Matar o morir

lunes, 9 de enero de 2006
México, D F (apro)- La más reciente cinta de Sam Mendes, director de Belleza americana, está basada en el libro de un excombatiente estadunidense llamado Anthony Swofford, quien habla sobre sus experiencias en la guerra contra Irak, la llamada "Operación Tormenta del Desierto" Soldado anónimo ("Jarhead", EU, 2005), cuenta la historia de Swofford, un joven lector de Camus que se enlista en el ejército por razones que ni el mismo conoce: su preparación como soldado (la primera mitad de la cinta) y su eventual viaje a Irak, primero para cuidar los pozos petroleros de Kuwait, posteriormente para entrar en combate una vez desatada la guerra En la película de Mendes, las experiencias de guerra de Swofford oscilan entre el romanticismo y la crudeza: un puñado de jóvenes se enlista para servir a su país, orgulloso de ser estadunidenses Se hermanan para sobrevivir en un mundo (Irak) que atenta contra la libertad Estos jóvenes podrían convertirse en héroes si no es porque, detrás de lo mencionado, existe una cruda realidad: los protagonistas están ahí porque no tienen otra opción de vida En el fondo, no entienden muy bien dónde se han metido, mucho menos entienden esta guerra y a sus "enemigos", y probablemente, por mucho que griten y maldigan a los iraquís, es probable que "matar" no sea del todo una experiencia romántica, como lo demostraron los cuerpos calcinados de sus contrincantes Finalmente, la guerra es la guerra, por más romántico que uno lo quiera ver En este contexto casi esquizofrénico, los protagonistas se comportan a la altura de las circunstancias; es decir, rayan entre la locura y la cordura; entre la euforia y la tristeza profunda; entre insultos raciales y gestos fraternales; entre sus instintos asesinos y la compasión por el ser humano A cada momento, la personalidad de todos amenaza con desbordarse Estos soldados no tienen a nadie más que a ellos; algunos si acaso con sus familiares, pero hay otros que no cuentan ni con su perro Como el propio Swafford: su madre al borde de la locura, su hermana demente, su padre alcohólico, y una novia, cuyo amor no resistirá la prueba del tiempo y la distancia Entraron ahí para matar pero, en el campo de batalla, las cosas cambian La realidad se impone, los sentimientos se mezclan, la razón se contrapone y, al final, todo es un acto de sobrevivencia Excelente cinta, que más que una crítica a la guerra, resulta un ensayo sobre la condición humana