Colombia-Estados Unidos: El plan inútil

domingo, 8 de octubre de 2006 · 01:00
La versión de Washington y del gobierno de Álvaro Uribe sobre sus avances en el combate al narcotráfico sufrió dos reveses: The New York Times publicó un informe que muestra "el fracaso del Plan Colombia", y una investigación oficial de este país revela que los cultivos de coca elevaron su rendimiento, por lo que siguen abasteciendo eficazmente al mercado mundial de cocaína Actualmente, la producción de la droga en Colombia podría ser "la más alta en la historia del país", sostiene un especialista consultado por Proceso BOGOTÁ- El pasado 5 de junio, el gobierno colombiano tuvo que aceptar que el país produce mucha más cocaína de lo que se pensaba, como reveló un estudio de la Subdirección Estratégica y de Investigaciones del Departamento Nacional de Estupefacientes (DNE) Por si fuera poco, el 19 de agosto el diario The New York Times, en una nota firmada por Juan Forero, publicó que el Plan Colombia, mediante el cual Estados Unidos apoya la política de antinarcóticos del país, ha fracasado, pues la oferta de cocaína no ha disminuido en el mercado estadunidense, la calidad del alcaloide sigue siendo de primera y el precio se mantiene estable "En Colombia, las casi 86 mil hectáreas de hoja de coca cultivadas produjeron el año pasado 776 toneladas métricas de cocaína tipo exportación, 279 toneladas más de las que estimaba la policía y 231 más que las que el gobierno de Estados Unidos tenía en sus cálculos", aseguró en entrevista con Proceso Carlos Medina, subdirector del DNE, que está adscrito al Ministerio del Interior y de Justicia En la investigación mencionada se descubrió que la productividad de la mata de coca es muy superior a lo que se creía Pero además, en algunas regiones colombianas como Guaviare, Meta y Catatumbo, los narcotraficantes se tecnificaron, por lo que logran cosechar más de seis veces al año (anteriormente eran cuatro) Lo anterior motivó que el vicepresidente, Francisco Santos, propugnara una política más efectiva contra las drogas "Es increíble que nadie se haya dado cuenta de que en Colombia se produce mucha más cocaína de la que hablan los informes Muévanse, señores, las cifras son contundentes", dijo Según Medina, la investigación no demuestra que haya aumentado la producción de cocaína en el país, "porque no existe ningún estudio anterior que se pueda comparar con éste Lo que se puede deducir es que se está produciendo más cocaína de la que se pensaba Muy seguramente, en los años anteriores se estaba produciendo lo mismo" Y explica que los cultivos rinden lo suficiente: "Comprobamos la hipótesis de que se estaba surtiendo el mercado en materia de oferta Por un lado, el consumo de cocaína en Europa y América del sur aumentó, y Estados Unidos se mantiene estable Si usted tiene en cuenta el incremento en el consumo de cocaína y la estabilidad en su precio y pureza, deduce que el mercado está satisfecho "Si sumáramos toda la cocaína que se incautó el año pasado, podríamos pensar que hay un margen mínimo de alcaloide disponible para el consumidor; sin embargo, el precio no se ha afectado, quiere decir que hay mucha oferta" Esfuerzo infructuoso Desde el 2000, el gobierno de Álvaro Uribe, con la ayuda económica de Estados Unidos a través del Plan Colombia, ha impulsado la erradicación de cultivos ilícitos por medio de la aspersión aérea de herbicidas También se utiliza un método manual para que los campesinos que siembran coca se encarguen de destruir las siembras ilegales a cambio de que el Estado les ayude a implantar un proyecto agrícola alternativo Pero The New York Times, con base en estadísticas y en la opinión de expertos, llegó a la conclusión de que el Plan Colombia, en el cual Washington ha invertido más de 4 mil 700 millones de dólares en seis años, no ha cumplido su objetivo principal: reducir los cultivos ilícitos en 50% en cinco años En una nota titulada La coca colombiana sobrevive los planes de Estados Unidos para destruirla, se asegura que en el país sudamericano existe el mismo número de hectáreas de coca sembradas que en 2000, cuando se inició la fumigación aérea El periódico agrega que los cultivos se han trasladado a zonas remotas y cada uno ocupa menos terreno para dificultar que lo detecten y destruyan En otras palabras, el negocio avanza El balance entre inversión, pérdidas y ganancias en el narcotráfico difiere del que arroja cualquier actividad económica legal En su libro El imperio de la droga Narcotráfico, economía y sociedad, Francisco Thoumi asegura que "la coca (el cultivo) representa menos de 1% del precio callejero de la cocaína en Estados Unidos y en Europa" Según The New York Times, Colombia, Perú y Bolivia siguen abasteciendo el mercado mundial El Reporte Mundial de Drogas 2006, de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC), indica que Colombia tiene el mayor porcentaje de cultivos de coca en el mundo con 54%; le sigue Perú, con 30%, y Bolivia, con 16% Los precios de la cocaína en las calles estadunidenses son estables e incluso ha aumentado su pureza Para The NewYork Times, estos son claros indicadores de que la oferta de estupefacientes en su país sigue siendo elevada, pues el precio del kilogramo de cocaína es de 35 mil dólares y existen 65 millones de consumidores de esta droga, lo que representa 40% de los 13 millones de consumidores que constituyen el mercado mundial En Europa, donde el kilo cuesta 50 mil euros, la región central y oriental tiene 33 millones de consumidores de cocaína La policía antinarcóticos colombiana informaba de una caída de la producción de coca: de 163 mil 289 hectáreas sembradas en 2000, a 85 mil 750 en 2005, gracias a la erradicación manual y la fumigación aérea Además, reportó que en 2002 se decomisaron 81 toneladas de cocaína, y 169 en 2005 El debate A raíz de las nuevas cifras y de la crítica de The New York Times, se cuestionó en Colombia la efectividad de la fumigación con el herbicida glifosato que promovió el gobierno estadunidense y que tantas críticas ha suscitado entre los ambientalistas por sus efectos nocivos sobre la población y la naturaleza También hay dudas sobre la tesis que manejan las autoridades nacionales e internacionales, según la cual la droga que llega a Europa y Estados Unidos sale de stocks que permanecen no sólo en Colombia, sino en países como México y Venezuela Un investigador consultado por Proceso, quien prefirió mantener en reserva su identidad, explicó que "si esas cifras (del DNE) están bien, la producción de coca es la más alta en la historia del país" Sin embargo, según él, no está clara la metodología con la cual esa oficina recopiló los datos "Ellos utilizaron el sistema de satélites SIMCI (Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos), que únicamente identifica lotes grandes y, según se ha podido establecer, la gran mayoría de los lotes de coca en Colombia tiene menos de 08 hectáreas Por sus características técnicas, el satélite identifica lotes superiores a una hectárea, de ahí que según los datos del DNE el tamaño de un lote de coca en Colombia es de 12 hectáreas", agrega Según el experto, desde el satélite no se sabe si el equipo de investigación puede entrar en las zonas de cultivo y no está claro cómo se superó este impedimento de seguridad "Es dudoso que pudieran entrar a Vichada y Guainía, (departamentos) donde se sabe que el control de las FARC es absoluto Ellas tienden a controlar zonas de alta producción Si sólo pueden identificar lotes grandes en zonas de las FARC, cómo garantizan que pudieron entrar Además, no tomaron fotos de los lotes", dice El investigador explica que "mientras que la policía de Colombia, la embajada de Estados Unidos y firmas contratistas estadunidenses como Dyncorp insisten en que la mortandad de la mata de coca con la fumigación es de 80%, expertos independientes que visitan periódicamente cultivos ilícitos aseguran que en la primera fumigada es de 20% o 25%, en la segunda de 40% o 50%, y que sólo si se fumiga tres veces dentro de un período máximo de seis meses el mismo lote, la mortandad podría llegar a 80%, y esto no se está haciendo" En contraparte, el subdirector del DNE, Carlos Medina, asegura a Proceso que el margen de error de la investigación es mínimo y que, por ende, tiene un alto grado de confianza Se tomó como base la información oficial para hacer el marco muestral aleatorio y con operaciones matemáticas se seleccionaron más de 400 lotes y 700 parcelas para hacer las pruebas También se usó cartografía digital e información sobre pisos térmicos, entre otras tecnologías "Teníamos previstos problemas de seguridad ?continúa Medina?, pues actores armados no dejaban entrar a algunos de los lotes Cuando esto ocurría, seleccionábamos dos lotes cercanos con similares condiciones, así no perdíamos el concepto de aleatoriedad ni el de oportunidad "La gran diferencia con las investigaciones anteriores está en el marco muestral y en el trabajo de campo El gobierno colombiano y las Naciones Unidas hicieron este estudio con un marco muestral mucho más grande, seleccionado de manera aleatoria Tengo entendido que el gobierno de Estados Unidos no maneja el concepto de aleatoriedad, sino el de oportunidad, es decir, adonde pueden entrar" El funcionario indica que la investigación mostró realidades sociales que pueden orientar al gobierno colombiano en su estrategia contra las drogas Por ejemplo, señala, que casi 33% de los campesinos que siembran coca no procesan la base para venderla a guerrilleros, paramilitares o narcotraficantes que continúan el procedimiento en los laboratorios clandestinos, sino que sólo siembran la hoja y la venden, con una ganancia mínima "Cosechan por presión de los delincuentes y por miedo", afirma Medina Otro 30% procesa la pasta y el resto elabora incluso la base de cocaína "Las FARC los mete a ellos en una dinámica de explotación ridícula, no les pagan sus cosechas, sino la mitad, y le dejan amarrado el resto para la siguiente cosecha, de manera que no pueden dejar de cultivar Les pagan con vales para que reclamen su mercancía en tiendas que los grupos armados les indican Crean economías ficticias en donde una gaseosa puede costar hasta 30 mil pesos (13 dólares); es claro que el campesino no se enriquece, mientras la guerrilla, los paramilitares y los narcotraficantes, sí", dice Carlos Medina Uno de los expertos entrevistados por The New York Times fue Rusell Crandall, exasesor de la Casa Blanca en la materia, quien aseguró: "Si fuéramos a evaluar el Plan Colombia por sus criterios iniciales, el resultado de la lucha contra la droga sería dudoso, en el mejor de los casos Podemos alterar la metáfora ?estamos viendo la luz al final del túnel, etcétera?, pero lo que queda finalmente son resultados descorazonadores a la hora de reducir la cantidad de droga que llega a Estados Unidos" Pese a las críticas, el actual zar antidrogas estadunidense, John Walters, le dijo al diario neoyorquino que "en los últimos cinco años se han comprimido los cultivos Lo que se ve es que el tráfico y los cultivos que quedan ahora en Colombia están bajo intensa presión" Tanto Washington como el gobierno de Uribe afirman que la aplicación del Plan Colombia ha debilitado a la guerrilla y a los paramilitares, los grupos relacionados directamente con el tráfico de drogas "Estarían inundados de coca" Según Camilo Echandía, especialista y profesor de la Universidad Externado de Colombia, "toda la producción de coca asociada a las FARC se trasladó geográficamente Ya no son los territorios del sur oriente colombiano los más importantes en términos de producción, como eran en el pasado Guaviare, Caquetá, Meta y Putumayo, sino que en este momento se trasladaron al sur occidente colombiano (Nariño), en donde no hay una identificación clara de las áreas de cultivo "Esto, por un lado, muestra la rapidez que tiene la oferta para compensar los esfuerzos de la fumigación y la erradicación por parte de las autoridades, y de otro lado está mostrando cómo el escenario de la guerra en este país cambió" Para Echandía, la sola medición de las hectáreas sembradas de coca es un dato limitado: "Debe tenerse en cuenta que, a pesar de que el área sembrada se reduzca, la productividad por hectárea se incrementa Eso es lo que explica por qué la exportación puede estar aumentando; en un área menor se puede estar produciendo más por el cambio en las variedades de coca" Cuando se abrió este debate, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) emitieron un comunicado por internet, en el cual se mostraron de acuerdo con The New York Times en que el Plan Colombia es un fracaso La guerrilla dice que las cifras de consumo siguen iguales y que Estados Unidos no combate el consumo de sus "32 millones de adictos" Para las FARC, "la llamada guerra contra las drogas" no es más que una excusa de Washington "para continuar su injerencia en los países andinos", "el tráfico de drogas produce 750 mil millones de dólares al año" y "el 85% se queda en el sistema financiero de Estados Unidos", por lo que acusan al gobierno de George W Bush de tener una "doble moral" También en respuesta a la información del diario estadunidense, el saliente ministro del Interior colombiano, Sabas Pretelt, dijo ante la prensa que "en vez de recibir tanta crítica de esos medios, deberíamos tener más solidaridad con un país que se ha sacrificado; porque allá en Estados Unidos andan consumiendo coca y aquí nosotros estamos poniendo los muertos" Dados los resultados desalentadores de la erradicación aérea en 2002, el gobierno de Uribe decidió incrementar la aspersión con glifosato, de manera que en 2004 el herbicida cayó sobre más de 130 mil hectáreas de coca "Si no lo hubiéramos hecho, Estados Unidos y Europa estarían literalmente inundados de coca", dijo Pretelt El director de la Fundación Seguridad y Democracia, Alfredo Rangel, aseguró, en su columna de la revista Cambio de septiembre, que "la lucha contra la producción de drogas ilícitas no ha sido un éxito y hoy estamos en el mismo punto en que estábamos antes del comienzo del Plan" No obstante, dice, "hay que reconocer que gracias al Plan Colombia el Estado colombiano logró, en una primera etapa, incrementar su capacidad de control sobre el territorio y detener el deterioro de la situación de seguridad, y en una segunda instancia, avanzar significativamente en la recuperación de la tranquilidad pública Esto, por supuesto, es lo más alejado de un fracaso" Y el pasado 23 de agosto, en rueda de prensa, el jefe de la diplomacia estadunidense para América Latina, Thomas Shannon, aseguró que si se compara la situación actual del narcotráfico en Colombia con la de 2001 "hay una gran diferencia" Añadió que "el Plan Colombia ha sido un éxito Y lo que es más importante, en nuestras relaciones futuras con Colombia, nuestra tarea será asegurarnos de que podamos consolidar y profundizar ese éxito" También el funcionario de la Dirección Nacional de Estupefacientes, Carlos Medina, defendió la fumigación, pues "la región con menor número de cosechas y más bajo rendimiento fue la región del Pacífico, justamente donde se ha concentrado la aspersión aérea" A decir de Medina, la gran mayoría de los mil 389 campesinos entrevistados para el estudio del DNE dijo haber sufrido pérdidas en sus cosechas por la fumigación "Lo que hay que dimensionar es el tamaño de las operaciones, que tal vez se queda corto frente a la dimensión del problema Pero no hay que ignorar que, según el SIMCI, los cultivos ilícitos en Colombia se han reducido en 50% en los últimos años" Camilo Echandía concluye: "Si los recursos se siguen invirtiendo en la misma estrategia, pues está condenada al fracaso No sólo hay que golpear la producción, sino hacer más interdicción para que, por ejemplo, los precursores químicos indispensables para el proceso no lleguen a donde se transforma la pasta en cocaína Además, si la guerrilla sigue teniendo control en muchas regiones, pues la oferta se va a compensar rápidamente Es importante que la guerrilla no tenga la misma movilidad" Entre tanto, el miércoles 4 el presidente electo de México, Felipe Calderón, que hizo una rápida visita al país como parte de una gira por Centroamérica y Sudamérica, informó en conferencia de prensa que en su reunión con Álvaro Uribe, "he tenido la oportunidad de escuchar aportaciones derivadas de la experiencia que han adquirido los cuerpos de seguridad del Estado colombiano en esta lucha" En México, aseguró, "queremos aprender de las mejores experiencias y aplicar acciones contundentes en la lucha contra la inseguridad en nuestro país, que aquí en este país se ha traducido en la política de seguridad democrática" l

Comentarios