Bioenergía: Luz verde para una ley voraz

domingo, 22 de enero de 2006
Golpeados por un decreto que entró en vigor el 1 de enero de 2005, los pequeños expendedores de alcohol esperan un nuevo golpe a partir de febrero de 2006, cuando la bancada panista dé luz verde a la nueva Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos, diseñada "para el beneficio de las grandes empresas mexicanas y trasnacionales", publica Proceso en su edición de este domingo 22 de enero Tal es la opinión del presidente de la Asociación de Envasadores y Procesadores de Alcohol Etílico del 96 Desnaturalizado y sin Desnaturalizar, Salvador Romero Valencia, tras enterarse de que, el pasado 14 de diciembre, legisladores del PAN no sólo frenaron la iniciativa que propone derogar el decreto que impide a más de 300 pequeños expendedores comercializar el producto, sino que también se proponen negociar la relativa a los bioenergéticos, que obligará al gobierno federal a utilizar, paulatinamente, el etanol en las gasolinas Si bien es cierto que esta última iniciativa cuenta con el consenso de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, que decidió presentarla al pleno en el próximo período de sesiones que inicia en febrero, los pequeños expendedores de alcohol no saben qué pasará con el decreto presidencial que ?acordado el 6 de julio de 2004 para ponerlo en vigor el primer día del 2005-- les prohibió vender alcohol puro por considerarlo "una bebida", no un insumo ni un producto de "curación" De lo que no tienen duda es de que, así como el decreto pretendía beneficiar a grandes empresas --como Bacardí y Pedro Domecq--, con la nueva iniciativa quedarán excluidos de las ganancias y privilegios que representará, para unos cuantos, la Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos Y no se equivocan Mientras los diputados se ponen de acuerdo para hacer estos cambios legislativos, consorcios mexicanos y trasnacionales ya están acelerando sus proyectos de construcción de plantas de etanol, e inclusive realizan negociaciones para asociarse con productores cañeros o maiceros, dice el reportaje que aparece este domingo 22 de enero en Proceso

Comentarios