Van contra los encubridores

domingo, 29 de enero de 2006
En la protección al médico hechizo del América están involucrados los más altos directivos de la Federación Mexicana de Futbol y de ese club Si las leyes se aplicaran, Cañedo, Lapuente, De la Torre y De María tendrían que rendir cuentas por haber encubierto a un doctor que ejerció sin título Por lo pronto, se prepara una demanda penal contra uno de ellos: el técnico de la Selección nacional en el Mundial de 1998 Por encubrir al médico hechizo del América Julio César Cantú Gutiérrez podrían ser castigados penalmente el presidente de ese equipo, Guillermo Cañedo White, y el vicepresidente deportivo, Manuel Lapuente Díaz, así como el presidente y el secretario general de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Alberto de la Torre y Decio de María, respectivamente Por lo pronto, el doctor Rubén Morales Urzúa, quien durante años firmó, por encargo del propio Lapuente, toda la documentación y recetas médicas expedidas en el equipo Necaxa, donde prestó sus servicios por varios años, aseguró que en unos días presentará una demanda penal contra Manuel Lapuente por proteger y ocultar la usurpación de profesión de Julio César Cantú Gutiérrez Como presunto cómplice de su amigo Cantú Gutiérrez, Lapuente puede estar incurriendo en un delito sancionado por el Código Penal del Distrito Federal en su artículo 320, fracciones de la I a la III, referentes al encubrimiento por favorecimiento De encontrarse responsable, el extécnico mundialista en Francia 98 y actual directivo del América podría ser sancionado hasta con seis años de prisión Un castigo menor lo obligaría a pagar de entre 100 a 500 días de multa, según lo dispuesto en la fracción I del artículo 320, fracción I del mismo código: De seis meses a cinco años de prisión y de 100 a 500 días de multa a quien, después de la ejecución de un delito y sin haber participado en éste, ayude en cualquier forma al delincuente a eludir las investigaciones de la autoridad competente o a sustraerse de la acción de ésta, según la fracción I La segunda fracción sanciona a quien oculte o favorezca el ocultamiento del responsable del delito u oculte, altere, inutilice, destruya, remueva o haga desaparecer los indicios, instrumentos u otras pruebas del delito Y la fracción III, a quien oculte o asegure para el inculpado el instrumento, el objeto producto o provecho de un delito Para la usurpación de profesiones, el artículo 323 del Código Penal capitalino contempla: A quien se atribuya públicamente el carácter de profesionista sin tener título profesional, ofrezca y desempeñe públicamente sus servicios sin tener autorización para ejercerla en términos de la legislación aplicable, se le impondrá de dos a seis años de prisión y de 200 a 500 días de multa Probables responsables Además de Lapuente, principal protector de Julio César Cantú Gutiérrez, dichas sanciones se aplicarían también a directivos de mayor rango y que en su momento avalaron el contrato del presunto médico: Guillermo Cañedo White, actual presidente del América; Emilio Maurer y Francisco Bernat (dueños del Puebla en cada una de las etapas en que Lapuente dirigió al llamado equipo de la franja); Justino Compeán, presidente del Necaxa, así como al Consejo de Administración de los Tigres de la Universidad de Nuevo León, donde Cantú diera sus primeros pasos en el oficio de la medicina En la misma situación se encontrarían los federativos De la Torre y De María Todos estos directivos tienen responsabilidad directa en el caso, advirtió a Proceso en julio pasado el abogado en materia laboral José Gabriel Bonifaz: La complicidad está tipificada como un delito A sabiendas de que otra persona actúa en forma ilícita y no lo denuncia, está cometiendo igualmente un ilícito Más aún: Si solapan ese tipo de cuestiones, es imperdonable Y más en este caso, al tratarse de equipos de una organización como Televisa (América y Necaxa) Bonifaz alertó incluso: Si hay alguna persona que conozca que este señor no tiene la calidad de médico general, de doctor con una especialidad o subespecialidad, están actuando en complicidad, a sabiendas de que es una persona que no está preparada la solapan para que en forma activa induzca a los jugadores a la ingesta de medicamentos de los cuales ni siquiera saben el nivel de consecuencias que les pueda generar Pero en el caso del médico hechizo, todos los involucrados se han esmerado en ocultar las evidencias Por ejemplo, en agosto pasado, De la Torre anunció a Proceso que se abriría una investigación sobre el caso e instruyó al director deportivo de la FMF, Enrique Bonilla Barrutia, para que iniciara las pesquisas, de las que hasta la fecha se desconoce el resultado Decio de María aseguró a finales de octubre (Proceso 1513) que en la FMF se hace una validación de toda la documentación que entregan los equipos y que, en el caso del América, como el de los demás, entregaron el file completo Además, sostuvo que Julio César Cantú cumplió con la entrega de título y cédula profesional A la pregunta de si no le preocupaba a la federación que el médico del América no contara con título, respondió: Si ustedes tienen alguna duda al respecto, les sugiero que vayan a la fuente original que pueda disipar esas dudas, y que en este caso es el América Por su lado, Guillermo Cañedo, el presidente del América, respondió lo siguiente a Proceso a mediados de diciembre (número 1519), cuando ya había informado la Secretaría de Salud y Cantú estaba dado de baja, : Entiendo que el doctor pidió licencia para acudir a unos cursos de actualización y se le concedió Más todavía, afirmó que toda la gente que trabaja en el club pasa por una revisión muy minuciosa cuando se integra su expediente Y para más información, Cañedo remitió a Lapuente: Entiendo que éste es un tema administrativo interno del club No sé si ya le preguntaron a Lapuente sobre el tema Estoy seguro que él les puede responder Sin embargo, Nicolás Zarur, jefe de los servicios médicos del Cruz Azul y de la FMF -suspendido dos años por el caso de dopaje de Salvador Carmona y Aarón Galindo- había declarado a finales de octubre pasado (Proceso 1513) que recibió una llamada telefónica cuando este semanario reveló la impostura Me habló Guillermo Cañedo para preguntarme: '¿Cómo está esa situación?' Acudí a los archivos de la federación, y sí hay un título registrado Y le dije a Memo Cañedo: 'Sí hay un título Pero también hay el antecedente de que no es doctor' A lo que Cañedo me respondió: 'Así no lo podemos tener', y me adelantó que él iba a poner al doctor Alfonso Díaz como responsable del área médica del América Y sobre la ausencia de Cantú, el doctor Díaz declaró a Proceso en noviembre: Lo único que se me informó es que está tomando un curso y que, tan pronto lo termine, se reintegrará Su lugar está ahí para el momento que regrese Acusación formal El doctor Rubén Morales Urzúa, especialista en medicina deportiva, asegura que dispone de elementos suficientes para demostrar la responsabilidad directa de Manuel Lapuente en el caso de Cantú Gutiérrez Adelanta que ya tiene preparada una demanda por encubrimiento en contra del vicepresidente deportivo del América: Vamos a presentar la denuncia este mismo mes Levantaremos el acta porque no me puedo defender más que de esta manera, dice Morales, quien acusa a Televisa de emprender una campaña de hostigamiento en su contra desde que decidió demandarla por despido injustificado Morales Urzúa fue médico de las fuerzas básicas del Necaxa cuando Cantú Gutiérrez era responsable de los Servicios Médicos A finales de octubre pasado informó a Proceso que, al desconocer la verdadera identidad de Julio César Cantú, durante años expidió, firmó y solicitó el surtido de medicamentos de ese club, además de tramitar todo lo relacionado con asuntos de medicina ante la Federación Mexicana de Futbol, por órdenes de Manuel Lapuente El doctor Rubén Morales trabajó en el Necaxa durante 15 años, hasta que fue cesado de sus funciones por el propio Lapuente -según sus propias palabras- en 2000 Desde entonces, el médico mantiene una demanda contra Televisa ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje número 15 por despido injustificado y salarios caídos, entre otros rubros (expediente 223/2000) La verdad es que Televisa sigue tan ofendida porque denuncié la impunidad que está tan acostumbrada a ejercer Pero Televisa es una institución que no respeta nada, y por ello tengo a todo el sistema jurídico de esa empresa en mi contra, con el objeto de que no gane la instancia laboral, precisa Morales Urzúa Sin embargo, asegura, no importa Sigo esperando que las autoridades mexicanas hagan su trabajo, que si no se resuelve en Conciliación y Arbitraje, pues me voy al Colegiado o a la Suprema Corte de Justicia Y en parte se dice tranquilo de que al menos ahora se haya cumplido algo por lo cual estuve luchando desde hace mucho tiempo: la inhabilitación a Julio César Cantú Gutiérrez -¿Siente que se ha recrudecido la campaña de Televisa en su contra? -Sí He visto que en mi demanda ahora hay hasta pruebas caligráficas porque ponen en duda si las firmas son auténticas Esto ha sido una persecución en mi contra Han cotejado las firmas, las de Enrique Borja, las de Alejandro Bocardo (expresidente del Necaxa), las de Cantú (Julio César) y las mías, que se han ido a pruebas periciales, como si yo hubiera falsificado los documentos que les proporcioné como respaldo a mi demanda y que están en los expedientes, donde los peritos del Gobierno del Distrito Federal confirman que hay autenticidad en todas las rúbricas Pero Televisa sigue muy molesta conmigo -¿Desde cuándo es objeto de esta persecución? -Desde siempre, pero últimamente se recrudeció más, sobre todo a partir de lo publicado en Proceso Simplemente, el hostigamiento por mi demanda lleva seis años, como para que ahora se atrevan a decir que todas las firmas son falsas y que todos los documentos son falsos El especialista en medicina deportiva celebra que Cantú Gutiérrez haya sido despedido del club América desde noviembre: Estoy de acuerdo, pues es lo que se ocultaba desde 1995, y pasó como siempre, sin que ninguna autoridad nos hiciera caso Qué bueno Esto sienta un precedente en todos los niveles, sobre todo ahora que hay mucha falsificación de documentos -¿Cree que el correctivo a Cantú llegó demasiado tarde? -Imagínese: el caso está desde 1995, por lo menos Fueron 10 años de ilegalidad, de falta de respeto a la profesión y a una entidad tan importante como la Secretaría de Educación Pública Se pasaron por alto a la SEP y a la propia Universidad Nacional Autónoma de México Estos 10 años fueron una burla a las autoridades nacionales Entonces, ¿dónde rige la Constitución? -¿Sabía usted que el propio Lapuente planteaba la posibilidad de reinstalar a Cantú en el América? -Este señor, más Televisa, parecieran estar gobernando a un país sin ley, porque a la Secretaría de Salud, a la Secretaría de Educación Pública y a la Constitución Mexicana las están utilizando Ellos se manejan como todo mundo, con la impunidad Pero la sanción a Cantú es un ejemplo que realmente va a servir de mucho

Comentarios