Fin de gobierno de un frívolo presidente

viernes, 1 de diciembre de 2006
México D F, 30 de noviembre (apro)- En su último día de gobierno, el presidente Vicente Fox afirmó: "El camino andado ha valido la pena, porque hemos trabajado cada minuto, cada día, durante estos seis años" Y agregó: "Hemos trabajado juntos para construir un futuro mejor para nuestros hijos, para nuestros chiquillos, para nuestros jóvenes" También aseguró que Felipe Calderón, su sucesor en la presidencia, "va a darle a México los mejores seis años, estos mejores seis años que están por venir" Esta fue la breve opinión que hoy expuso sobre su sexenio el presidente Fox, a quien, sin embargo, la más reciente encuesta sobre su gestión le da una calificación de 69 puntos, debajo del 70 que obtuvo su antecesor en el cargo, el presidente Ernesto Zedillo Según ese sondeo ?elaborado por el diario Reforma--, el 61 por ciento de los mexicanos aprobó su sexenio, cifra inferior al 69 por ciento que aprobó la gestión zedillista Para analistas políticos, el frívolo estilo de gobernar de Fox provocó que, como nunca antes, se debilitara la investidura presidencial, sobre todo por el papel protagónico que tuvo su esposa Marta Sahagún, al grado de que la llamada primera dama no sólo tuvo injerencia en el gabinete presidencial, sino que llegó al extremo de querer relevar a Fox en la presidencia de la República Los escándalos conyugales entre Fox y su primera esposa, Lilián de la Concha, así como entre Marta Sahagún y su anterior consorte, Manuel Bribiesca, abrieron a la prensa las alcobas de Los Pinos, dañando todavía más a la institución presidencial Además, estuvieron los escándalos de corrupción protagonizados por los hijos de Marta Sahagún, en los que siempre intervino el primer mandatario para defender a sus hijastros "Son parte de mi familia, y como mi familia, yo le tengo plena confianza Sé de su comportamiento y sé que no han violado la ley", reiteraba el presidente, para quien los negocios realizados por los Bribiesca Sahagún, al amparo del poder, eran sólo "cuentos e historietas" Frívola era también la manera personal con la que Fox se conducía El desparpajo y el estilo dicharachero de "Chente"--como gustaba que lo llamaran--, lo hicieron el personaje central de varias comedias teatrales que proliferaron durante el sexenio, en las que se ridiculizaba al ranchero de las botas La obra Don Juan Tenorio, representada a fines de cada año, se transformó en la exitosa comedia Don Fox Tenorio, en el popular Teatro Blanquita de esta ciudad Él mismo Fox daba pie para el sarcasmo Por ejemplo, en una gira que realizó en España, en 2001, presumió ante los representantes de los medios de comunicación sus botas de charol, elaboradas especialmente para una cena de gala que tuvo con el rey Juan Carlos, a quien le llamó "mi rey" En el Vaticano, en plena Plaza de San Pedro, después de tener una reunión con el Papa Juan Pablo II, Fox posó ante los fotógrafos dándose un beso con Marta Sahagún, a sabiendas de que el pontífice no la reconocía como su esposa legítima La curia romana consideró como una burla este desplante de la pareja presidencial En un viaje que hizo a China, Fox y su comitiva visitaron a los Soldados de Terracota, unas estatuas a las que se prohíbe tocar Sin embargo, la comitiva presidencial empezó a hacerlo y a jugar con ellas, tomándose fotografías Uno de los actos más polémicos de Fox fue el beso que le dio al anillo de Juan Pablo II, en una visita que éste realizó a México, en agosto de 2002 Fox se defendió con el argumento de que su reverencia la hizo como católico, no como jefe de Estado De esta manera, Fox supeditaba a la Iglesia la investidura presidencial, debilitando de paso al Estado laico: al arrancar su campaña presidencial, enarboló un estandarte con la imagen de la Virgen de Guadalupe Y tan pronto asumió la presidencia de la República, en 2000, acudió a la Basílica de Guadalupe para darle las gracias a la virgen del Tepeyac Esta noche, en el último día de su mandato, Fox acudió a la Basílica para postrarse ante la Guadalupana Ahí le dio gracias porque "el camino andado ha valido la pena" Esta fue la última actividad que tuvo como Presidente de la República

Comentarios