El Salvador: Amonestación internacional

lunes, 23 de octubre de 2006
San Salvador, 23 de octubre (apro) - El Salvador vuelve a ser noticia internacional, no a causa de un conflicto bélico civil, sino por otro tipo de guerra: una imparable ola de criminalidad La situación ha provocado que, incluso, los diplomáticos acreditados en este país abandonen sus comentarios off the record y se pronuncien públicamente por un alto inmediato a la violencia De lo contrario, advierten, El Salvador corre el peligro de frenar su crecimiento económico y la inversión extranjera E incluso, señalan el riesgo de que se reviertan los acuerdos que pusieron fin a la guerra civil (1980-1992) Después de haber sufrido una guerra fraticida de doce años que dejó 75 mil muertos, 6 mil desaparecidos y unos 40 mil lisiados, ahora los salvadoreños enfrentan una espiral de violencia que mantiene a la población bajo un estado de impotencia, incertidumbre y terror, debido al embate de grupos criminales y pandillas, que cometen diariamente más de 10 homicidios, 30 extorsiones y más de 500 asaltos a mano armada Una mañana de clima agradable se ensombrece con facilidad Por ejemplo, el 18 de octubre el tráfico en el muy transitado bulevar Los Próceres fue detenido y se provocó un embotellamiento de varias horas ante el hallazgo de tres cadáveres de jóvenes que habrían sido asesinados por estrangulamiento y sus cuerpos abandonados en dicha zona, que está a sólo unos pocos metros de la casa presidencial En un hecho insólito, el embajador de Estados Unidos en San Salvador, Douglas Barclay, durante su discurso en el que anunció el pronto cese de sus funciones, fustigó al gobierno de Antonio Saca por mostrar incapacidad para detener la ola de violencia y por los altos niveles de corrupción en el Estado A los empresarios les reprendió por no pagar sus impuestos como debe ser Además, criticó a la oposición por contribuir al clima de polarización política y de preocuparse más por sus propios intereses, dejando de lado "el bien común de la nación" "El crimen violento obviamente desmotiva la inversión extranjera Tiene el potencial de destruir todas las oportunidades creadas por Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (CAFTA, por sus siglas en inglés), los beneficios de la Cuenta del Reto del Milenio y otras iniciativas comerciales y económicas El Salvador debe poner un alto a la violencia criminal ahora", dijo de forma tajante Barclay El Salvador se ha convertido en el país más violento y peligroso de Latinoamérica, superando incluso a Colombia, con una tasa de 55 homicidios por cada cien mil habitantes, lo cual es el doble de la media en América Latina Al menos uno de cada cinco salvadoreños ha sido víctima del crimen El pasado 3 de octubre, por ejemplo, se registraron 22 asesinatos Barclay repasó todas esas escalofriantes cifras y, al mismo tiempo, exhortó a los funcionarios públicos y al sistema de justicia a ser probos y a actuar conforme a las leyes, y a los jueces les demandó independencia judicial para que "no sean víctimas de presiones políticas" Agregó: "El Salvador simplemente no se puede dar el lujo de que cualquiera robe fondos de las arcas públicas Cada dólar robado es uno menos para seguridad, acceso a agua potable, salud y educación" En el mismo sentido llamó a los salvadoreños, especialmente a los empresarios, a pagar debidamente sus impuestos "Esto no debe continuar Los salvadoreños deben pagar sus impuestos No hay espacio para gorrones que le roban la posibilidad de un mejor futuro para sus conciudadanos", aseguró el diplomático, a quien en sus tres años de servicio se le acostumbró a ver en silencio, quizás por su poco conocimiento del español El informe del 2005 de la Agencia de Ayuda al Desarrollo de Estados Unidos (USAID), titulado Estrategia para los Estados frágiles, indica obstáculos que ponen en riesgo la estabilidad de algunos países y los sitúa bajo la categoría de "Estados en crisis" Los "Estados en crisis", según Washington, son "aquellos donde el gobierno no ejerce efectivo control sobre su propio territorio o es incapaz o no tiene la voluntad de asegurar servicios vitales a partes significativas de su territorio, en donde la legitimidad del gobierno es débil o no existente, y donde el conflicto violento es una realidad o un gran riesgo" Entre los países señalados como "Estados en crisis" se encuentran Sudán, Afganistán, El Salvador y Sierra Leona Los escuadrones Por otra parte, un alto diplomático de una nación europea, que no quiso identificarse, aseguró que "su país y la Unión Europea están muy preocupados por el resurgimiento de escuadrones de exterminio o escuadrones de la muerte" Dijo: "Estamos esperando el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre un caso (de Mauricio García Prieto, presuntamente asesinado por escuadrones de la muerte) En caso de condena a El Salvador sería grave" García Prieto fue asesinado en junio de 1994, dos años después de la firma de la paz Instituciones locales e internacionales, como la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y el Centro de Justicia y Derecho Internacional (Cejil), han denunciado que existen pruebas evidentes de la existencia de grupos de exterminio que si bien no actúan desde el Estado, lo hacen con impunidad También las ejecuciones sumarias y arbitrarias han proliferado en el último año Decenas de cadáveres aparecen amordazados, con señas de torturas y con un disparo en la nuca o en la cabeza Marcela Smuth, funcionaria del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y encargada del proyecto Sociedad sin Violencia que nació hace siete años, afirma que en El Salvador la violencia está asentada en factores multicausales, que tienen que ver con la exclusión y la inequidad a que está sometida una parte de la población, además de patrones culturales que están arraigados y legitimados "Existe una amplia disponibilidad de armas en la población civil, que tienen que ver con el incremento de la letalidad de la violencia", aseveró la funcionaria del PNUD Se estima que unas 450 mil armas están en manos de civiles, de las que apenas 170 mil están registradas El 80% de los homicidios son cometidos con armas de fuego En los siete años de Sociedad sin Violencia, se han dado recomendaciones técnicas y científicas que ayudarían a reducir la violencia existente Decenas de expertos de Latinoamérica y de otras partes del mundo han dado a conocer sus estudios y experiencias en otros lugares donde la criminalidad ha sido detenida, pero el gobierno salvadoreño ha hecho caso omiso, a tal grado de provocar frustración en los expertos En 1999, la tasa de homicidios era de 413 por cada cien mil habitantes; en 2000, la tasa incrementó dos puntos, pero en 2001, 2002 y 2003, llegó a 36 por cada cien mil Iba en descenso, según las estadísticas del Instituto de Medicina Legal En 2003, el gobierno de Francisco Flores decidió aplicar el represivo Plan Mano Dura contra las pandillas Un año después la tasa creció a 434; en 2005 la tasa se disparó: 555 homicidios por cada cien mil En 2006, la cifra será igual o superior Y al cierre de esta edición, el presidente Antonio Saca realizaba una gira por Taiwán, Japón y Corea del Sur En Taipei, Saca y su delegación se enfrentaron al reclamo de empresarios asiáticos que claman y están preocupados por los problemas de seguridad que afronta El Salvador "Ellos comprenden que la seguridad ciudadana es vital para mantener la seguridad de sus inversiones", aceptó el canciller Francisco Laínez "Creo que uno de los problemas más grandes que tiene El Salvador es que no cuenta con una política integral de seguridad ciudadana, la que debería contemplar desde iniciativas que tienen que ver con la prevención hasta el control Se debe articular esta política Hasta el momento se han hecho programas e intervenciones, pero están desarticulados y muchos de ellos no cuentan con un soporte analítico para saber dónde y como está focalizada la violencia", apuntó finalmente Smuth, del PNUD Sin mencionarlos, se refiere a los fracasados planes de Mano Dura y Súper Mano Dura, que pretendieron exterminar el fenómeno del pandillerismo de los "maras", pero el "remedio resultó peor que la enfermedad": los "maras" se han internacionalizado y tienen redes en Estados Unidos, México, Centroamérica y Europa

Comentarios