Orden de aprehensión contra Echeverría por genocidio

jueves, 30 de noviembre de 2006
* Por su edad, permanecerá en arresto domiciliario México, D F, 29 de noviembre (apro)- La justicia federal ordenó capturar al expresidente Luis Echeverría Álvarez, acusado del delito de genocidio por la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968 La detención fue ordenada por el titular del Segundo Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito, magistrado Ricardo Paredes Calderón, quien revocó el auto de libertad que le había sido otorgado al expresidente el 8 de julio anterior Echeverría, que en enero cumple 85 años, permanecerá en prisión en su domicilio desde el momento en que sea notificado de su detención, lo que se espera para la misma noche del miércoles De acuerdo con el magistrado, Echeverría es probable responsable de genocidio porque en su condición de secretario de Gobernación, junto con otras personas, "tuvo co-dominio del hecho" en el que murieron decenas de personas en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco Como responsable de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), asegura, Echeverría tenía conocimiento de la protesta estudiantil, y participó en "el propósito de destruir totalmente, es decir, en forma definitiva", el movimiento disidente del gobierno Para esa acción, indica, se constituyó un grupo armado denominado "Batallón Olimpia", y se le ordenó se presentará en el mitin estudiantil para que, "en forma coordinada" con otras Fuerzas Armadas, iniciara el fuego cruzado con la intención de disparar contra los estudiantes y la multitud congregada De esa manera, agrega, se cometieron delitos contra la vida de un número considerable de personas con el propósito de destruir totalmente al grupo nacional identificado como "movimiento estudiantil de 1968" En julio pasado, el juez décimo quinto de distrito de Procesos Penales Federales, Arnulfo Castillo, había revocado un fallo del propio Tribunal Unitario por el cual Echeverría ya estuvo una semana bajo prisión domiciliaria por la misma acusación de genocidio El juez Castillo había considerado que el delito atribuido a Echeverría ya había prescrito y ordenó su liberación, pero la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) se inconformó con ese fallo y se amparó ante el mismo Tribunal Unitario El magistrado Paredes Calderón ratificó este miércoles la decisión que ya había tomado el tribunal: que el expresidente puede ser sujeto a proceso penal por la acusación de genocidio que le fincó la Femospp por la masacre de Tlatelolco Paredes Calderón consideró fundados los agravios de la fiscalía respecto de la existencia del delito y la no prescripción Uno de los abogados de Echeverría, Heraclio Bonilla, explicó a Apro que el magistrado se hizo eco del argumento de la fiscalía respecto del cómputo de la prescripción De acuerdo con la resolución del magistrado, la prescripción del delito se venció el 30 de noviembre de 2006, a los 30 años de que Echeverría dejó el poder y perdió el fuero constitucional Y debido a que el inculpado fue aprehendido antes de la fecha de prescripción, el 3 de julio de 2006, se interrumpió el transcurso de la misma Bonilla explicó que en las próximas horas, junto con el otro abogado de Echeverría, Juan Velásquez, definirán la nueva estrategia de defensa a través de un amparo contra la resolución del magistrado En tanto se resuelva el amparo, no podrá iniciarse el juicio contra Echeverría, el primero de su tipo en la historia de México Tras la decisión del tribunal, el expediente del caso deberá regresar al Juzgado Décimo Quinto de Distrito, ante cuyo titular el expresidente deberá rendir su declaración preparatoria en el curso de las 24 horas En su resolución, el magistrado ordenó la identificación administrativa de Echeverría, la práctica de un estudio criminológico y verificar si tiene anteriores ingresos a prisión Como sucedió en la primera, esta segunda orden de detención de Echeverría está enmarcada por la incertidumbre política, pues se produce en vísperas de la toma de posesión de Felipe Calderón La primera orden de detención ocurrió a unas cuantas horas de la cuestionada elección presidencial y se cumplió el 3 de julio, pasada la contienda Representa, además, uno de los pocos éxitos del fiscal especial Ignacio Carrillo Prieto en resoluciones de segunda instancia, pues la mayoría de sus acusados han sido absueltos por la justicia federal debido a la inconsistencia de las acusaciones o prescripción de los delitos

Comentarios