Exige Bush a Fox dejar de alentar a indocumentados

jueves, 26 de enero de 2006
* Advertencia contra la intención de la CNDH de repartir mapas a migrantes * Anuncia que adoptará acciones a fin de proteger sus fronteras y soberanía Washington, 25 de enero (apro) - El gobierno de Estados Unidos le advirtió al de Vicente Fox "que tomara los pasos que considere necesarios para proteger su frontera y soberanía", por lo que lo encomió a no alentar la entrada de sus ciudadanos como trabajadores indocumentados al territorio estadunidense "Ningún gobierno, incluido el de México, debe facilitar o alentar a sus ciudadanos a ingresar a Estados Unidos por fuera de los procedimientos legales establecidos (como indocumentados)", advirtió Sean McCormack, vocero del Departamento de Estado La advertencia al gobierno foxista por parte de Washington es en respuesta al anuncio que hiciera esta semana la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México, de que en coordinación con el grupo humanitario estadunidense Humane Borders, empezaría a repartir entre indocumentados unos 70 mil mapas sobre rutas seguras de tránsito dentro del desierto de Arizona, a fin de evitar riesgos o la propia muerte "Estados Unidos tomará cualquier paso que considere necesario para proteger sus fronteras y soberanía; hará respetar sus leyes", subrayó McCormack El Departamento de Estado subrayó que el gobierno foxista conoce el plan que tiene en mente el presidente Bush para afrontar el asunto de la migración indocumentada en Estados Unidos En este sentido, McCormack enfatizó que se mantiene una discusión con las autoridades mexicanas en términos de este problema Humane Borders, en Arizona Los mapas que se distribuirían a los indocumentados, exhibirán los puntos dentro del desierto de Arizona donde han perecido cientos de personas en su intento por llegar a zonas más seguras dentro de Estados Unidos; rutas efectivas para evadir a la Patrulla Fronteriza; caminos y carreteras principales de la zona, y las áreas precisas en que pueden encontrar agua potable y que colocan grupos humanitarios, como el mismo Humane Borders, cuya base central está localizada en Tucson, Arizona "Ciertamente nosotros en el gobierno de Estados Unidos observaremos con mucho cuidado las actitudes de otros gobiernos sobre el respeto para nuestras fronteras", acotó el portavoz del Departamento de Estado "Otra vez ¿Cómo y de qué forma son monitoreadas las fronteras?, esta es una pregunta para el Departamento de Seguridad Interior", indicó McCormack, en respuesta a la pregunta sobre si se preveía el uso de la fuerza en los planes para defender y proteger la frontera y soberanía estadunidenses Lo que McCormack dejó claro con sus advertencias, es que la administración Bush no sabe que la CNDH es un ente independiente del Ejecutivo mexicano, cuyas acciones e iniciativas de cooperación con organismos humanitarios internacionales o nacionales no deberían ser achacadas al gobierno federal

Comentarios