Luz verde al Estatuto catalán

lunes, 30 de enero de 2006
Madrid, 30 de enero (proceso) - Ya hay luz verde para un nuevo Estatuto catalán, que ha sido en los recientes meses el principal quebradero de cabeza para el gobierno del jefe de Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero Dicho estatuto ?utilizado por el opositor Partido Popular (PP) como ariete para embestir al gobierno? cede a la comunidad catalana mayores cuotas de autogobierno y un notable aumento en su financiamiento Sin embargo, redujo considerablemente las aspiraciones contenidas en el proyecto inicial presentado por el Parlamento catalán En la dirección del PP en Barcelona ?encabezada por Josep Piqué-- se llegó a sugerir que el documento del estatuto había recogido buena parte de sus planteamientos y que era posible sumarse al acuerdo para su aprobación, que previamente había logrado el gobierno de Rodríguez Zapatero con los nacionalistas moderados de Convergencia i Uniò y con la izquierdista Iniciativa per Catalunya (IC) Estas declaraciones costaron a Piqué un nuevo enfrentamiento público con la cúpula nacional de su partido, a pesar de que Mariano Rajoy, presidente nacional del PP, lo había confirmado recientemente en el cargo, en medio de insistentes rumores sobre su dimisión En la sede de la presidencia española se respira, por fin, tranquilidad Las tensiones de las últimas semanas hacían pensar que el proyecto de Estatuto sería finalmente retirado ante la falta de acuerdo Pero éste llegó de la mano de CiU, con la conformidad de Iniciativa per Catalunya (IC), miembro del llamado "tripartito" --formado además por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)-- que mantiene el poder autonómico catalán Hasta el jueves pasado, Esquerra Republicana se había mostrado renuente a suscribir el acuerdo, y no se conocía cuál será su posición definitiva ERC advirtió al gobierno que peligra su colaboración estrecha en el Parlamento Nacional, con lo que Rodríguez Zapatero puede perder a uno de sus "socios preferentes" De todos modos, la dirección ERC dio garantías de que continuarán en el "tripartito" y que no se abrirá una crisis de gobierno ni, por tanto, se convocará a nuevas elecciones autonómicas, como todo indica que desea CiU En fuentes socialistas creen que ERC votará favorablemente diversos aspectos del Estatuto, especialmente los referidos a las nuevas transferencias, aunque consideran probable que se abstengan en la votación sobre el conjunto Creen que el "enfado" de los independentistas está más dirigido a CiU que hacia el PSOE, del que conocían desde el principio los límites hasta dónde podía llegar De todos modos, los socialistas saben también que, en caso de que ERC cumpla su amenaza, ahora existe una disposición más clara de los nacionalistas moderados a dar su apoyo a las iniciativas legislativas gubernamentales El calendario Por lo pronto, inician los trámites para que el nuevo Estatuto se aprobado, lo que podría ocurrir el próximo otoño Durante la primera semana de febrero se constituirá la llamada Ponencia Mixta, formada por partes iguales entre diputados nacionales y catalanes Por parte del Parlamento Nacional, los integrantes serán los miembros de la Comisión Constitucional del Congreso, presidida por el exvicepresidente de los gobiernos de Felipe González, Alfonso Guerra Del lado catalán, 39 parlamentarios ya designados por la Cámara autonómica De entre todos ellos se elegirán a los integrantes de la mencionada Ponencia, quienes tramitarán las enmiendas Una vez realizada esta labor, se confeccionará un informe y se someterá a su aprobación por parte de la Comisión La ley concede dos meses --prorrogables-- de plazo a la Ponencia para finalizar su trabajo Todos los grupos, con excepción del PP, desean un trámite rápido Si los plazos se cumplen, el informe debe ser entregado a la Comisión en los primeros días de abril Después se enviaría al pleno del Congreso de los Diputados, probablemente en mayo Para llevarlo ante el pleno, la fecha escogida debe ser obligatoriamente un jueves Allí debería ser aprobado como reforma de ley orgánica Si lo autoriza la Cámara Baja, de allí pasaría al Senado, cuyo trámite podría demorar otro mes más La mayoría de los partidos cree que todo el proceso podría concluir en junio que, además, es el último mes del periodo de sesiones antes de las vacaciones de verano Si esto fuera así, el referéndum en Cataluña para su definitiva sanción sería convocado a fines de septiembre o primeros días de octubre Fuentes más optimistas consideran que el trámite será más rápido Creen que el Estatuto podría pasar por las dos cámaras a finales de mayo, lo que permitiría que la consulta popular catalana fuera convocada a fines de junio o comienzos de julio El financiamiento Uno de los aspectos que ha ofrecido mayor controversia durante la negociación sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña ha sido, sin duda, el del nuevo modelo de financiamiento Éste no será tan amplio como originalmente proponía el Parlamento catalán, pero se cederá a Cataluña un monto mayor en impuestos y se incrementará su capacidad normativa En la actualidad, según se establece en la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA), éstas perciben la cesión de un 33 por ciento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), en cuyo tramo autonómico tienen también capacidad normativa propia La actual LOFCA cede, además, el 35 por ciento del Impuesto Sobre el Valor Añadido (IVA), aunque, en este caso, las Comunidades Autónomas carecen de capacidad normativa Igualmente, las comunidades reciben el 40 por ciento de los impuestos especiales sobre vinos y bebidas alcohólicas, labores de tabaco y carburantes, con lo que podrían únicamente regular de modo autónomo sólo los impuestos de las gasolinas Con el acuerdo conseguido, estas cantidades se incrementarán notablemente Una vez concluido el proceso de aprobación del nuevo Estatuto, el Estado cederá a Cataluña el 50 por ciento del IRPF El porcentaje percibido del IVA pasará del 35 al 50 por ciento, mientras que la cesión de los impuestos especiales ascenderá al 58 por ciento Esto va acompañado de otras modificaciones por las que se otorga capacidad normativa sobre el IVA y se amplía la que ya tenían sobre el IRPF Otro elemento destacable es la creación de la Agencia Tributaria Catalana que, a diferencia del planteamiento inicial del proyecto de nuevo estatuto, no podrá actuar independientemente, sino en conjunto con la Agencia Tributaria estatal Las partes han establecido un plazo de dos años para su puesta en marcha De todas formas, las cifras del acuerdo podrían no ser definitivas Ambas partes han convenido que la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Estado-Generalitat tendrá potestad para volver a negociar al alza la cesión de impuestos dentro de cinco años También podrá proponer reformas que concentren la actividad fiscal y recaudatoria en una sola agencia tributaria, producto de un consorcio entre el Ministerio de Economía y la Generalitat A esto hay que añadir el compromiso adquirido por el Estado, de realizar inversiones en Cataluña durante los próximos siete años, y que figurará explícitamente en la nueva redacción del Estatuto Esto significa que debe invertirse en Cataluña lo equivalente al peso del Producto Interior Bruto (PIB) de esta comunidad en el conjunto del Estado, que actualmente es de 185 por ciento Para garantizarlo, el gobierno se ha comprometido a incrementar lo pagado hasta el momento para alcanzar este objetivo Los cálculos realizados establecen que esta cantidad estaría entre los 2 mil 500 millones y los 3 mil millones de euros, según los datos ofrecidos por CiU Más atribuciones La Generalitat de Catalunya también ha obtenido el traspaso de nuevas e importantes atribuciones Unas, lo serán de modo exclusivo y el Estado español cederá sus facultades a la administración autonómica de modo definitivo Otras serán compartidas, y su gestión será llevada a cabo por organismos en el que participen ambas administraciones El nuevo Estatuto establece otras nuevas atribuciones al gobierno catalán Entre ellas, la concesión de becas y el establecimiento de los criterios para acceder a ellas en la enseñanza pública También se transfieren las responsabilidades en materia de educación preescolar de niños recién nacidos y los tres años de edad A partir de la entrada en vigor del texto, los servicios de inspección de trabajo serán de absoluta responsabilidad autonómica Igualmente, la administración catalana se hará cargo por completo de los servicios ferroviarios de cercanías (suburbanos), aspiración compartida por la presidenta de la Comunidad de Madrid En el terreno de las competencias compartidas, desde la aprobación del estatuto, la Generalitat será parte activa en la gestión de todos los puertos y aeropuertos civiles a través de un consorcio, en el que también estará presente el Estado y la iniciativa privada Del mismo modo, la gestión de los impuestos cedidos por el Estado español se llevará a cabo de forma conjunta En principio coexistirán la Agencia Tributaria Nacional y la catalana para, en un segundo paso, crear una nueva entidad, en la que ambas participarán para realizar estas tareas La Agencia Tributaria de Cataluña gestionará en exclusiva los impuestos de la provincia Los acuerdos también instituyen al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya como la última instancia jurídica, quedando el Tribunal Supremo como organismo que tiene la última palabra en la unificación de los criterios judiciales En cuanto al régimen lingüístico, consta un ambiguo "derecho de los ciudadanos que viven en Cataluña a utilizar cualquiera de las dos lenguas oficiales": el español y el catalán De hecho, aprender el idioma catalán no será obligatorio, aunque será tomado en cuenta como un mérito para acceder a un empleo público Otra cuestión distinta es el polémico uso de la expresión "nación" catalana El acuerdo establecía que, en el preámbulo del Estatuto, debía aparecer un párrafo que dice: "El Parlamento de Cataluña, recogiendo el sentimiento y la voluntad de la ciudadanía catalana, ha definido de manera ampliamente mayoritaria a Cataluña como una nación" A ese párrafo se añadiría otro: "La Constitución española, en su artículo segundo, reconoce la realidad nacional de Cataluña en forma de nacionalidad" En la redacción pactada, el nuevo artículo primero ?que sustituyó al famoso "Cataluña es una nación"--, comenzará de la siguiente forma: "Cataluña, como nacionalidad y para acceder a su autogobierno mediante instituciones propias, se constituye como comunidad autónoma de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto, que es su norma institucional básica" En sus explicaciones sobre el desarrollo de las conversaciones, el líder de CiU, Artur Mas explicó que "era absolutamente imposible incluir ?nación? en el articulado Nos hubiéramos cargado el Estatuto, pero en el preámbulo, era inexcusable"

Comentarios