de Gabriel Pascal, diseño de vestuario de Patricia Gutiérrez, música original de Oscar Santana, arreglos e interpretación sobre música de The Beatles del grupo Bengala y sonorización de Rodolfo Sánchez Alvarado

Comentarios