La sorprendente Judit Polgar

lunes, 6 de noviembre de 2006
México, D F, 6 de noviembre (apro)- La historia de las hermanas Polgar es conocida en el mundillo del ajedrez Se sabe que los padres de las tres niñas hicieron un experimento educativo, donde serían educadas en su casa de manera disciplinada, en algún arte o ciencia (además de las labores educativas de la escuela tradicional), para convertirlas en excelentes dentro de ese campo particular Aparentemente, a la hija mayor, Zsuzsa, le interesaron las matemáticas originalmente, pero en algún momento le pusieron un ajedrez enfrente y el padre decidió entonces educarla en este arte Así, desfilaron en la casa de las Polgar una buena cantidad de maestros de ajedrez, desde algunos que simplemente sabían algo del juego, hasta connotados jugadores El ejemplo de Zsuzsa se extendió a Sofía y a Judit, quienes fueron asimilando las enseñanzas de los grandes maestros que les dieron clases En ese tiempo, en Hungría, Bobby Fischer vivía también en ese país y se sabe que visitó en alguna ocasión a las talentosas y trabajadoras niñas Zsuzsa se convirtió en campeona mundial femenil Sofía llegó a gran maestra femenil, pero su interés por el ajedrez fue probablemente menor al de sus hermanas, aunque tuvo actuaciones extraordinarias, como aquel torneo en Italia, donde tuvo un desempeño cercano a los 3,000 puntos Elo, asunto por demás extraordinario para cualquier jugador Finalmente, Judit pareciera que fue la que recibió la educación más pulida Tal vez su talento para el ajedrez va más allá de lo imaginado, y hoy es la mujer de más alto rating en el mundo Kaspárov, cuando supo del experimento Polgar, y tras haber enfrentado a Judit en algún torneo, declaró que las Polgar eran como perros entrenados? (¿y en el caso de Kaspárov no será igual?) Cabe señalar que la educación de las Polgar era de manera metódica y disciplinada Había horarios y tenían las niñas y sus padres una vida planeada Había horas para estudiar, para jugar, para cada actividad Las niñas no se quedaban sin actividades o las dejaban sin hacerles mucho caso Su trabajo cotidiano, hasta donde se sabe, fue intenso, y sus frutos se dieron Después de algunos años, las tres jovencitas se convirtieron en grandes maestras y, además, las tres, ya adultas, se casaron, se convirtieron en madres y viven una vida normal Pero lo extraordinario de todo este experimento es que las Polgar mostraron al mundo que el jugar bien al ajedrez no tiene que ver con el sexo de la persona Si los hombres juegan mejor que las mujeres, es probablemente que sea por cuestiones sociales Sin embargo, como papá Polgar dejó en claro (con los resultados de la educación de sus hijas), convertirse en un jugador de altísimo nivel es cuestión de estudio constante, trabajo disciplinado y de un afán por convertirse en un especialista en un tema en particular Ahora nos sale Judit Polgar con un notable triunfo en el décimo torneo Essent de Holanda, donde participaron los siguientes jugadores: S Mamedyárov (2728) (dos veces campeón mundial juvenil); Judit Polgar (2710); V Topálov (2813) (excampeón mundial de la FIDE), e I Sokólov (2670) (uno de los jugadores más fuertes de Holanda) En un torneo a doble vuelta, categoría XX (esto quiere decir que es de un nivel extraordinariamente fuerte), Judit Y Mamedyárov ganaron con 45 puntos de 6 posibles La única derrota de Judit fue contra quien compartió el primer sitio, pero Judit venció en las dos ocasiones, con blancas y negras, al recién destronado Veselin Topálov, ahora excampeón mundial de la FIDE Judit tuvo hace poco a su segundo hijo, pero sin duda el ajedrez de competencia sigue recorriendo con intensidad dentro de ella Su nivel de ajedrez en este torneo es verdaderamente notable y estos triunfos sólo confirman algo que, durante mucho tiempo, se negó por propios y extraños: que el ajedrez era un juego de hombres y no de mujeres Gracias a las Polgar, en particular, gracias a Judit, este mito ha sido derrumbado

Comentarios