60 años de la Escuela Nacional de Arte Teatral (II)

lunes, 13 de noviembre de 2006
México, D F, 13 de noviembre (apro)- El pasado 16 de octubre, en el Teatro Salvador Novo del Centro Nacional de las Artes se llevó a cabo la ceremonia conmemorativa del 60 aniversario de la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT), a la cual asistieron diversos actores cuya presencia fue un aliciente para los jóvenes alumnos de esta institución que, ilusionados, esperan poder algún día ocupar un lugar importante como el de alguna de las personalidades que en su momento egresaron de esta escuela La ENAT se encuentra en el momento de replantear su vida académica y el tipo de egresados que quiere formar, circunstancia que incluye el rescate en su programa de estudios de la carrera de Dirección Escénica, que desapareció en 1979 y que vendría a cubrir un hueco importante en la formación teatral mexicana Dentro de su proceso de reestructuración está considerado un nuevo plan de estudios para la generación de un teatro que hable de la sociedad en la que vive, que tenga una relación más íntima con el público que desafortunadamente se aleja cada vez más de las salas "Tenemos graves restricciones presupuestales, pero eso es algo que vivimos todos en este país La educación hace mucho que está en crisis y el teatro no se salva de ello, es un problema general de la educación artística en México", comenta Antonio Algarra, actual director de la ENAT "Por otra parte, en el terreno profesional los estudiantes de actuación tienen una gran dificultad para integrarse a los casi inexistentes mercados laborales, cada vez hay menos productores privados y menos recursos en las instituciones de gobierno Por eso en la ENAT estamos promoviendo la construcción de colectivos de teatro que permita que los chicos se inserten de mejor manera, tratando incluso de ser autogestivos para generar sus propias fuentes de trabajo", señala el director de la ENAT Esta circunstancia de escasez de fuentes de trabajo se agrava si consideramos que, a diferencia de los años en los que fue creada la ENAT, actualmente han proliferado las escuelas de teatro, algunas muy serias como el Centro Universitario de Teatro (CUT), el Colegio de Literatura Dramática y Teatro de la UNAM, la Casa del Teatro y Casa Azul, pero también muchas academias "patito" que sólo logran generar frustración en sus egresados Por eso uno de los grandes retos de la ENAT, a 60 años de su creación, es intentar volver a ser un motor importante en la generación del teatro mexicano, con una formación más homogénea que promueva nuevas formas de producción independientes Sólo de esta forma la ENAT podrá seguir siendo lo que el dramaturgo Emilio Carballido, alumno, maestro, director, consejero y amante de la ENAT, ha señalado: "una oposición a otras escuelas con modelos de éxito falsos, de gloria deplorable, de aparente triunfo por las peores razones del mundo, como la televisión y su ambiente que ha manchado de droga y prostitución las carreras histriónicas, o como esas escuelas donde se amaestra a los muchachos para convertirlos en artículos de consumo, desechables"

Comentarios