Golpes y empujones en San Lázaro: Panistas y perredistas toman la tribuna

miércoles, 29 de noviembre de 2006
* Varios diputados resultan lesionados; interviene el EMP y agrede a legisladores México, D F, 28 de noviembre (apro)- Diputados del PAN Y PRD se enfrentaron a golpes en el recinto parlamentario de San Lázaro y tomaron la tribuna con la amenaza de no abandonar el Palacio Legislativo, incluso, hasta después del 2 de diciembre Después de media hora de enfrentamiento físico y verbal entre panistas y perredistas, donde incluso participaron elementos del Estados Mayor Presidencial (EMP), el presidente de la Mesa Directiva, Jorge Zermeño, del PAN, decretó un receso por petición los coordinadores parlamentarios Después de más de siete horas de negociaciones fue imposible lograr un acuerdo para superar la crisis Hasta el cierre de esta edición continuaba tomada la tribuna Como resultado del enfrentamiento ?que primera vez ocurre en San Lázaro--, seis legisladores del PRD resultaron lesionados por golpes y patadas, de los cuales dos se luxaron un tobillo y dos más fueron pateados fuertemente Uno de ellos fue sacado en silla de ruedas, mientras que a otros más le fue colocada una férula en la mano derecha En tanto, del PAN, una legisladora cayó de las escaleras y otra más recibió un puñetazo en el lado izquierdo de la cara Pese al receso, hasta las 21:00 horas, ambas fracciones parlamentarias se rehusaban a abandonar la tribuna; incluso, los ánimos continuaban encendidos, lo que provocó tres conatos de violencia Cada grupo exhibió pancartas y mantas para justificar sus acciones Hasta las 20:40 horas el saldo era la suspensión unilateral de la sesión plenaria de mañana miércoles, previa a la toma de protesta de Felipe Calderón como presidente de México, prevista para las 9:30 horas del viernes 1 de diciembre Alrededor de las 13:00 horas, como si se hubieran coordinado de antemano, los diputados del PAN, Nicolás Morales, Francisco Domínguez y Gregorio Contreras, se apostaron en el lado derecho de las escaleras que conducen a la tribuna, justamente enfrente de donde están ubicadas las 126 curules del PRD En tanto, otro grupo de legisladores del PAN se colocó enfrente de los perredistas En ese momento, la legisladora PRD, Susana Monreal, solicitó al presidente de la Mesa Directiva, una moción para que los de Acción Nacional se retiraran del área cercana a la tribuna, a lo cual no hubo respuesta Aproximadamente quince minutos después, el diputado del PRD, Cuauhtémoc Sandoval, se enfiló hacia la tribuna para hacer una modificación sobre un punto de acuerdo que ya estaba en agenda, pero fue interceptado por el panista Nicolás Morales, quien empezó a jalarle la corbata y comenzó el forcejeo Ambos diputados cayeron de las escaleras El perredista fue recibido a patadas por legisladores del PAN El perredista Víctor Varela intentó acercarse para mediar en la situación, pero fue bloqueado por varios panistas, quienes corrieron hacia el extremo contrario, situación que aprovechó Nicolás Morales para soltarle un puñetazo en la cara Cuando los perredistas intentaron reaccionar, del primer desnivel del recinto aparecieron aproximadamente 40 elementos del Estado Mayor Presidencial, quienes bloquearon el acceso a los del PRD por las otras escaleras El diputado del sol azteca Francisco Santos empezó a forcejear con los militares, mientras la diputada Susana Monreal era levantada en vilo y aventada por éstos hacia el área de las curules En esos instantes, Javier González Garza, coordinador del PRD, y Héctor Larios, del PAN, discutían la forma en que cada uno pretende que se realice la sesión del viernes 1 de diciembre Al enterarse del enfrentamiento, que fue televisado por el canal del Congreso, ambos dirigentes ingresaron al recinto, el cual, para ese momento, ya se le había salido de control al presidente de la Mesa Directiva, el panista Jorge Zermeño, quien a pesar de los golpes que los elementos del Estado Mayor Presidencial propinaron a los perredistas, nunca intervino A la 13:30 González Garza, en tono demandante, le dijo a Héctor Larios que solicitara un receso, al cual Zermeño accedió Los priistas se mantenían expectantes en sus curules, pero ante la gravedad de los hechos, el coordinador del grupo parlamentario, Emilio Gamboa, se reunió tras banderas --zona ubicada en la parte posterior de la tribuna--, con los coordinadores del PAN y del PRD Mientras los coordinadores parlamentarios discutían qué hacer, en el recinto, legisladores del PAN y PRD se mantenían codo a codo en la tribuna Los perredistas exigían la salida del Estado Mayor, mientras que los panistas aplaudían su presencia En la trifulca, la diputada del PAN por Chihuahua, María Elena Campos, cayó de las escaleras, mientras que su compañero Xavier Maawad empezó a discutir con un legislador del PRD, quien le soltó un derechazo hiriéndolo en el lado izquierdo de la quijada En entrevista, Maawad explicó que desde mediodía sus compañeros de partido recibieron la orden de apostarse en los accesos a la tribuna porque había el rumor de que el PRD la tomaría este mismo día y había que evitarlo "Nosotros hicimos esa barrera para evitar que el PRD tomara la tribuna, pero cuando estábamos en esa acción uno de los perredistas me jaló y me dio un puñetazo en la cara Yo nunca hice el intento de golpearlos a ellos", comentó Maawad Del lado derecho de la tribuna, el diputado Nicolás Morales se enfrentó de manera verbal y después pasó al forcejeo con el perredista Humberto Zazueta Más arriba, justo donde se ubica la Mesa Directiva, un diputado del PRD intentó sacar una cartulina, la cual le fue arrebata por legisladores panistas; cuando intentó ir en su auxilio, el veracruzano Cuitláhuac Condado Escamilla fue levantado en vilo por los de Acción Nacional, quienes lo aventaron por las escaleras Mientras todo esto ocurría, los coordinadores seguían discutiendo tras banderas El presidente de la Mesa Directiva regresó al recinto para anunciar que ante los sucesos violentos y por la falta de condiciones de seguridad, se suspendía la sesión plenaria de mañamiércoles En entrevista, la diputada Mónica Fernández, del PRD --cercana a Andrés Manuel López obrador--, ofreció su versión sobre lo que hubo detrás de todas estas acciones, y acusó al PAN de provocarlos para evitar que impidan la toma de protesta de Felipe Calderón Otros diputados del PRD, como Susana Monreal y Cuauhtémoc Sandoval dijeron que la semana pasada, por acuerdo de la Junta de Coordinación Política, se decidió trasladar la sesión del jueves 30 de noviembre para el miércoles, sin embargo, el presidente de la Mesa, al decidir en forma unilateral su cancelación, sólo evidenció la estrategia del PAN, que consistió en provocar la toma de tribuna de los pancistas --bajo el pretexto de que el PRD la haría suya--, y así acondicionar el recinto durante miércoles y jueves para que Felipe Calderón asumiera la Presidencia sin problemas Sin embargo, reseñaron los perredistas, esto salió contraproducente, ya que ante la provocación del PAN, el PRD decidió mantenerse en definitiva en tribuna y, de ser necesario, dormir ahí hasta el día 1 de diciembre, para impedir que Calderón asuma la Presidencia de la República A pesar de que el panista Jorge Zermeño decidió en forma unilateral cancelar la sesión, legisladores de ambos partidos se resistían a abandonar la tribuna Durante todo este lapso, la Conferencia para los Trabajos Legislativos, conformada por la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva, seguían discutiendo para ver de qué manera se despejaba la tribuna Mientras discutían, ambas fracciones iniciaron una guerra de consignas donde uno y otro bando defendían a sus presidentes, el "legal" de los panistas, y el "legítimo", de los perredistas Un grupo panistas encabezado por Maru Campos, empezó a gritar en forma desaforada "¡Fe-li-pe! ¡Fe-li-pe!", mientras que los perredistas respondían "Felipe va a caer? Felipe va a caer" Luego los panistas respondían "El pueblo ya ganó con Felipe Calderón" y los del PRD, gritaban "¡Espurio!, ¡espurio!" Ambas fracciones siguieron con la improvisación de pancartas: "Ya estamos hartos" y "AMLO igual a Chávez", "Nadie por encima de la ley" Del lado derecho de las escaleras que conducen a la tribuna, los panistas y perredistas continuaban insultándose unos a otros: Humberto Zazueta, del PRD, recibió una andanada de insultos verbales de parte de los panistas Francisco Domínguez, Héctor Narcia y Gregorio Contreras Ante la falta de respuesta de Zazueta, surgió un grito del presidente de la Comisión de Cultura, el perredista Emilio Ulloa, quien desesperado reclamó: "¡Ya cállate cabrón!" Pasados unos minutos la diputada panista Maru Campos empezó a forcejear con otra perredista Para ese momento el reloj marcaba las 5:39 de la tarde y la Conferencia para Trabajos Parlamentarios suspendió su reunión para reanudarla a las 19:30 horas Sin embargo, la falta de acuerdos entre los coordinadote parlamentarios mantenía en receso las cosas Hasta las 20:40 horas todo se mantenía igual, salvo por otro connato de bronca, el tercero del día, que dejó otro lesionado, el diputado del PRD, Javier Hernández Manzanares Previamente, la legisladora Aleida Alavez no había aguantado la presión y había caído desmayada Los representantes de la prensa que lograron entrar al recinto desde el inicio de la gresca, no podían salir del salón de sesiones ni los legisladores del PRD tienen acceso libre a las puertas de salida La decisión de los legisladores es mantenerse en la tribuna junto con los panistas hasta el viernes próximo Cuauhtemoc Sandoval que recibió la primera agresión vaticino: "Con esto sólo adelantaron un día la toma y así como están las cosas, Calderón no rendirá protesta en San Lázaro" Después de siete horas de sesión los 8 coordinadores parlamentarios llegaron a un único acuerdo: sacar a los medios de comunicación del recinto; en ningún momento pudieron resolver la crisis en San Lázaro por la toma de la tribuna Emilio Gamboa, Hector Larios y Javier González Garza informaron que solicitarían la salida de todos los representantes de los medios de comunicación para que pudieran seguir negociando en la Conferencia para los Trabajos Legislativos La decisión fue rechazada por los medios de comunicación que reclamaron que el conflicto no lo armaron ellos, sino los propios diputados

Comentarios