Inconstitucional, quitar la patria potestad a padres por abandono de hogar: SCJN

jueves, 26 de enero de 2006
México, D F, 25 de enero (apro)- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió hoy que abandonar al cónyuge no es lo mismo que abandonar a los hijos En este sentido, la Primera Sala del máximo tribunal declaró que es inconstitucional quitar la patria potestad sobre sus hijos a un cónyuge que abandona su hogar durante más de seis meses sin causa justificada Los ministros fallaron contra un artículo del Código Civil del estado de Durango, que ordena a los jueces de esa entidad otorgar la patria potestad sobre los hijos al cónyuge que fue abandonado, en caso de que ésta sea la causa para el divorcio "No en todos los casos en que se abandona el domicilio conyugal, el cónyuge que abandona deja de cumplir con sus obligaciones alimentarias", afirmó la Corte Es decir, el abandono del domicilio conyugal no implica necesariamente el abandono de los deberes u obligaciones para con los hijos, sostuvo el ministro José Ramón Cossío La patria potestad es el derecho que ambos padres tienen para intervenir en la formación del menor y tomar decisiones sobre su futuro, con independencia de que estén divorciados y sólo uno de ellos tenga la custodia de los niños El tema es tan delicado que, según la SCJN, los jueces deben valorar cada caso en particular, sin que pueda aplicarse una regla general en automático En los hechos, la Corte determinó que el artículo 278 del Código Civil de Durango es inconstitucional, pues afecta derechos de los menores y puede poner en peligro el desarrollo integral de éstos, al privárseles de su derecho de ser asistidos y protegidos por una persona que no ha incumplido con ninguna de sus obligaciones Por tal razón, el amparo de la justicia federal fue concedido a Jorge Armando Estrella Canales, un padre divorciado que, en última instancia, recurrió al máximo tribunal colegiado, luego que el Tribunal Superior de Durango falló en su contra Apenas el año pasado, un tribunal federal de la Ciudad de México estableció que los niños tienen derecho a convivir con sus padres, incluso si éstos han sido privados de la patria potestad sobre ellos

Comentarios