En la Basílica, desalojo de comerciantes establecidos

jueves, 5 de enero de 2006
* Unos mil agentes de diferentes corporaciones participaron en el operativo * Unos 250 locatarios del Corredor del Peregrino aseguran que la medida es ilegal, porque son propietarios México, D F, 4 de enero (apro)- Mediante un aparatoso operativo policial, el Gobierno del Distrito Federal desalojó violentamente, la madrugada de este miércoles, a 250 comerciantes establecidos que operaban en el llamado Corredor del Peregrino, un largo pasaje comercial ubicado en el costado oriente de la Basílica de Guadalupe El área que ocupaban estos comerciantes fue donada, en el 2003, Andrés Manuel López Obrador, a las autoridades de la Basílica de Guadalupe, quienes ahí construirán un ultramoderno complejo religioso-comercial denominado Plaza Mariana, el cual contará con un museo guadalupano, un área de criptas que serán puestas a la venta, estacionamientos subterráneos y centros comerciales Durante más de un año, los comerciantes se negaron a abandonar sus locales, argumentando que eran de su propiedad, por lo que la donación que hizo López Obrador a la Iglesia ?insisten-- es completamente "ilegal y arbitraria" Sin embargo, Patricia Ruiz Anchondo, jefa delegacional en Gustavo A Madero, decidió finalmente utilizar la fuerza para desalojar a los comerciantes y entregar a la Iglesia el área, de casi 30 mil metros cuadrados que le regaló el actual candidato del PRD a la Presidencia En el operativo participaron 600 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública; 100 efectivos de la Policía Auxiliar; 300 agentes de las direcciones generales de la Gustavo A Madero; 25 miembros de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y 25 más de la PGR El líder de los comerciantes desalojados, Jesús Badillo, relató el suceso: "Iba a ser un operativo sorpresa No se nos iba a avisar a los comerciantes que el desalojo sería la madrugada de hoy miércoles 4 Sin embargo, gente de la propia Gustavo A Madero nos filtró la información por anticipado, por lo que decidimos permanecer en nuestros negocios toda la noche del martes Y efectivamente, como a las once de la noche vimos llegar varios camiones repletos de granaderos Primero cerraron todas las vialidades que dan a la Basílica, como la calzada de los Misterios y la de Guadalupe A nadie dejaron entrar a partir de esa hora Después, como a la una de la mañana y en coordinación con policías auxiliares, se metieron al mercado a punta de golpes y mentadas de madre Ahí estuvieron agrediéndonos y destrozando nuestros locales comerciales "Lo más sorprendente es que, junto con la policía, también llegó todo un grupo de trabajadores de la delegación Gustavo A Madero que traían picos y barretas con las que empezaron a tumbar nuestros locales Traían hasta maquinaria pesada, como trascabos, palas mecánicas y manos de chango con la que siguen tumbando muros" --¿Ustedes no opusieron resistencia? --Qué podíamos hacer ante ese aparatoso despliegue policial ¡Nada! Sólo arriesgar nuestra vida inútilmente Pero eso sí, nos defenderemos en los tribunales Interpondremos demandas por allanamiento y daño en nuestra propiedad Y además por robo, pues la policía se robó la mercancía que teníamos en nuestros negocios No somos ambulantes Somos comerciantes establecidos y dueños de nuestros locales Juan de la Rosa, otro comerciante del corredor del peregrino, lamentó: "La policía arrasó con todo De pronto, nos quedamos sin mercancía y sin fuente de trabajo? En la vil calle" Comentó que los policías entraron al mercado lanzando gases lacrimógenos, amagando y empujando incluso a niños, ancianos y mujeres que decidieron pasar la noche en sus locales para cuidar la fuente de ingresos de sus familias: "En la madrugada, todo esto era una gritadera La policía sacaba sus pistolas y sus toletes; nos golpeaban; nos lanzaban gases lacrimógenos; y con barretas, quebraban los candados de nuestros negocios para luego saquearlos Había un saqueo espantoso, vigilado por un helicóptero que toda la noche estuvo sobrevolando y haciendo ruido con sus aspas" Muestra una protuberancia en su frente y moretones en los pies: "Son las huellas de la golpiza que recibí", se quejó El comerciante habló en el propio corredor comercial, frente a lo que queda de su local: una cortina metálica completamente caía al piso y apachurrada, el techo derribado, boquetes en las paredes, escombros y más escombros Aquí y allá, en todo el Corredor del Peregrino se observan los destrozos: techos caídos y muros derribados como si fuera una zona de guerra recién bombardeada Pero son los potentes trascabos de color amarillo los que están demoliendo el mercado, levantando grandes polvaredas Pequeños grupos de granaderos, diseminados por todas partes, vigilan la demolición También intervienen en la vigilancia los guardias de seguridad privada de la Basílica, pertenecientes a un grupo llamado Zorros Son altos, musculosos, y sujetan de una correa a perros entrenados para atacar Impotentes, los comerciantes observan cómo van cayendo las bardas de lo que fueron sus locales Algunas mujeres lloran Ancianos y niños están sentados en el piso Ya no protestan a gritos Sólo observan Sus ojos enrojecidos reflejan el desvelo Un poco más allá, en el edificio de la Gustavo A Madero, la delegada Patricia Ruiz Anchondo daba una conferencia de prensa en la que habló del éxito del operativo: "La salida de los comerciantes se realizó de manera voluntaria? El saldo que se reporta es blanco Con incidentes menores de dos personas; una lesionada por caída y otra que presentó crisis nerviosa" Agregó que el operativo se realizó durante toda la noche y de inmediato se realizaron los trabajos de desmantelamiento, que incluyó un operativo sanitario y de limpieza: "Para retiro de mercancías y escombros --agregó--, se puso a disposición de los locatarios 22 camiones de volteo, 2 retroexcavadoras, 2 cargadores frontales, un gato hidráulico y 3 torres de iluminación" La delegada dijo que este operativo fue para hacer cumplir la donación de 29 mil 534 metros cuadrados que hizo López Obrador a las autoridades de la Basílica, la cual quedó asentada en un decreto publicado el 8 de abril de 2003, en la Gaceta Oficial del Distrito Federal La Fundación Plaza Mariana ?encabezada por el arzobispo Norberto Rivera Carrera y por Diego Monroy, rector de la Basílica-- es hoy la propietaria formal de esos terrenos Optimista, Ruiz Anchondo dijo que los comerciantes hoy desalojados tendrán cabida en ese centro religioso-comercial, siempre y cuando acrediten sus derechos

Comentarios