La leyenda de Chava Flores

lunes, 9 de enero de 2006
México, D F(apro)- A Salvador Chava Flores lo llamaron "El compositor festivo de México", el gran "Cronista de la vecindad" y se le consideró "El creador del folclore urbano" Nuestro cantautor reía, complacido Cuando hace 30 años, en 1976, durante una presentación suya en época de posadas festejaba un cuarto de siglo de haber comenzado a escribir canciones, me relató antes de subir a su segunda tanda nocturna: "No sé por qué empecé a componer; fue una ocurrencia De pronto me entró por hacer una canción que se llamó Dos horas de balazos y trataba de criticar las películas mudas de los cowboys Relataba de que venían los bandidos, robaban a la muchacha e iba el muchacho para acabar con todos" En las áridas regiones de la América del Norte se agarraron a balazos policías y ladrones? Salvador Flores Rivera tenía entonces 57 años de edad y guardaba "muy gratos recuerdos" de su niñez Nació en la Calle de la Soledad, en La Merced, barrio bravo del corazón capitalino, su "México de ayer" Lo entrevisté varias veces y cuando no estaba cantando Fumaba uno tras otro sus cigarros Delicados y charlaba gustoso, ameno conversador así estaba en la peña "El Mesón de la Guitarra" Sólo se detenía si le pedían autógrafos, sobre todo si era de alguna damita, el pícaro Chava no se hacía del rogar con las "chicas temidas de la vecindad" Prosiguió: "Inmediatamente me llegó la primera oportunidad para grabarla Yo tenía unos amigos compositores que presenté en el café de la XEW, y escuchó mi canción don Guillermo von Hausen, lueguito quería llevársela; pero yo estaba enojado con él y no se la di Además, yo no vivía de eso "Luego fueron a suplicarme que les diera Dos horas de balazos, y se la di a Fernando Rosas, quien se la llevó a Mariano Rivera Conde, quien estaba en la RCA Víctor, me mandó llamar y la ensayamos Cuando me preguntó qué otra canción tenía, le dije que era la única `¡No puede ser`!, insistió: ?Todos los que vienen aquí traen 200, mil? ¡A ver, cante otra, o compóngala!?" Como los personajes de Dos horas de balazos son puros pistoleros gringos (Tom Lee, Quick Jones, Bill Boy y Tim McCoy), Chava recordó su infancia: "Voy a hacer una canción 100 por ciento mexicana" De esta manera, el 11 de enero de 1952, grabó La tertulia en disco, a la vuelta de Dos horas de balazos Años más tarde, haría una parodia country de los mexicanos que buscan la felicidad en Estados Unidos: Pobre Tom Rabiosamente mexicano, solía decir con gracia inigualable: "¡Voooy?! ¿A poco no se me nota que soy suizo? Si no me lo notas, entonces ya no se me nota nada Vivo feliz en México, como dijo Pepe Guízar, el Pintor del paisaje nacional, como México no hay dos Pero si hubiera otro, ?tons sí ya nos habríamos ido pa?llá" --¿Cómo compone sus canciones? --Con la guitarra Han de ser más de 200, no todas de tipo festivo Hay unas de corte sentimental, pero todas llevan mi estilo Nunca he cantado nadita y creo que, en la historia de los compositores de México, soy el único que ha luchado por triunfar con mi voz La tertulia fue todo un éxito con Pedro Infante y, pronto, Dora María, Los Hermanos Reyes, Los Costeños y tantos otros le solicitaron más Siguieron La Bartola, Un chorro de voz, La interesada, El gato viudo, Ingrata pérfida y Llegaron los gorrones Fueron 13 éxitos al hilo y cinco de diez canciones de Chava entraron en la lista del hit parade nacional "Antes me decían ?El compositor festivo de México?; hoy soy ?El folclorista urbano? y mañana quién sabe cómo me digan Pero si ya hay folclore provinciano, campirano, pues eso de folclorista urbano me va bien Es precisamente lo que he hecho Si llamamos folclore a todo lo que nace de nuestro espíritu, de nuestra vivencia inicial, digamos, si el canto sale natural, espontáneo, se puede llamar así: folclore urbano" --¿Piensa que ha sido importante que la juventud revalore su obra? --Importante y necesario A nosotros nos atascaron de música que no es nuestra, que nada tiene que ver con el sentimiento mexicano Este movimiento del folclore desde México a la Patagonia es, somos una misma cosa En mis viajes por los países latinoamericanos me encontré con que la única estupidez son las fronteras, porque todos pensamos de manera similar "La prueba es que nos traen el folclore argentino y la gente se queda con los ojos cuadrados por lo hermoso que es, aunque sin admirarse ¿Por qué? Porque a usted le tocan un bambuco colombiano y le parece yucateco Le tocan música venezolana y le parece que está en Veracruz Todos los jóvenes se están identificando con lo latino y de ahí nace su interés por conocer la música de México, ¡Dígame si no es importante! Hoy más que nunca hay grupos de folclore con violín, jarana huasteca, arpa, guitarrón tipo michoacano Tocan sones jaliscienses y de México entero" --¿Y usted por qué no toca? --No, yo no toco, nunca me he atrevido a tocar mis canciones ante el público; pero algún día te voy a enseñar mi álbum de música, allá en la Cuitláhuac Tengo absolutamente de todo tipo Estoy enamorado de la música antigua Me fascina porque es la verdadera: música de antes de la Revolución mexicana del siglo XIX, del tiempo de la Colonia, ¡preciosa! Es música que se está repitiendo, entonces, dime si no es necesario el folclore que está reviviendo eso que teníamos muerto y enterrado Es hermoso que esto siga --Pero el rock también tiene lo suyo? --Por más ruido que hagan esos señores con sus guitarras eléctricas no podrán llegar a lo que logran estos conjuntos de folclore Cuando le pregunté a Chava si la televisión lo llamaría para realizar un homenaje ese 1976 por sus 25 años como compositor, expresó: "No tienen por qué llamarme Todo lo hago por afición y cariño a la música" Y se despidió: "Yo espero algún día tener una buena grabadora para ofrecer mis cintas a las universidades Por ahora, tengo una colección de música folclórica que no llega ni al 5 por ciento de lo que alcanzaríamos a tener"

Comentarios

Otras Noticias