Dos décadas de retroceso

jueves, 5 de enero de 2006
* Los resultados del nuevo modelo de desarrollo económico en México han sido negativos Colima, Col , 4 de enero (apro)- A dos décadas de que se adoptara un nuevo modelo de desarrollo para la economía mexicana, los resultados económicos y sociales "no han sido los esperados, más bien ha habido retrocesos y, si se le compara con el anterior modelo que prevaleció por treinta años en México, francamente sale perdiendo", sostiene el doctor Juan González García, director de la Facultad de Economía de la Universidad de Colima En un estudio, el también miembro del Centro de Investigaciones sobre la Cuenca del Pacífico de esa institución educativa indica que se generaron en México enormes expectativas en torno a la inserción en los mercados internacionales de bienes y servicios, pero "hasta ahora, si bien hay que reconocer algunos cambios estructurales tanto en el aparato productivo como en la estructura de la base exportadora, los resultados globales del modelo en su vertiente exportadora son negativos" Expone que el modelo de economía abierta no irradia a toda la sociedad y sólo algún segmento del sector exportador ha logrado ciertos beneficios "El ideal ?expresa? sería que a dos décadas de implementado, dicho modelo ya hubiera bajado a toda la estructura económica y social mexicana, pero lo único que ha logrado es ampliar las desigualdades económicas y sociales en la economía y población mexicana" González García añade que en relación con la estrategia de firmas de acuerdos de libre comercio con los bloques comerciales dominantes, así como con algunos países importantes, particularmente con la Unión Europea, el país también ha registrado resultados negativos, pues los déficit comerciales del modelo, se expresan con la relación comercial que tiene México con la UE El académico advierte que el discurso del mercado potencial y el alto nivel de ingreso que hay en los países que constituyen la UE carecen de valor objetivo, pues la gran mayoría de las empresas mexicanas está fuera de toda posibilidad de subirse al tren de la exportación de este gran mercado "Más bien ?apunta? creemos que la única posibilidad de revertir esta situación (lograr incorporar a las más posibles empresas a la exportación) sería en el mediano plazo, siempre y cuando se aplicara desde ahora un modelo de economía competitiva, tanto al interior como al exterior del país, para así generar los eslabonamientos industriales, comerciales, etcétera, que se requieren para crear y consolidar una base exportadora, realmente nacional y viable" En las conclusiones de su estudio denominado Las empresas mexicanas ante los retos del mercado europeo ¿Qué posibilidades existen ante la UE?, Juan González recomienda observar las dos caras de la moneda ante la apertura comercial, pues, hasta ahora, "por pensar sólo en que los acuerdos serán benéficos y nos traerán oportunidades, nos ha hecho enfrentar dichas aperturas sin una estrategia global de eslabonamientos de los sectores económicos entre sí y con los pocos exportadores" Según los resultados observados hasta ahora, menciona, los tratados de libre comercio han generado mayores déficit, por lo que considera necesario estar conscientes de que en el corto plazo este nuevo segundo gran TLC ante la Unión Europea, al igual que la apertura global, ampliará los problemas de la estructura productiva mexicana y, por el lado comercial, ampliará la brecha deficitaria de la cuenta corriente de la balanza de pagos Advierte que de momento los riesgos superarán a las oportunidades y que dependerá de las empresas y, principalmente, del gobierno, intentar revertir esta situación Sin embargo, aclara que el hecho de que en lo general se presenten resultados negativos, no excluirá la posibilidad de que algunas empresas, sobre todo grandes y que sí han generado estrategias competitivas por sí solas, obtengan algunos beneficios, pero "ello será insuficiente para revertir las tendencias observadas durante casi dos décadas del modelo de economía abierta mexicano" González señala que, independientemente de la situación nacional e internacional, hasta ahora no se ha hecho una evaluación somera en torno a los beneficios reales de la apertura, pues no concluye esta apertura y práctica de acuerdos de libre comercio En relación con las variables relacionadas con las bondades esperadas del modelo de economía abierta, como empleo, salarios y capacidad exportadora sobre bases nacionales, el investigador argumenta que no se han cumplido las expectativas: "El modelo global de economía abierta no ha generado los empleos requeridos para la Población Económicamente Activa (PEA), pues en 20 años no se han generado más de 10 millones de empleos y, de acuerdo con Dussels Peters (2000) las empresas exportadoras sólo participan con el 565% del empleo total, incluyendo a la industria maquiladora y el 9036% del empleo restante, lo generaron las empresas que no están vinculadas al comercio exterior" Ejemplifica que en los dos primeros años del gobierno de Vicente Fox, se perdieron 508 mil 868 empleos, y cerca del 50% de éstos en la industria maquiladora de exportación En cuanto a las mejoras salariales, agrega González, desde 1980 hasta la actualidad tanto los salarios mínimos como los manufactureros han descendido en forma constante "Peor, los manufactureros tienden a ajustarse a los mínimos y, ambos representan cerca del 30% del nivel alcanzado en 1980 El 80% de la PEA, recibe entre 1 y 5 salarios mínimos mensuales Eso sí, la PEA, ocupada en actividades de exportación (no más del 6%) recibe entre 4 y 5 salarios mínimos en promedio", puntualiza

Comentarios