Argentina: El regreso de los golpistas

lunes, 9 de octubre de 2006
Buenos Aires, 9 de octubre (apro) - El último dictador argentino, Reynaldo Benito Bignone, asomó la cabeza desde el ostracismo después de años de silencio No lo hizo desde una celda porque hace un año quedó en libertad al vencerse el plazo de su prisión preventiva Tampoco intentó esbozar un "mea culpa" por su papel en la represión Ni mostró arrepentimiento por los 30 mil desaparecidos En el marco de un contexto enrarecido por la desaparición de un "testigo clave" en un juicio contra un represor condenado a prisión perpetua, amenazas a militantes de derechos humanos y jueces y fiscales que investigan a exjerarcas de la dictadura y torturadores, Bignone redobló la apuesta: exhortó a los "jóvenes" argentinos "a terminar lo que nosotros no pudimos" "Qué difícil resulta a los que ya no somos y nos quedan pocas fuerzas decirles a estos chicos: ¡sigan adelante! Terminen lo que nosotros no supimos ni pudimos terminar Son jóvenes Además, no arremeten contra molinos de viento, sino contra personas de carne y hueso que, cargados de odio, deformaron la moderna historia argentina Y ellos, que no la vivieron, pretenden ponerla en su lugar ¿Qué es eso sino una heroica quijotada?", dijo el exdictador en una carta publicada en la página de internet de la agrupación "Argentinos por la memoria completa" Este grupo está conformado por familiares y allegados de militares o fuerzas de seguridad que actuaron en la "guerra sucia" y por decenas de uniformados, retirados o en actividad Hasta hace unas semanas, su principal portavoz era Karina Mujica, una esbelta mujer que elogiaba sin pudor a la última dictadura (1976-83) y se mostraba como ferviente defensora de la moral occidental y cristiana Una "cámara oculta" la descubrió trabajando en un prostíbulo de Mar de Plata, el principal centro turístico de la costa atlántica argentina, a 400 kilómetros al sur de Buenos Aires Allí, bajo el mote de "Valentina", cobraba unos 65 dólares por una hora de sexo Las imágenes transmitidas por el canal América TV son elocuentes Se la ve posar junto a otras tres chicas con una minifalda y sugestivas prendas en un lupanar de lujo del balneario bonaerense "Bienvenido a la sala de torturas; te voy a destrozar", le decía a sus clientes, según contó uno de ellos en un foro de Internet Mujica, cuyo discurso había seducido a la ultraderecha nacional, debió renunciar a su cargo por "motivos de salud" Pero el tropezón no significó una caída para el ala más combativa de quienes realizan la apología de la represión Ofensiva completa Argentina ha sido invadida en los últimos tiempos por una ofensiva que reivindica lo actuado por la última dictadura La campaña se agudizó cuando comenzaron los juicios contra represores después que la Corte Suprema declaró la inconstitucionalidad, a mediados de 2005, de las llamadas "leyes de perdón", aprobadas bajo presión militar durante el gobierno de Raúl Alfonsín (1983-89) "Son nostálgicos, no tienen ningún poder", dice en entrevista con Apro el coronel Horacio Ballester, presidente del Centro de los Militares para la Democracia (CEMIDA), una entidad conformada por uniformados pensionados que se opusieron a la dictadura "El clima es tenso, y todo se debe a la derogación de las leyes de perdón (llamadas de Punto Final y de Obediencia Debida) Ahora, los represores se dan cuenta de que se ha terminado su impunidad porque ya no tienen un poder profundo como para frenar los juicios Por ello recurren a amenazas mafiosas", dijo Ballester, de 79 años de edad El primero en ser condenado fue el represor Julio Simón, el "Turco" Julián, quien recibió una pena de 25 años de prisión El segundo en caer fue el exjerarca de la policía bonaerense Miguel Etchecolatz, "amo y señor" de los campos de detención de la provincia de Buenos Aires, condenado a prisión perpetua El testimonio del albañil Julio López, de 77 años, exdetenido-desparecido, fue clave durante este juicio celebrado en la ciudad de La Plata, 65 kilómetros de Buenos Aires Un día antes de conocerse el fallo, el 17 de septiembre pasado, López desapareció Nada se sabe de él desde entonces El humilde albañil se ha convertido en la persona más buscada del país Su foto está en todos los periódicos, en las ventanillas de las patrullas de la policía y se han enviado 25 millones de textos a usuarios de telefonía celular pidiendo datos sobre su paradero La desaparición de López detonó una serie de amenazas escritas contra los jueces y fiscales que llevan las causas de decenas de represores que deben ser juzgados en los próximos meses También fueron amenazados militantes de organismos de derechos humanos, como la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto "El secuestro y desaparición de López es un mensaje mafioso para jueces, fiscales y testigos Les dicen: `no se metan en estos temas porque su vida corre peligro`", sostiene Ballester En el caso se involucró hasta a la Iglesia Católica, fuertemente cuestionada por su rol durante la dictadura El portavoz del Episcopado de Buenos Aires, el sacerdote Guillermo Marcó, acusó al presidente Néstor Kirchner de "dividir" al país con su política de revisión del pasado y de fomentar la "discordia" entre los argentinos "Si un presidente fomenta cierta división, termina siendo peligroso para todos Hay que dejar de alentar odios y de levantar el dedo acusador", dijo Marcó Kirchner le respondió enseguida: "¿Por qué un presidente de la discordia? ¿Por qué peleo por la justicia, por la equidad, porque no haya impunidad, por los pobres, por el trabajo, por la patria? ¿Esto es ser un presidente de la discordia? Soy un presidente de la discordia entonces Dios es de todos y el diablo llega a los que usan pantalones y también a los que usan sotana", enfatizó La Iglesia aclaró que la opinión de Marcó no reflejaba su posición oficial Pero ya era tarde La tensión fue en aumento A medida que crecía la incertidumbre por el paradero de López, la agrupación "Argentinos por la memoria completa" organizó una concentración ayer en la céntrica Plaza San Martín para revindicar lo actuado por la dictadura Las críticas al gobierno y a su política de derechos humanos fueron el común denominador de la cita, donde se exigió una amplia amnistía general a través del Congreso y una consulta popular a favor de los militares procesados "Ningún soldado puede pedir perdón por defender a su patria", dijo Ana Lucioni, hija de un teniente asesinado por la guerrilla en 1976, quien preside la comisión de homenaje permanente a los muertos "por el terrorismo" "Sólo los fanáticos los apoyan El 95 por ciento de los que fueron a esa concentración ?unas 5 mil personas según la policía y 15 mil de acuerdo con los organizadores-- era gente mayor La juventud no toma sus banderas, no se deja engañar Hay que hacer caradura para hablar de falta de respeto a los derechos humanos ¿Cómo piden amnistía y perdón si ellos no están arrepentidos?", preguntó Ballester La convocatoria cobró realce público cuando la entidad dio a conocer la carta firmada por el exdictador Reynaldo Bignone dirigida a los "jóvenes" y en la que los exhorta a "terminar lo que nosotros no pudimos" "Yo no sé que pretende decir con esto ¿Qué sigan matando gente?", replicó el presidente del CEMIDA Bignone fue el último de los jerarcas de la dictadura que se inició el 24 de marzo de 1976 tras el derrocamiento de la presidenta constitucional Isabel Martínez de Perón, "Isabelita", viuda del tres veces mandatario Juan Domingo Péron El primero, Jorge Rafael Videla, cumple prisión preventiva; los otros dos, Roberto Viola y Leopoldo Galtieri, murieron hace años El exjerarca asumió el poder en julio de 1982 en reemplazo de Galtieri, en plena desbandada tras la derrota militar en las Islas Malvinas En su gestión, decretó una auto-amnistía para todos los militares y miembros de las fuerzas de seguridad que actuaron durante la represión ilegal, pero la medida fue declarada inconstitucional tras la llegada de la democracia También fue el encargado de llamar a elecciones y entregó el poder el 10 de diciembre de 1983 a Raúl Alfonsín, de la Unión Cívica Radical (UCR-socialdemócrata) Bignone arrojó más leña al fuego Admitió a radios locales haber escrito la carta, pero dijo que no era convocante de la movilización promovida por "Argentinos por la memoria completa" "Yo no tengo ningún muerto en mi haber, ¿qué notable, no? En la noche me preocupa más qué es lo que va a aparecer mañana en la prensa En mi gestión no (hubo desaparecidos), en absoluto, no mandé a matar Yo duermo tranquilo", declaró Pero Ballester lo desmiente: "Es mentira Tiene dos muertos, los soldados Luis Steimberg y Luis García, que desaparecieron en el Colegio Militar cuando Bignone era su jefe", a comienzos del régimen, indica Bignone hoy está libre Estuvo con prisión domiciliaria casi seis años por su responsabilidad en el robo de bebés durante la dictadura, pero en 2005 la cámara federal ordenó su libertad porque consideró vencido el plazo de su prisión preventiva sin condena Desde entonces mantuvo un bajo perfil hasta que decidió escribir la carta de la discordia "Es despreciable" su actitud, reaccionó el ministro del Interior y habitual portavoz del gobierno, Aníbal Fernández El diputado "kirchnerista" y exdirigente del grupo guerrillero Montoneros Miguel Bonasso, dijo que la carta firmada "por el genocida Bignone" no tiene precedentes "por su cinismo, su brutalidad, su descaro" "¿Es qué no bastaron con 30 mil desaparecidos? ¿Es qué no fueron robados suficientes niños?", se preguntó Organismos de derechos humanos estiman en 500 el número de bebés desaparecidos durante la dictadura, 85 de los cuales fueron hallados por Abuelas de Plaza de Mayo y recuperaron su identidad "Quieren hacer retroceder la política de derechos humanos de este presidente Nosotros no vamos a permitir que se vaya atrás en esa cuestión ni en ninguna de las cuestiones que hacen a la soberanía popular", dijo, a su vez, el gobernador bonaerense, Felipe Solá, uno de los más cercanos aliados de Kirchner El coronel retirado Ballester es más cauto: "Aunque haya malestar (en las Fuerzas Armadas) no pasará absolutamente nada Por más que quisieran hacer un golpe, no tienen las condiciones ni el apoyo interno y externo para hacerlo Hoy hay que preocuparse por la justicia El que pecó, que pague; y el que no tiene nada que ver, que siga adelante", concluye

Comentarios