Pide justicia la familia del migrante asesinado

miércoles, 4 de enero de 2006
* Analizan demanda millonaria contra la Patrulla Fronteriza San Ysidro, Cal , 3 de enero (apro)- Mientras que la Patrulla Fronteriza justificó al agente que disparó por la espalda al joven migrante Guillermo Martínez Rodríguez, debido a que supuestamente peligraba su vida, su familia exige justicia y advirtió que podrían preparar una demanda millonaria contra la corporación El cuerpo del joven, de 18 años de edad ?lavacarros, según su familia, y traficante de indocumentados o "pollero" según la base de datos de la Patrulla Fronteriza, asesinado la tarde del pasado 31 de diciembre en la zona limítrofe con San Isidro--, fue velado en la principal agencia funeraria de Tijuana Los gastos estuvieron a cargo del Consulado de México en San Diego En entrevista, el vocero de la Patrulla Fronteriza, Raúl Martínez, indicó que la investigación está en manos de la Policía de San Diego, y dijo que, de acuerdo con el informe del agente, éste fue agredido a pedradas por el joven, "por lo que su vida estaba en peligro y utilizó su arma de fuego" Señaló que, en el momento en que el oficial disparó, "el sujeto se dio la vuelta para volver a México, pero avisamos a las agencias de México, como el Grupo Beta, y al Consulado mexicano, de la posibilidad de que hubiera una persona herida en México, y comenzó la investigación por parte de la Policía de San Diego" Ante la posibilidad de que el agente supuestamente agredido pudiera haber utilizado balas de goma, Martínez precisó que "el oficial tuvo menos de un segundo para reaccionar, y en estos casos, el agente necesita decidir en menos de un segundo si está arriesgando su vida Uno tiene poco tiempo para decidir si utilizar algo más que el arma de fuego" El vocero de la corporación precisó que, en el año fiscal de 2004 a 2005, las agresiones de migrantes contra elementos de la Patrulla Fronteriza se han incrementado en 93 por ciento Afirmó que, en 2005, se presentaron 253 casos de agresiones y, en 2004, se registraron 134 Por su parte, la señora Ofelia Rodríguez pidió justicia para su hijo y para que sus nietos, de 2 años y 6 meses, que quedan en la orfandad y a cargo de la joven viuda, Maira, de apenas 17 años de edad La madre del joven dijo que las autoridades de Estados Unidos no reconocerán que la muerte de su hijo fue resultado de un asesinato, sin otros calificativos "Yo me siento agredida porque mi hijo no era un animal, y no aventó piedras Era un ser humano ¿Por qué me lo trataron de esa manera??", se preguntó la mujer, quien pidió el apoyo del gobierno para sus nietos, con el fin de que no queden en el desamparo Añadió que su nuera, Maira, no puede hacerse cargo ella sola de sus nietos A su vez, los hermanos de Guillermo, Agustín y Rosa, afirmaron que la intención del joven era cruzar hacia territorio norteamericano para visitar a unos familiares en Fresno, California Con frecuencia, Guillermo cruzaba la línea divisoria por la zona de la colonia Libertad, conocida como "Cañón Zapata", principal punto de cruce de indocumentados hasta hace 10 años, antes de que iniciara la construcción de una cerca fronteriza, que llevó a la migración hacia zonas lejos de los núcleos urbanos Agustín Martínez declinó dar más información sobre la forma en que ocurrieron los hechos, los cuales atestiguó, pero entre los familiares de Guillermo, presentes en la funeraria del Río, trascendió que podría prepararse una demanda millonaria contra la Patrulla Fronteriza, si se logra comprobar que la agresión fue injustificada

Comentarios