El bronco Michoacán

miércoles, 4 de enero de 2006
* La ola delictiva que el 2005 cerró con 321 ejecutados y 518 homicidios violentos Morelia, Mich , 3 de enero (apro)- En Michoacán las autoridades estatales insisten en reducir la ola de violencia que sacude al estado a un pleito entre carteles de la droga por el control de las rutas del narcotráfico, como ocurre en otras regiones del país; pero en la entidad las ejecuciones ?321 el año pasado? alcanzaron a comandantes de la policía, funcionarios del gobierno estatal y alcaldes El 2005 cerró en Michoacán con 321 ejecuciones ?entre ellos 13 funcionarios-- y 518 homicidios violentos, pese a que el presidente Vicente Fox ordenó aplicar todos los recursos y la fuerza del Estado para frenar la delincuencia Los resultados son magros, no así la violencia, que inauguró este 2006 con dos muertos En el sexenio del priista Víctor Manuel Tinoco Rubí (1996-2002), a la entidad se le impuso el sobrenombre de "El Bronco Michoacán", mote que en la actualidad está cobrando vigencia entre los michoacanos Las cifras lo confirman El 2 de febrero del 2005 el gobernador Lázaro Cárdenas Batel admitió que autoridades federales realizaban operativos en el estado para combatir a las bandas del crimen organizado Como consecuencia de esa lucha, en octubre del 2004, el narcotraficante Carlos Rosales Mendoza, uno de los hombres más importantes del cartel del Golfo en Michoacán y lugarteniente de Osiel Cárdenas, fue capturado por fuerzas especiales del Ejército Mexicano en el fraccionamiento Vista Bella, en los suburbios de Morelia, la capital del estado También fue detenido el líder del grupo paramilitar "Los Zetas", Heriberto Lazcano Lazcano "El Lazca" A raíz de esa detención se recrudeció la violencia y las ejecuciones en el estado En el operativo los militares aseguraron cerca de 50 casas ubicadas en cinco manzanas de este fraccionamiento residencial, al sur de la ciudad La acción fue encabezada por un Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) del Ejército, apoyado por cerca de 150 elementos de la 21 zona militar con sede en Morelia Para el mes de marzo Michoacán fue ubicado en sexto lugar en ejecuciones producto del narcotráfico, con un total de 50 en tres meses En junio, la cifra de homicidios relacionados al crimen organizado ya había ascendido a 100, lo que significa un incremento del 100 por ciento; cifra que, aproximadamente, se duplicará mes con mes a lo largo del 2005 Ese mismo mes, el entonces director de Seguridad Pública del estado, Rogelio Zarazúa Ortega ?ejecutado el 16 de septiembre del 2005-- reconoció que el narcomenudeo se había convertido en un problema serio en la entidad, sobre todo ante las diversas maneras de distribución de drogas que han implementado los "tiradores"; hubo funcionarios municipales que reconocieron que el problema había penetrado a la política y a los diferentes niveles de gobierno El 12 de julio el presidente municipal de Morelia, Salvador López Orduña, aseguró que la narcopolítica dominaba la escena michoacana "desde hace muchos años" Incluso, el gobernador Cárdenas Batel reconoció los grupos de narcotraficantes que operaban en el estado se estaban reagrupando; y sentenció que su obligación era impedir la penetración del crimen organizado a las instancias de gobierno Sin embargo, para estas fechas ya se habían registrado por lo menos tres ejecuciones en contra de funcionarios municipales del estado Aunque no fueron vinculados directamente con el narcotráfico, hasta el momento no se han deslindado responsabilidades El primer asesinato violento ocurrió en el municipio de Chinicuila el pasado 21 de marzo, en donde ejecutaron al director de Obras Públicas, Elías Mendoza Alcaraz, de 36 años de edad; cuatro meses después, el 8 de julio, fue asesinado el presidente municipal de Buenavista Tomatlán, Fernando Chávez López, quien ya había sido amenazado de muerte días antes de la ejecución Con tales antecedentes y con la finalidad de combatir al crimen organizado, el gobierno federal puso en marcha en los últimos días de julio el programa "México Seguro", en el cual se coordinan los tres niveles de gobierno para crear estrategias que permitan erradicar la inseguridad y la violencia que provoca el narcotráfico Por tal motivo, en la entidad michoacana se designó a Guadalupe Sánchez Martínez como vocera oficial del programa, quien a una semana del arranque, aseguró que "México Seguro" ya había arrojado sus primeros resultados positivos, con la detención de diez personas armadas en la ciudad de Uruapan Para el 4 de septiembre del 2005 en el estado se hablaba de los buenos resultados del programa federal contra la inseguridad, en el que se presumía de la detección de, por lo menos, 40 presuntos sicarios al servicio de las organizaciones de narcotraficantes, así como el aseguramiento de decenas de armas de fuego y vehículos Aunque hasta el octavo mes del 2005 las ejecuciones relacionadas al narcotráfico ascendían a 148, entre ellas, la del tesorero del ayuntamiento de Tzitzio, Froilán Ríos Ávalos, la del chofer del alcalde del mismo municipio Juan Romero Alegre y la de un funcionario del ayuntamiento de Apatzingán Luis Martínez Soto El 16 de septiembre en la capital michoacana fue ejecutado el director estatal de Seguridad Pública, Rogelio Zarazúa Ortega, y su escolta César Bautista, en un reconocido restaurante de la ciudad La ejecución del funcionario estatal provocó la visita sorpresa del presidente de México, Vicente Fox Quesada, a la capital michoacana, ante la cual prevaleció el hermetismo sobre el objetivo principal de su presencia en la ciudad Dos días después, el 18 de septiembre, el programa de seguridad entró en su segunda fase, anunciada por el subsecretario de Seguridad Pública federal, Rafael Ríos García, quien aseguró que el reforzamiento de "México Seguro" se realizaría mediante la presencia de mayor número de elementos federales en tierra caliente y la costa michoacana, además de que se incluyó a Morelia Para octubre, en Michoacán se habían cometido un total de 300 homicidios dolosos, como lo denunció el diputado local presidente de la Comisión de Justicia, Eugenio Torres Moreno, quien señaló que de los crímenes cometidos, aproximadamente 172 se consideran ejecuciones perpetradas por el crimen organizado

Comentarios