La unidad de los cristianos

lunes, 27 de noviembre de 2006
Roma, 27 de noviembre (apro) - El Papa Benedicto XVI sueña con una nueva unidad de los cristianos o por lo menos con una parte de ellos, empezando por los ortodoxos de Moscú y siguiendo con los de Constantinopla, que encontrará durante su próximo viaje a Turquía El próximo 28 de noviembre y hasta el 1 de diciembre, Benedicto XVI viajará a Turquía, donde encontrará a representantes de la Iglesia Ortodoxa: el Patriarca de la Iglesia Armenia, Mesrob II; el siro-ortodoxo Filüksinos, y el patriarca de Constantinopla, Bartolomé I quien lo invitó al viaje y con quien firmará un documento ecuménico La visita coincidirá con la festividad de San Andrés, patrón de la Iglesia Ortodoxa, el próximo 30 de noviembre Atento a establecer alianzas que los puedan beneficiar en sus decisiones, el pasado 17 de noviembre, el Papa declaró: "Mi inminente visita a su santidad Bartolomé I y al patriarcado ecuménico será un nuevo signo de aprecio por las iglesias ortodoxas, y servirá como estímulo --así lo esperamos-- para apresurar el paso hacia el restablecimiento de la plena comunión" Dos días después, la agencia de la noticias católica Zenit informó sobre una donación del Papa, de 10,000 euros, para la reconstrucción de la catedral de la Trinidad en San Petersburgo, la cual se incendió en agosto pasado No sorprendieron los roces que hubo entre el Papa y el primado de Inglaterra, el anglicano Rowan Williams el pasado 23 de noviembre, con ocasión de los 40 años del encuentro del entonces arzobispo de Canterbury, Michael Ramsey con el Papa Pablo VI, que dio origen a una nueva era en las relaciones tras la ruptura de tiempos del rey Enrique VIII en el siglo XVI "Acontecimientos recientes, sobre todo acerca del ministerio ordenado y de ciertas enseñanzas morales, han repercutido no sólo en las relaciones dentro de la Comunión Anglicana, sino también en las relaciones entre ésta y la Iglesia Católica", dijo el Papa al representante anglicano Los preferidos El profesor y periodista Paolo Naso, especialista en religión y director de la revista protestante Confronti, explicó que Benedicto XVI tiene una mejor relación con el patriarcado de Constantinopla, entre otros, porque éste posee menos adeptos que el de Moscú, al ser el de Turquía una nación en mayor parte islámica "De hecho ?dijo--, la acusación de proselitismo a Roma en relación con los ortodoxos, no es nueva Y en el caso de Moscú, es en parte cierta La instalación de diócesis en el territorio ruso no fue un acto ecuménico que lleva al dialogo entre las religiones Pero eso lo hizo Juan Pablo II" La Iglesia Ortodoxa es la tercera de las tres grandes iglesias o comunidades cristianas junto con la Católica y el conjunto de iglesias protestantes, y cuenta con aproximadamente 215 millones de fieles en 135 países Una gran expansión desde el cisma Occidente y Oriente en 1054, cuando esa iglesia se separó de Roma, desconoció el primado papal de Roma y se autoproclamó la única depositaria de la verdadera fe y de la rectitud espiritual (en griego ortodoxo significa "recta fe") El cristianismo ortodoxo se difundió entonces por Europa oriental gracias al prestigio del Imperio Bizantino y a la labor de numerosos grupos misioneros Hasta en materia de litúrgica, el Papa en persona auspició la "unidad plena" y dijo, el pasado 30 de octubre, que "se acerque el día bendito", en el cual los ortodoxos y católicos puedan celebrar juntos la eucaristía" Las manifestaciones del Papa en favor del dialogo ecuménico con los ortodoxos no se desalentaron El cardenal Kasper, quien preside el Consejo para la Unidad de los Cristianos y cuya función principal es interceder por el Papa ante las demás religiones de esa confesión, fue el vocero de esta abertura En 2005, el Papa envió al cardenal Walter Kasper a Moscú para "continuar el diálogo con el patriarcado ortodoxo", que posee la comunidad más grande de fieles ortodoxos, con 12 millones de adeptos Por medio del cardenal alemán, hizo pública la posición del Vaticano el pasado 5 de septiembre, cuando habló de "señales positivas" que llegan del patriarcado ortodoxo de Moscú y que "mejoraron nuestras relaciones Ahora, Moscú quiere una cooperación con la Iglesia Católica, principalmente en Europa y sobre en el tema de las raíces y valores cristianos" Fue el Papa "quien quiso fuertemente este viaje en Turquía desde el principio de su pontificado Hubiera querido ir el año pasado, pero las circunstancias se lo impidieron", dijo, el pasado 7 de noviembre, el cardenal Paul Poupard, presidente del Consejo para el Diálogo Interreligioso y del Consejo para la Cultura del Vaticano Otra señal: en ocasión del sexagésimo aniversario del presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú, el metropolita Kirill, el arzobispo de la arquidiócesis de la Madre de Dios en Moscú, monseñor Tadeusz Kondrusiewicz, quiso felicitarlo a través de un comunicado Con ese motivo, el representante de Roma en Rusia, Kondrusiewicz, expresó, el pasado 19 de noviembre, sus esperanzas de que las relaciones entre ambas iglesias mejoren y queden atrás los problemas Pero cada avance que se registra en el dialogo con los ortodoxos corresponde a un retroceso en el diálogo con los protestantes, cuyo cisma se produjo a principios del año 1,500 Actualmente, se dividen en luteranos, reformados y anglicanos "Hay tres puntos focales en la discusión con los protestantes Primero, no reconocen el primado papal de Roma Segundo, la cuestión de la secularización Los católicos reivindican sus raíces cristianas, mientras que el mundo protestante piensa que debe medirse con el modernismo y la secularización Tercero, el protestantismo no tiene una organización unitaria" explicó Naso Segundo, entre los obstáculos para una hipotética vuelta a Roma de los protestantes, se encuentra el hecho de que es una comunidad dividida y no hay una autoridad concreta con quien tratar, a diferencia de los católicos, que tienen una jerarquía estructurada, lo que significa que, cualquier acuerdo alcanzado con algún representante protestante, puede no ser aceptado por las otras comunidades Por ejemplo, la ordenación de mujeres y sacerdotes homosexuales en Estados Unidos en 2003 hizo que algunas provincias africanas amenazaran con el cisma Con ellos se iban unos 40 millones de anglicanos En la práctica, y aunque el protestantismo carece de dogmas propiamente dichos, las diferencias con los católicos se multiplican Unos aceptan que sus sacerdotes se puedan casar y admiten en algunos casos la posibilidad de aplicar la eutanasia, también llamada "muerte blanca" Además, desde 1993, los anglicanos admiten la participación de las mujeres al sacerdocio El Papa y sus colaboradores de la Curia Romana se molestan al oír estas "aberturas" Así, el pasado 16 noviembre, reafirmaron --en una especie de reunión de gabinete--, la importancia del celibato sacerdotal, y han subrayado la importancia de la "formación humana y cristiana" para seminaristas y sacerdotes Las dificultades con los protestantes son muchas, lo que admitió el mismo Vaticano Durante su último viaje en Alemania, en septiembre pasado, el cardenal Kasper lo dejó claro: "El encuentro con las comunidades protestantes será un paso muy importarte, pero aun así no creo que haya nuevos desarrollos e iniciativas" porque "la situación ecuménica en Alemania es difícil El desarrollo, de hecho, depende también del otro y no sólo de una parte" En entrevista difundida por el diario italiano Il Corriere della Sera, el vaticanista Sergio Romano dijo que habría que preguntarse "¿por qué el Papa va a Turquía? Es la única forma de encontrar al Patriarca de Contantinopla Y está convencido de que la única operación estratégica útil sea reconciliarse con los ortodoxos" "Juan Pablo II no pudo ?continuó Romano? porque era polaco y cometió muchos errores, como nombrar sacerdotes de nacionalidad polaca para que operen en las diócesis instaladas en Rusia" "No queremos al Papa" El inminente anuncio duró meses Pero los planes para el viaje empezaron mal desde un principio Primero, el patriarca ortodoxo Bartolomeo I invitó a Benedicto a visitar Estambul a finales de 2005 Pero al gobierno de Ankara no le gustó la idea y pospuso el viaje para un año más tarde Uno de los temas más espinosos entre Ankara y el Vaticano es la adhesión turca a la Unión Europea Ratzinger evita la cuestión desde que fue nombrado Papa, pero en su etapa de cardenal se manifestó claramente en contra Turquía fue también uno de los primeros países de mayoría islámica que manifestó su indignación tras el discurso de Benedicto XVI en Ratisbona, en el que citaba las palabras de un emperador bizantino sobre el islam y la violencia El primer ministro Recep Tayyip Erdogan fue uno de los primeros en exigir al Papa que se disculpara "Un rosario de provocaciones anti Papa preludian el viaje", dijo el diario La Repubblica, mientras que los círculos ultranacionalistas turcos se unen bajo el lema "no queremos al Papa en nuestro país" Incluso, Ali Agca, quien en 1981 atacó al Papa Juan Pablo II, podría haber advertido al actual pontífice Tampoco el musulmán Ibrahim Ak compratía los planes del Papa El pasado 2 de noviembre, se acercó a la embajada italiana en Estambul Tomó una arma que tenía escondida y disparó tres tiros al aire Del Vaticano se apresuraron a minimizar el incidente El padre Federico Lombardi, de la oficina de prensa del pontífice, habló de una "episodio marginal que no comprometía el buen clima de la preparación del viaje del Papa en Turquía" Otros incidentes ocurrieron en noviembre Por ejemplo, el domingo 19, más de una docena de nacionalistas desplegó carteles de oposición al Papa durante un acto de un partido conservador en Estambul Si el viaje fracasa por los incidentes eso perjudicaría la imagen de ese país en Europa, dijo a los turcos el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I Esto no impidió que un grupo de nacionalistas turcos ocupara, el 23 de noviembre, el museo de Santa Sofia, que el Pontífice visitará durante su estadía en Turquía Por ello, el gobierno turco elevó las medidas de seguridad Se anunció una protección tipo A, la misma que se utilizó para la visita del presidente George W Bush y que será elaborado por los servicios secretos turcos (MIT) y de la Gendarmeria El plan de seguridad del Papa empezará desde su ingreso en el espacio aéreo turco El avión será escoltado por dos aviones F-16 hasta el aeropuerto de Ankara En el momento de aterrizaje del avión papal, el transito será paralizado en la zona En total, durante los cuatro días de estadía del Papa en Turquía, serán utilizados 7 mil agentes en la cuidad de Ankara y 9 mil en Estambul, además de 25 agentes especiales que se encargarán de la seguridad del pontífice durante todo el viaje, según fuentes del gobierno turco

Comentarios