La danza en los grandes festivales mexicanos

lunes, 9 de enero de 2006
San Luis Potosí, SLP, 9 de octubre (apro) - Es tal la crisis económica, que tanto el Festival Internacional Cervantino (FIC) y el Festival Internacional de Danza Contemporánea de San Luis Potosí son casi la única oportunidad para ver danza de primera Y uno pensaría que si ya que se ha hecho un gasto tan fuerte para traer artistas que cobran en euros y dólares, cuando menos se debería propiciar que hicieran extensas giras por todo el país Esto último no es competencia de los festivales sino de las instituciones que supuestamente los auspician Pero no La comunicación parece haberse roto entre las diversas áreas de Conaculta, y a tal grado que los grandes promotores artísticos hacen sus contactos con los directivos de los festivales y tratan de crear una mínima y precaria red que les permita dar cuando menos dos o tres funciones más en el país Por ejemplo, la famosísima compañía japonesa Sankai Juku se presentó una vez en Chihuahua, otra en San Luis y en dos ocasiones en Guanajuato Siendo tal vez la agrupación más importante de la danza butoh mundial, ¿no debería haberse presentado en más sedes? ¿No podría Monterrey, Guadalajara, la Ciudad de México, entre otras integrarse a un circuito para promover este tipo de actividades? Así, por citar un ejemplo: la compañía Cave Canem de Francia viajó a México para presentarse en el Festival de San Luis, todo con la ayuda de la Alianza Francesa Fue esta institución la que intentó colocar en diferentes sedes la propuesta artística Al final sólo dieron una función en esta ciudad y otra en Monterrey Triste, el coreógrafo no podía entender que no se hubiese podido conseguir otra función al menos "No hay dinero", "son montajes difíciles para nuestros teatros", son algunas de las respuestas que se escuchan de los promotores y directivos de festivales, y queda claro con ello que la danza no es una arte que se venda fácilmente, o que las áreas culturales intenten promover de manera seria y sistemática Y surge la pregunta de ¿cómo hay tanto dinero para sueldos de diputados, jueces, campañas políticas, eventos presidenciales, ayuda al extranjero y no hay dinero para hacer promoción artística? Hasta ahora ambos, tanto el Festival Cervantino como el Festival de San Luis, han tenido que echar mano de ayuda de embajadas y patrocinadores extragubernamentales para poder sacar adelante su programación Ni Conaculta ni INBA han podido contribuir de forma consecuente a cofinanciar algún proyecto De tal manera que si usted quiere ver danza de otras partes del mundo ?e incluso buena danza mexicana--, debe ahorrar lo suficiente para comprarse un pasaje de avión, pagar un hotel, comidas Lo bueno es que no hay que preocuparse por el precio de las entradas Y es paradójico que mientras en Nueva York un boleto para ver a Sankai Juku cuesta cien dólares, en el Festival de San Luis sólo costó treinta pesos

Comentarios