Negociación cancelada

domingo, 26 de noviembre de 2006
Mientras las diversas corrientes del PRD ratifican su decisión de impedir que "el espurio" Felipe Calderón rinda protesta en San Lázaro el 1 de diciembre, las instancias que conforman el movimiento encabezado por Andrés Manuel López Obrador ?el Frente Amplio Progresista, la Convención Nacional Democrática, el "gobierno legítimo"? exigen definir cómo enfrentarán "la ruptura del pacto social por el fraude del 2 de julio": si mediante una estrategia gradual o con la ruptura radical Ante la versión que empezó a circular en algunos medios informativos sobre una posible negociación entre el PRD y el PAN para permitir la rendición de protesta de Felipe Calderón como presidente de México en San Lázaro, Andrés Manuel López Obrador convocó a los coordinadores parlamentarios de su partido para manifestarles su preocupación y les adelantó que presentaría su propia agenda legislativa, deslindándose así de cualquier acuerdo cupular en el Congreso El pasado 13 de noviembre, la fracción del PRD en la Cámara de Diputados fijó su agenda legislativa mínima A partir de entonces, diversos medios publicaron que la aceptación de ésta por el PAN era el precio para permitirle a Felipe Calderón una toma de posesión tersa Convocados todos los coordinadores parlamentarios del Frente Amplio Progresista (FAP) para un encuentro con López Obrador antes de su toma de posesión como "presidente legítimo" el 20 de noviembre en el Zócalo capitalino, el cónclave fue aprovechado para abordar el tema de Felipe Calderón y el 1 de diciembre La tarde del viernes 17 de noviembre, los coordinadores parlamentarios del PRD, Javier González Garza (de los diputados) y Carlos Navarrete (de los senadores), llegaron puntuales al encuentro López Obrador les soltó: "Ustedes tienen un compromiso y saben si lo cumplen o no", según la versión que el propio González Garza les dio a algunos legisladores Y es que la ambigua postura que los legisladores de la corriente Nueva Izquierda dejaron correr sobre si permitirían o no la toma de posesión de Calderón, provocó que se les recordara que el 5 de septiembre los legisladores de PRD, PT y Convergencia firmaron "la declaración por la dignidad, la democracia y el restablecimiento del orden constitucional", donde rechazaron la usurpación y declararon que no permitirían que "el presidente espurio tome posesión el 1 de diciembre Todo ello en el marco de la resistencia civil pacífica y hasta el restablecimiento del orden constitucional" Ahí también, de acuerdo con la versión coincidente que diversos diputados dieron a Proceso, el tabasqueño les reclamó la aprobación de los nuevos magistrados electorales: "De qué se trata, ¿de autoapuñalarnos? Están negociando, pero no están sacando nada" Incluso, con algo de sorna le dijo a González Garza: "O qué, ¿ya te ofrecieron un canal de televisión para la izquierda?" Molesto, el coordinador de los diputados perredistas le aclaró: "No quieras poner las cosas como que te estamos traicionando, porque allá hay diputados que están trabajando, y duro" De acuerdo con las fuentes consultadas, López Obrador, más que reclamarles, les dijo que hasta el momento el PRD no ha sacado nada en su beneficio y menos para su causa Dante Delgado, otro de los participantes en el encuentro, trató de hacerle ver a López Obrador que la participación de los legisladores del FAP en el nombramiento de los magistrados electorales fue correcta, para "evitar así quedar fuera de los acuerdos, como ocurrió en octubre de 2003, cuando se aprobó la conformación del Instituto Federal Electoral" Reclamos y coincidencias Para dejar clara su posición, y ante las versiones de que el PRD negociaba su agenda mínima con el PAN, el tabasqueño les adelantó que él, como presidente legítimo, ya tiene su propia agenda, la cual no sólo se las haría llegar materializada en propuestas de ley, sino que la daría a conocer durante su toma de posesión, incluyendo un presupuesto de egresos cuyo eje principal sería buscar mayores recursos en materia de salud, educación y sistema social Proceso consultó con distintos legisladores la versión y todos coincidieron en que fue un encuentro para tratar de conciliar posiciones y que en ningún momento se trató de una imposición de López Obrador Algunos rechazaron de plano que se haya tratado de un "regaño" y recordaron que el tabasqueño les aclaró que no iba a interferir en las decisiones que tomaran los legisladores para evitar que Calderón tome posesión el 1 de diciembre, además de aceptar que no todos los legisladores del frente están de acuerdo en una acción de esa naturaleza "Será un asunto de conciencia, si hay quien se quiera deslindar de las acciones de protesta, no hay mayor problema, cada quien es responsable de sus actos", expuso López Obrador Sin embargo, les pidió a todos asumir su responsabilidad para no convalidar la imposición de Calderón y que actuaran unidos con base en acuerdos previos entre los dirigentes del FAP, legisladores y dirigentes de la Convención Nacional Democrática Javier González Garza aprovechó el debate sobre la toma de posesión de Calderón para inconformarse por la actitud del vocero del PRD, Gerardo Fernández Noroña, quien de alguna manera ha pretendido "dictar línea" a los legisladores Además, reclamó que tanto Fernández Noroña como Porfirio Muñoz Ledo hayan difundido la versión de que sin el acto protocolario, el panista no sería presidente "Eso es ajeno a la realidad" y sólo confunde a la gente, dijo González Garza López Obrador les insistió en que todos deben asumir su responsabilidad, y que él proseguiría las actividades del gobierno legítimo, desde el cual enviaría iniciativas al Frente Amplio Progresista Tanto Dante Delgado como González Garza aceptaron que analizarían todas sus propuestas, pero aclararon que cada grupo parlamentario tiene sus propias iniciativas de reformas o proyectos de ley Al encuentro acudieron, así mismo, personajes cercanos a López Obrador como Manuel Camacho Solís, José Agustín Pinchetti, Ricardo Monreal, Socorro Díaz, José María Pérez Gay y Porfirio Muñoz Ledo Después de hora y media de discusión y sin definir con precisión qué harán para impedir la toma de posesión de Calderón en San Lázaro, acordaron cerrar filas en torno a López Obrador Negociación ilusoria La confusión sobre la presunta negociación del PRD para que Calderón tome posesión sin problemas, se generó a partir del 13 de noviembre, cuando los diputados fijaron su agenda legislativa mínima Al enterarse, López Obrador envió a Porfirio Muñoz Ledo a hablar con los legisladores Se reunieron al día siguiente Los diputados consultados coincidieron en que el discurso de Muñoz Ledo fue "duro" y siempre les dijo que "no debíamos permitir la toma de posesión de Calderón, que es una ilegalidad y que habría que hacer hasta lo imposible para que eso sucediera" Legisladores de la corriente de "los cívicos" relataron que muchos diputados cuestionaron la calidad moral de Muñoz Ledo, que trabajó con Vicente Fox, otros recordaron que mientras a ellos se les exigía desconocer a Calderón, no sucedía lo mismo con los gobernadores perredistas Ese mismo día, el gobernador de Baja California Sur, Narciso Agúndez, reconoció al panista como presidente electo y manifestó su voluntad de trabajar con la administración que encabezará Durante el encuentro con los legisladores, Muñoz Ledo sugirió que Marcelo Ebrard debía tener un papel más protagónico Aceptó también que la reforma de Estado es necesaria, pero dijo que para hacerla una realidad, por el momento "había que profundizar la crisis" Y les soltó: "Debemos colocar la agenda de cara a la ciudadanía y dejar en claro que nosotros sí queremos el diálogo" Respecto a "profundizar la crisis", los diputados consultados explican que se trata de hacerse valer como la segunda fuerza en el Congreso de la Unión y que, si los estaban haciendo a un lado en las negociaciones, la salida era reventar el quórum en las distintas comisiones y evitar que pasaran iniciativas con las cuales no están de acuerdo A partir de ese día, empezaron a surgir versiones de que Nueva Izquierda estaba negociando una salida tersa para la toma de posesión de Calderón Incluso, el diario Excélsior publicó el 15 de noviembre que ya se había instruido a González Garza a negociar la agenda mínima y se había nombrado al diputado Raymundo Cárdenas como otro de los negociadores "Si el PAN le entra a la negociación y se compromete a revisar esos temas, podríamos decir que Calderón podría tener un diciembre tranquilo", publicó el diario, y le atribuyó la declaración a un diputado que prefirió el anonimato El legislador Alejandro Sánchez, de la corriente de "los bejaranos", conocida formalmente como Izquierda Democrática Nacional, explicó que unos 20 legisladores de Nueva Izquierda, Foro Sol y "cívicos" han manifestado en lo personal la posibilidad de negociar, aunque no quiso dar nombres y enfatizó que como fracción "estamos comprometidos a respetar la decisión de la asamblea del 16 de septiembre y el resolutivo del PRD, que es no permitir la toma de posesión del espurio en San Lázaro", agregó Añadió que algunos diputados han sugerido no asistir a la Cámara el 1 de diciembre, otros que le den la espalda a Calderón, y hay quien considera que una protesta con pancartas es suficiente "Lo único cierto es que en el grupo, en las distintas corrientes, no hay traidores y vamos a cumplir el mandato del partido", asegura Sánchez El propio Sánchez y la diputada Claudia Cruz, por separado, especificaron que la resolución que tomó su fracción el 13 de noviembre no fue negociar la agenda legislativa mínima, sino establecerla y definir tanto sus tiempos como las formas de sacarla adelante Ambos afirman que todos los legisladores perredistas coincidieron en que la agenda no estaba a negociación a cambio de un comportamiento moderado Claudia Cruz, de Foro Sol, recordó que ese día muchos diputados empezaron a discutir "si vamos a hacer algo o no el 1 de diciembre", pero muchos enfatizaron que el punto no era sólo impedir la toma de protesta a Calderón, sino cómo hacerlo "También acordamos que quienes están al frente de la negociación de la agenda legislativa mínima deben presionar y plantearla ante la Junta de Coordinación Política para que el resto de los partidos acepten discutirla antes del 30 de noviembre Incluso votamos por que la aprobación de la agenda no estuviera supeditada a las acciones del 1 de diciembre", dijo Jaque o resistencia A partir de que se generó la confusión sobre la supuesta negociación, se implicó erróneamente en ella a uno de los encargados de discutir la agenda mínima con el resto de los partidos, Raymundo Cárdenas Durante la celebración del Consejo Nacional del PRD, el 10 de noviembre, este diputado demandó una definición clara del partido ante "el rompimiento del pacto social" generado por el fraude del 2 de julio a nivel federal, y el 15 de octubre con las elecciones en Tabasco A partir de estos hechos, manifestó, el PRD debe definir si las acciones que tomen los legisladores el 1 de diciembre quedarán sólo como "acto simbólico" o si sus gobernadores, parlamentarios locales, regidores y presidentes municipales rompen en definitiva con el gobierno federal que encabezará Felipe Calderón De acuerdo con la versión estenográfica de esa reunión, que el PRD celebró a puerta cerrada y que está en poder de Proceso, Cárdenas criticó las definiciones de la Convención Nacional Democrática: "Nos plantea tareas de bajísimo perfil lo que abrió fue el camino de lo que yo llamaría la resistencia y el desgaste de largo plazo, es decir, no vamos a poner en jaque el sistema el 1 de diciembre sino que vamos a estar en una lógica de largo plazo desgastando a Calderón, desgastando al sistema, tomando hoy la casa de él, yendo a Sanborns y cosas así" Y luego preguntó: "¿Hay verdadera voluntad de Andrés, de los gobernadores, de los legisladores, de ir a poner patas arriba a este país y obligar a la derecha a negociar un pacto social?" Más tarde emplazó: "O rompemos con el pacto social vigente o nos vamos, ni modo, al gradualismo Pero no nos engañemos, entonces, con un discurso que es estridente y radical y que impide cualquier negociación, cuando en los hechos no se está dispuesto a poner en jaque a todo el sistema" Ese mismo día, Gerardo Fernández Noroña reconoció que "no hay resistencia civil en el territorio nacional, tenemos actos aislados pero no habrá resistencia civil, presión social, firmeza y determinación si el PRD no se mete en esa lógica de no sólo impedir la toma de posesión de Calderón, sino que ese gobierno no camine" Y propuso que su partido se fije como objetivo "generar una situación de inestabilidad seria" Después del debate, el 11 de noviembre el PRD determinó impedir la rendición de protesta de Calderón en San Lázaro Juan N Guerra, vicecoordinador de los diputados perredistas y encargado de hacer la invitación a las diversas fracciones para discutir la agenda mínima, admite que hasta el momento ninguna de ellas ha respondido, por lo que Raymundo Cárdenas no ha sostenido encuentro alguno con los coordinadores parlamentarios de otros partidos Ante ello, advierte, si al PAN no le interesa la agenda perredista, ello fortalece entre los perredistas la idea de que hay que elevar el tono de la protesta, para lo cual el 1 de diciembre sería únicamente el punto de partida Reconoce que la situación política obliga al PRD a buscar acuerdos para una reforma de Estado, pero "si al PAN no le interesa, pues vamos a hacer valer nuestra posición y no vamos a permitir que se nos haga a un lado, no dejaremos que Calderón rinda protesta" El pasado 21 de noviembre, al presentar dicha propuesta de reforma de Estado, Juan N Guerra dijo que sólo la negociación distiende el ambiente político: "Nosotros estamos dispuestos a los acuerdos, pero si no los quieren, tenemos como opción no sólo la de impedir la toma de posesión de Calderón, sino boicotear sus reformas" En entrevista, el coordinador de los senadores del PRD, Carlos Navarrete ?quien también confirmó el encuentro con López Obrador?, rechaza que exista una negociación de la agenda mínima a cambio de permitir la toma de posesión de Calderón, pero aceptó que hay opiniones diversas entre los legisladores: "Es cierto, hay negociaciones políticas, cálculos y valoraciones políticas, y hasta ocurrencias, pero lo cierto es que hemos decidido actuar en unidad, con un plan único, y procesar en la víspera las acciones que tomaremos el 1 de diciembre" Navarrete acepta que en el FAP, la CND, entre los gobernadores y en el gabinete de López Obrador existen perspectivas y valoraciones diferentes, porque "no puede haber una actuación única y absoluta" ?Entonces, ¿existe el peligro de que dentro del movimiento de López Obrador algunos grupos no lo respalden en sus acciones? ?Es tan amplio el movimiento que siempre es posible, no hay ninguna garantía, desde legisladores, gobernadores, líderes políticos o asesores de López Obrador Lo único cierto, dice Navarrete, es que las acciones del PRD fuera y dentro de la Cámara, el 1 de diciembre, estarán coordinadas y no serán violentas López Obrador no participará en su diseño y sólo encabezará la concentración en el Zócalo, esperando las definiciones de sus aliados ?

Comentarios