Sale del penal del Amate el periodista Ángel Mario Ksheratto

miércoles, 20 de diciembre de 2006
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 19 de diciembre (apro)- El juez Walter Constantino Vleeschower dictó hoy libertad condicional al periodista Ángel Mario Ksheratto ?al que se acusó de difamación-- una vez que el gobernador Juan Sabines depositó una fianza de 33 mil 500 pesos La tarde de este martes, Ksheratto Flores abandonó el Centro de Readaptación Social 14, "El Ámate", en que estuvo preso desde el 9 de noviembre, fecha en que fue detenido por tercera ocasión después que lo acusara una funcionaria de segundo nivel que trabajó en la gestión del ahora exgobernador Pablo Salazar El columnista de los diarios locales Cuarto Poder de Tuxtla y El Orbe de Tapachula salió de la cárcel y afuera ya lo esperaban otros periodistas y columnistas que se dieron cita para recibirlo Como se recordará, el 4 de febrero Ksheratto fue reaprehendido de la y hasta el día 22 salió bajo fianza, al depositar cien mil pesos, dinero que pagó un grupo de amigos y políticos cercanos al periodista Pero el periodista no ha quedado exonerado, pues sigue su proceso penal Tendrá que ir a firmar el libro de procesados cada fin de semana a la cárcel del Amate, a unos cien kilómetros de esta ciudad El juez Walter Constantino Vleeschower, que en esta ocasión le impuso la fianza de 33 mil 500 pesos, antes de que la pagara el gobernador le había fijado otra que casi duplicaba la original, es decir, casi 200 mil pesos que el columnista no podía pagar Esta tarde, el secretario de Gobierno, Jorge Antonio Morales Messner, dijo que como un "gesto de buena voluntad" y de "compromiso social con los medios", Sabines Guerrero, "de su propia bolsa, de su chequera", pagó los 33 mil 500 Morales Messner dijo que el gobernador Sabines "no tiene pleito con ninguna empresa de comunicación", y que dará todas las facilidades para que se pueda ejercer la libertad de prensa y de expresión en Chiapas Además de la fianza que pagó el gobernador, la Fiscalía General del Estado (FGE) se desistió de la acción penal en su contra por otros presuntos delitos, tales como robo de vehículos y fraude La libertad de Ksheratto había sido exigida por ONG locales, nacionales e internacionales de derechos humanos, como Reporteros Sin Fronteras de Francia, Comité de Protección a Periodistas de Nueva York y Amnistía Internacional de Londres En Chiapas, más de 40 periodistas encaran procesos por supuesta difamación, un tipo penal establecido en el Código local que prevé la sanción más alta no sólo de México sino de toda América Latina La difamación en la entidad es un recursos jurídico usado por funcionarios y políticos para amedrentar a medios y periodistas; se castiga hasta con nueve años de cárcel y una multa de mil días de salario mínimo

Comentarios