Los caprichos de Cuauhtémoc Cárdenas

martes, 31 de enero de 2006
México, D F, 30 de enero (apro)- Aunque ya no puede ser candidato presidencial por cuarta ocasión, como era su deseo, Cuauhtémoc Cárdenas conserva un patrimonio político incuestionable, pero esta cualidad corre el riesgo de desvanecerse si se empecina en anteponer sus caprichos al propósito de conquistar el poder mediante el partido que convocó a fundar En circunstancias clave del proceso político de México en los años recientes, Cardenas ha sido ambiguo y, a menudo, omiso Uno de esos casos fue el proceso que derivó en el desafuero de Andrés Manuel López Obrador, cuya candidatura presidencial se comprometió a respaldar una vez oficializada y nada ha ocurrido Quizá porque ya ha tomado una decisión que es preciso no perder de vista: No apoyará al candidato de su partido, el PRD, a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, sino a Demetrio Sodi, el aspirante del PAN, partido adversario histórico de lo que Cárdenas dice representar Por lo pronto, uno de los empleados de Cárdenas en la Fundación para la Democracia, que él preside y que opera con recursos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Mandujano, es el responsable de prensa de Demetrio Sodi, un político que se dice de izquierda y que es el candidato de la extrema derecha Hijo del más antiguo colaborador de Cárdenas y actual director de Protección Civil del Gobierno de Michoacán, del mismo nombre, Carlos Mandujano fue también jefe de prensa del grupo parlamentario perredista en el Senado y, según él, la decisión de apoyar la aventura de Sodi ha sido convalidada por el denominado "líder moral" del PRD En los planes de Sodi está la incorporación de otros políticos cercanos a Cárdenas a las candidaturas del PAN en la capital del país, donde este partido ha decidido, también, darle la espalda a su historia y reciclar el resentimiento y la frustración Jorge Legorreta es un arquitecto que fue delegado en Cuauhtémoc durante la administración de Cárdenas y se perfila ahora como aspirante al mismo cargo Otro es Elio Villaseñor, fundador del Equipo Pueblo, una organización social creada en 1977 a instancias del obispo Sergio Méndez Arceo, y que buscaría ser jefe delegacional en Iztapalapa Un tercer caso, que parece también inaudito, es convertir en candidato a delegado por Coyoacán a Héctor Castillo, hijo de Heberto Castillo y hermano de Laura Itzel, secretaria de Desarrollo Urbano del gobierno capitalino desde que inició la gestión de López Obrador Cárdenas, quien desde junio del 2004 no ha sido capaz de persuadir con su propio proyecto de nación ni ha ejercido la política para hacer valer su fuerza al interior del PRD, está obligado a tomar una definición clara sobre su participación en el fortalecimiento del PAN, el partido que se fundó para oponerse al régimen de su padre No es cierto, como dicen los allegados de Cárdenas, que el proyecto "Un México para todos" se contraponga al "Proyecto alternativo de nación", de Lopez Obrador, siendo limitados ambos, y esa sea la diferencia sustantiva entre los dos políticos Lo que está en el fondo de la definición explícita de Cárdenas es, en todo caso, su incapacidad de articular una candidatura potencialmente triunfadora, como lo fue en 1988 y cuyo declive se apreció de manera clara en las elecciones de 1994 y, sobre todo, en el 2000 Si ahora Cárdenas opera contra el partido, y sobre todo el proyecto que contribuyó a edificar, el patrimonio político que todavía conserva, así sea venido a menos, quedará hecho añicos, aunque con el aval de la ultraderecha que, seguramente, le erigirá un monumento por su estatura de estadista Apuntes Tan tibia ha comenzado la campaña del candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la Presidencia de la República, Felipe Calderón, que en Monterrey, Nuevo León, una joven le colgó, a manera de collar, una ristra de ajos para "para darle buena suerte y para ahuyentar las malas vibras" La joven, de nombre Verónica, resultó ser la hija del presidente del PAN en Monterrey, Marco Antonio García, quien, a su vez, dijo que ese regalo a Calderón obedecía a "darle aliento" al candidato "Ahora que arranca la campaña el licenciado Felipe Calderón requiere, y vamos a darle, un aliento Es un símbolo de buena suerte" --¿Lo ve muy mal? --No, más que nada es para motivar Eso para mí es muy simbólico: es para engrandecerlo Pues sí Asunto de tamaños Comentarios: delgado@procesocommx y wwwprocesocommx

Comentarios