Ecocidio de Olegario en Lindavista

domingo, 12 de noviembre de 2006
Un área boscosa del norte de la ciudad, con alrededor de 400 árboles, fue totalmente arrasada, con la "complicidad" de las autoridades capitalinas, para que uno de los empresarios más cercanos a la pareja presidencial, el magnate Olegario Vázquez Raña, construya otro de sus hospitales de superlujo, el Ángeles Lindavista Indignados, los vecinos de la zona organizan una serie de actos de protesta contra ese "ecocidio" que, afirman, daña la salud colectiva en favor del negocio con la salud privada? Con la "complicidad" de las autoridades del Distrito Federal, el Grupo Empresarial Ángeles (GEA), propiedad del magnate Olegario Vázquez Raña, arrasó arbitrariamente una superficie de más de 13 mil metros cuadrados de área boscosa ?al norte de la Ciudad de México? para construir el hospital Ángeles Lindavista, uno más en su cadena de nosocomios de superlujo Esto provocó que los colonos de la zona estén organizando manifestaciones de protesta contra uno de los empresarios consentidos del foxismo, ya que aparte de arrebatarles la única área verde con que contaban, Olegario construye su nuevo hospital violentando, al parecer, toda normatividad en materia ambiental y urbana El ingeniero Jorge Rivera, uno de los vecinos afectados, exclama indignado: "Ese hospital pisotea los derechos de todos nosotros ¡Es una arbitrariedad! El señor Vázquez Raña podrá tener mucho dinero y poder, pero eso no le da derecho de pisotear a quien se le ponga enfrente" Y advierte: "Eso sí le decimos: No nos vamos a dejar, pues a los vecinos jamás nos consultaron para arrasar con nuestra área verde y poner ahí el hospital que, de construirse, provocará un terrible impacto ambiental: escasez de agua, daño a los mantos freáticos, incremento del tráfico vehicular y del ambulantaje, más basura y la consiguiente contaminación por los desechos químicos y bacteriológicos del hospital "Seguramente, las autoridades capitalinas llegaron a arreglos nada rectos para permitir esa construcción No les importó el daño ecológico ni la planeación urbana ¡Nada! Se impuso la corrupción" Con una extensión de 13 mil 805 metros cuadrados, el controvertido predio está situado entre las avenidas Río Bamba y Ricarte ?en las colonias Lindavista y Magdalena de las Salinas Era una tupida zona arbolada compuesta por 400 álamos, fresnos, truenos, eucaliptos, olmos, cedros, palmeras y casuarinas Durante años, fue propiedad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que había instalado un vivero en el predio De ahí que los habitantes lo hayan bautizado con el nombre de El Vivero Aun en el estiaje, los árboles siempre estaban verdes, ya que a poca profundidad pasa un río subterráneo que mantiene la tierra siempre húmeda Luego fue adquirido por el Infonavit, el cual en un tiempo intentó construir ahí un conjunto habitacional, pero se lo impidió la presión vecinal Y continúo siendo un ecosistema muy apreciado en esa zona urbana Pero de pronto, subrepticiamente, el pasado 5 de septiembre, al pequeño bosque arribó un nutrido grupo de taladores que, equipados con potentes motosierras, empezaron a tumbar los árboles, para asombro de los vecinos Uno de ellos, Pedro de Abiega Celorio, relata: "De manera furtiva, como ladrones, los taladores llegaron la madrugada de ese día Comenzaron por tumbar los árboles más escondidos, para que nosotros no nos diéramos cuenta Era muchísima gente Traían bastante maquinaria, como si fueran a desmontar en la selva amazónica "Pero los vecinos terminamos por escuchar el ruido de las motosierras Cuando empezamos a organizarnos ya era muy tarde; habían tumbado los 400 árboles y destruido el único pulmón con que contábamos en la colonia Lindavista El daño estaba hecho Todo fue muy rápido" ?¿Los taladores traían permiso de las autoridades del Distrito Federal? ?Sí Y eso es lo peor de todo Las autoridades, que seguramente obtuvieron buen dinero por permitir el ecocidio, pusieron como pretexto que los árboles estaban enfermos y en mal estado, lo cual es una total mentira Eran árboles maduros, sanos y con mucho follaje ¡Caramba!, soy ingeniero agrónomo y sé de estas cosas El pretexto al que se refiere De Abiega es un "levantamiento forestal" dado a conocer el 1 de junio pasado por la Dirección General de Regulación y Vigilancia Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente del Distrito Federal Ahí se señala que el predio era un "terreno subutilizado", cuyos árboles ?los enumera? estaban secos, inclinados o con plaga; algunos hasta tenían "gusano barrenador", por lo que podían tirarse Este veredicto dio pie ?aseguran los colonos? para arrasar con el área verde y poder sustituirla con el hospital de Vázquez Raña Amistades productivas Según la propia Secretaría del Medio Ambiente (SMA) ?en su expediente DIR-MG-1536/2005?, el predio pertenecía al Infonavit y fue comprado, desde noviembre de 2004, por la empresa Unidades Comerciales Santa Fe, SA de CV, cuyo "apoderado" y "presidente de su consejo de administración" es Olegario Vázquez Raña El contrato de compraventa se hizo ante el notario público 116 del Distrito Federal, Ignacio Morales Lechuga, quien fue procurador general de la República En el expediente de la SMA, no se menciona el monto de la transacción Sin embargo, en un avalúo que en 2003 realizó el banco BBVA Bancomer ?número AA03560323?, se indica que el "valor comercial" del terreno es de 39 millones 193 mil pesos En el mismo expediente de la SMA, se mencionan las características que tendrá el hospital Ángeles Lindavista: contará con dos edificios, uno de los cuales albergará 166 consultorios y el otro será propiamente el hospital, con 90 camas Cada edificio tendrá seis niveles de altura En total, abarcarán 34 mil 596 metros cuadrados de construcción Aparte de un moderno helipuerto, el hospital dispondrá de servicios de urgencias y hospitalización, áreas quirúrgicas, terapia intensiva, laboratorio clínico patológico, banco de sangre, farmacia, servicios de radiología e imagen Señala que el personal que atenderá el hospital ?médicos, enfermeras, empleados administrativos? será de aproximadamente 800 personas Y que "el número de visitantes y/o población flotante" girará en torno de las mil 536 personas por día Además, el Ángeles Lindavista tendrá un estacionamiento subterráneo de más de 9 mil metros cuadrados Y otro "estacionamiento descubierto" de 2 mil 882 metros cuadrados Ambos dispondrán de 625 cajones para automóviles Inclusive, en el expediente se calcula el tiempo en que se construirá el hospital: serán 22 meses de obra Para compensar el aniquilamiento del bosque, la SMA resalta las ventajas del hospital de Olegario: contribuirá "al mejoramiento de la fisonomía y paisaje urbano, por poseer valores estéticos generales y particulares, y en consecuencia, beneficios sociales y psicológicos en la población" De esa manera, el de Lindavista se sumará a los 14 hospitales Ángeles que ha instalado el grupo GEA en todo el país, que en total cuentan con 140 quirófanos y mil 600 camas, y son atendidos por 8 mil 500 especialistas en 35 ramas diferentes, según se informa en su página en internet Aparte del Ángeles Lindavista, Olegario Vázquez Raña está por abrir seis hospitales más: en Monterrey, Puebla, Ciudad Juárez, Tampico, Mexicali y otro en la zona de Satélite en el Estado de México Tiene "la red privada de servicios hospitalarios más grande del país" El empresario también ha incursionado exitosamente en el sector turístico: es propietario de la cadena hotelera Camino Real ?con 22 hoteles en toda la República?, así como de los restaurantes La Huerta Y en el sector de las comunicaciones, Olegario posee el Grupo Imagen, que cuenta con más de 70 estaciones radiofónicas A principios de este año, adquirió el periódico Excélsior en 585 millones de pesos, rescatándolo de la ruina financiera Su hijo Olegario Vázquez Aldir, quien es director general de GEA, dijo: "Nosotros somos empresarios, y como tales, lo que sabemos hacer es construir empresa En ningún momento nos hemos sentido ni médicos ni chefs ni hoteleros ni periodistas" Hábil para congraciarse con el poder político, Vázquez Raña colocó a la hija del presidente Vicente Fox, Ana Cristina, como gerente de Relaciones Públicas de la empresa Real Turismo, operadora de sus hoteles Camino Real, según información publicada por La Jornada el 16 de julio de 2005 Y en sus hospitales Ángeles permitió que familiares de Marta Sahagún ?esposa de Fox? operaran farmacias y tiendas de flores y regalos Olegario supo, pues, corresponder a la pareja de Los Pinos, que lo ha llevado a su más alta expansión empresarial y mediática Salud privada vs salud pública Ahora, sin embargo, GEA está siendo duramente cuestionado por organizaciones de colonos que se oponen a la construcción de su nuevo nosocomio, principalmente por la Asociación de Residentes de la Colonia Lindavista y por la Coordinación de la Junta Vecinal de Lindavista Sur Dice Pedro de Abiega Celorio: "Vázquez Raña siempre estuvo empecinado en poner su hospital en esta zona, donde ya hay bastantes hospitales En un principio, supimos que intentó comprar el hospital MIG, ubicado también en Lindavista, pero no se lo quisieron vender También estuvo en pláticas para comprar un terreno por Lomas de Lindavista, cerca de San Juanico, donde pensaba edificar su nosocomio Tampoco logró nada "Hoy, resulta una ironía que finalmente haga su centro de salud a costa de tumbar una fuente de salud y de oxígeno, como es un área verde Inclusive, la tierra de nuestro bosque, que es tierra lama muy fértil, se la están llevando en camiones de carga quién sabe para dónde Le están rasque y rasque al suelo En su lugar, piensan poner una enorme plancha de asfalto" Comenta que, en los años cincuenta, toda esa zona era un fértil terreno que pertenecía al ejido Magdalena de las Salinas y que poco a poco fue sufriendo expropiaciones con el argumento de que se le dejaría al IMSS para que fuera de utilidad pública "Eran terrenos ejidales que fueron expropiados para beneficio de los derechohabientes del Seguro Social, para el bien común Se estimaba que habría áreas verdes Y a ese último terreno arbolado, el IMSS incluso lo había habilitado como vivero Pero mediante oscuras artimañas, ahora pasó a manos de un particular" ?¿Estaba catalogado como área verde en el momento en que lo compró Olegario Vázquez Raña? ?Al principio, su uso de suelo era de área verde Pero luego, misteriosamente y sin consultarnos, se le catalogó como un terreno de equipamiento urbano, pese a que las autoridades nos habían prometido que no cambiarían su uso de suelo "Y lo peor es que ahí se planea construir un hospital privado y supercaro, al que sólo los ricos podrán tener acceso ¡Hombre!, ni siquiera será un hospital para el pueblo ¡Todo fue una burla!" Pedro Anaya García, uno de los ejidatarios originales a los que expropiaron la zona, cuenta: "En 1955, nos expropiaron 109 hectáreas con el argumento de que serían para construirles casas, parques y jardines a los obreros Nos decían que habría muchas áreas verdes Todo nos lo pintaron muy bonito Pero ya ve, acaban de tumbar el último pedazo verde Tal vez nosotros los ejidatarios, por la vía legal, podamos impedir que ahí se construya un edificio" Actualmente, nada queda del bosque El Vivero Es sólo un predio terregoso circundado por una malla ciclónica Trascavos y camiones de volteo, trabajadores con pico y pala alistan la superficie para levantar el hospital Ángeles Lindavista En tanto, los vecinos organizan marchas de protesta, bloquean algunas vialidades ?como las calles Río Bamba y Montevideo? y tapizan los muros con carteles en los que externan su repudio: "Respeten nuestros derechos ciudadanos"? "¿Qué leyes autorizaron el ecocidio?"? "El gobierno corrupto permitió talar 400 árboles"? "No maten nuestros mantos acuíferos"? "¡Fuera el hospital Ángeles!"? Cientos de vecinos organizados han mandado, de manera individual, un escrito dirigido a la SMA; al jefe de gobierno capitalino, Alejandro Encinas; a la Contraloría del Distrito Federal y a la delegación Gustavo A Madero, para que les den información sobre cómo fue que autorizaron la construcción de Vázquez Raña En el escrito se señala que en la obra "no aparece información alguna sobre permisos, licencias o autorización que haya otorgado autoridad alguna" Por lo que, dicen los colonos, "presumimos que se violan las normas establecidas en la Ley de Desarrollo Urbano y su reglamento, la Ley Ambiental y su reglamento, la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, entre otras" Comenta la señora Carmen Traslosheros: "El gobierno capitalino dizque ha organizado mesas de diálogo con nosotros Nos manda con un funcionario y otro Les pedimos que nos muestren sus estudios de impacto ambiental y urbano, que nos digan cómo fue que autorizaron la obra Pero nada Todo lo esconden Sólo nos están dando largas mientras se construye el hospital" A su vez, Amelia González Frausto, con 47 años de vivir en la Lindavista, concluye nostálgica: "Ese parque era nuestro pequeño Bosque de Chapultepec Todo tupido de árboles frondosos Nunca dejamos que lo dañaran Era una zona de pura tranquilidad Y mire nada más qué terrible crimen: arrasaron con todo nuestro bosque" ?¿Qué están pidiendo ahora? ?Que regresen el área Ya nosotros nos encargaremos de volver a plantar árboles? ?

Comentarios