El vicepresidente Mouriño

domingo, 3 de diciembre de 2006
Encargado de demoler el diseño del "gabinetazo" foxista, el nuevo jefe de la Oficina de la Presidencia, Juan Camilo Mouriño, concentrará en los hechos el poder de un vicepresidente Su responsabilidad: evitar el desorden que se fue comiendo a Fox, coordinar a los secretarios de Estado y supervisar el cumplimiento de las prioridades del sexenio Nada hace prever que abandone la habilidad que lo llevó al lado de Calderón: la intriga palaciega Aunque el personaje de más confianza de Felipe Calderón, Juan Camilo Mouriño, afirma no tener ningún parecido con José Córdoba Montoya, el poderoso asesor de Carlos Salinas, coinciden en al menos dos cosas: ser titulares de la jefatura de la Oficina de la Presidencia de la República y mentir sobre su nacionalidad Córdoba Montoya, quien ocupó con Salinas la supersecretaría análoga a la que ahora Calderón le confía a Mouriño, se hizo pasar como mexicano siendo ciudadano francés, y aun con esa nacionalidad ingresó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) Mouriño también: nació en Madrid, España, en 1971 y, al cumplir la mayoría de edad, en 1989, renunció a esa nacionalidad, pero siete años después, cuando regresó de un viaje de Estados Unidos, utilizó un pasaporte ?el número 8800581? expedido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país a través de su consulado en Miami, Florida Este escándalo se produjo cuando, en 1997, el diario El sur de Campeche exhibió ambos pasaportes de Mouriño Terrazo, quien entonces insistió en que era mexicano por nacimiento y hasta dijo que éste ocurrió en el hospital San Martín Y es que Mouriño buscaba una diputación local por el Partido Acción Nacional (PAN), cargo al que llegó por la vía plurinominal Salvo un tropezón como candidato a alcalde de Campeche capital en las elecciones de 2003, la carrera de Mouriño ha sido vertiginosa, siempre de la mano de Calderón, a quien acompañó en las buenas y en las malas, y que ahora le corresponde al nombrarlo al frente de la dependencia de mayor rango después de la Presidencia de la República El propio Calderón describió, en grandes líneas, las funciones de "Iván", como le llaman sus allegados, en la Jefatura de la Oficina de la Presidencia, "cuyas atribuciones estarán orientadas a la adecuada coordinación entre las oficinas de apoyo al titular del Ejecutivo Federal, los secretarios de Estado y los titulares de las entidades y dependencias de la administración pública", a partir del 1 de diciembre: "Esta oficina deberá garantizar eficiencia y eficacia en la toma de decisiones, una mejor coordinación en el trabajo del gabinete, la unificación de la comunicación interna del gobierno federal y el fortalecimiento de la interlocución del titular del Ejecutivo con el Poder Legislativo y sus miembros" Con este nombramiento, que implica desechar el esquema establecido por Vicente Fox a través de Ramón Muñoz Gutiérrez ?a menudo comparado también con Córdoba Montoya por su grado de influencia en el ánimo presidencial?, Calderón busca poner orden en su equipo y fijar las prioridades, entre ellas cumplir compromisos que inclusive dejó por escrito en su campaña Un magnate contra la pobreza Una de las promesas sustantivas de Calderón tiene que ver con la miseria de más de la mitad de los mexicanos: En seis años sacará a 15 millones de personas de la pobreza y a otros 12 millones de la pobreza extrema, según la evaluación prospectiva de su gestión que escribió en su libro El hijo desobediente Notas de campaña Ahí detalla: "Imaginemos ahora el 2012 En mi último informe de gobierno hago un balance de seis años muy intensos Hay, desde luego, enormes desafíos y retos por enfrentar, pero también evidentes logros que se pueden constatar Resumo los principales Cuando asumí la Presidencia de la República había unos 50 millones de pobres y 22 millones en pobreza extrema Hoy hay 35 millones de pobres y 10 millones en pobreza extrema" En su libro, Calderón se solaza para dentro de seis años: "Se han depurado el Ministerio Público y las policías federales, y hemos encontrado colaboración en algunos estados para depurar los cuerpos policiacos locales; tenemos una policía integrada por elementos de reconocida solvencia moral, que son respetados en sus comunidades y cuyo desempeño vigilan cotidianamente los ciudadanos; ganan un salario digno, son profesionales y saben que van a tener también un retiro digno; por ello hemos bajado los índices de delincuencia considerablemente "México es un país de leyes, un país de plena certidumbre, no sólo en los niveles de convivencia, sino en la vida económica El flujo de inversión ha permitido que los últimos tres años hayan sido los de mayor crecimiento económico en la historia contemporánea del país Por ello se ha cumplido la meta de crear 1 millón de empleos" Se ufana también de haber logrado un acuerdo migratorio con Estados Unidos: "Logramos finalmente un acuerdo migratorio en el que ayudó mucho cambiar la polarización de la relación México-Estados Unidos Hicimos lo necesario para aprovechar principios de entendimiento y valores en común para implementar un acuerdo sobre trabajadores temporales que nos permitió abrir la puerta a un flujo migratorio mucho más ordenado y, sobre todo, a recuperar la confianza entre ambos países" Y se entusiasma: "México está mejor que antes en términos de varios indicadores En 2006, México tenía el lugar 79 en el Foro Económico Mundial de Davós en términos de credibilidad, legalidad, estado de derecho, independencia de los jueces, seguridad; hoy ocupa el lugar 35 Falta mucho por hacer, pero evidentemente los pasos que hemos dado nos consolidan como una nación segura para vivir y para invertir, y eso nos ha ayudado a mejorar las condiciones de vida Se ha reducido enormemente la tensión social, y podemos ofrecer oportunidades a nuestros jóvenes" Para coordinar tal empeño del gobierno, Calderón nombró a un joven de 37 años de edad e hijo del magnate que meteóricamente edificó el Grupo Energético del Sureste, Carlos Mouriño Atanes, quien trabó amistad con el priismo campechano y es sujeto de investigación en España, su país natal, y en México por presunto "blanqueo de capitales" Tal como lo documentó Proceso en su edición del 25 de junio (número 1547), Mouriño Atanes ?dueño del equipo de futbol Celta de Vigo? está involucrado en un escándalo por presunto tráfico de influencias y uso de información privilegiada en seis empresas establecidas en España, donde reside, y de las cuales es propietario o accionista Hasta ahora no se ha logrado establecer su presunta responsabilidad en el marco de las investigaciones iniciadas desde 2003 por la Procuraduría General de la República (PGR), institución que ahora está sujeta a la coordinación de su hijo en su calidad de responsable "de los trabajos del gabinete", del que forma parte el nuevo titular de esa dependencia, Eduardo Medina Mora Fidelidades e intrigas A partir de sus nuevas facultades, Mouriño Terrazo tendrá como responsabilidad el desmantelamiento de la estructura burocrática en la Presidencia de la República ideada por Muñoz Gutiérrez, refugiado ahora como senador del PAN El gabinete se dividirá en al menos tres áreas temáticas para coordinar los trabajos de los titulares de cada uno de ellas: Seguridad, Economía y Competitividad, y Desarrollo Humano y Sustentable También, según el esquema centralizado a cargo de Mouriño, habrá gabinetes de infraestructura y turismo, con el propósito de dar seguimiento a metas como las descritas por Calderón en su libro Pero, además, su responsabilidad será evitar el desgarriate que prevaleció en el gobierno de Fox desde la integración de los equipos de transición, con riñas públicas y soterradas que se mantuvieron hasta el fin del sexenio y que se han evitado con el control de entrevistas por parte del portavoz Maximiliano Cortázar Pero, a pesar de su personalidad ecuánime y cortés ?siempre elegantemente vestido con ropa de marca?, Mouriño sabe operar intrigas palaciegas, una de las cuales tuvo como propósito someter a Josefina Vázquez Mota, quien desde su incorporación al equipo de Calderón, en diciembre del año pasado, aspiraba a convertirse en secretaria de Gobernación Aunque al inicio de la campaña, en enero, fueron designados en cargos equivalentes ?coordinadora política ella, coordinador operativo él?, Vázquez Mota pareció ganarle la partida, en medio de un combate sordo, al ser designada coordinadora general de la campaña en marzo, cuando las preferencias electorales desfavorecían a Calderón, según los estudios de opinión pública Vázquez Mota parecía encaminarse al cargo que ambicionaba cuando, al cabo de las elecciones, Calderón la nombró responsable de la interlocución con las fuerzas políticas con la idea de integrar el gobierno de coalición ofrecido por él en campaña Este hecho constituyó el primer fracaso de Vázquez Mota Las intrigas de Mouriño, Germán Martínez, el vocero Maximiliano Cortázar y Alejandra Sota, entre otros, la hicieron naufragar "Sería una Creel con faldas como secretaria de Gobernación ?ilustró un incondicional de Calderón, cotejando la debilidad de Santiago Creel al frente de esa dependencia? Se necesita una mano firme y esa la tiene Francisco Ramírez Acuña" La primera señal de que Vázquez Mota era desplazada a posiciones menores fueron las abundantes filtraciones en su contra en los espacios de chismes de los diarios, hasta que oficialmente, al final de la primera gira de Calderón por Latinoamérica, efectuada la última semana de septiembre, Cortázar informó que ella había tomado vacaciones Vázquez Mota no fue designada secretaria de Turismo, como filtraban los allegados a Mouriño para ubicarla en su nivel político ?con capacidad para las relaciones públicas, como decían?, sino responsable de Educación Pública, donde apenas fue asignada el 24 de noviembre, ante el enojo de los incondicionales de Elba Esther Gordillo, la lideresa del magisterio, debido a su desconocimiento del sector Rafael Ochoa Guzmán, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, fue directo y malicioso: "Si una persona adquiere la capacidad de manejar un vocho, no implica que con esa experiencia se le va a soltar un tráiler para manejarlo con la misma habilidad En todo caso nos preocupa que la designación sea más bien por los jaloneos, rebatinga o chantaje, no producto de un conocimiento de lo que significa la educación" A diferencia de la campaña y del proceso de transición, los papeles se invirtieron: ahora Vázquez Mota depende de Mouriño, que está en la cumbre del felipismo?

Comentarios