El PRI, pulverizado ante su próxima elección interna

sábado, 30 de diciembre de 2006 · 01:00
México, D F, 29 de diciembre (apro)- Después de registrar su peor año electoral en más de 70 años de historia, al quedar como tercera fuerza política a nivel nacional, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se prepara para la renovación de su dirigencia, en medio de un panorama de pulverización de fuerzas, con los mandatarios estatales como auténticos factores reales de poder y con un inevitable y desatado futurismo en pos de la sucesión presidencial dentro de 12 años Un comunicado emitido hoy por la dirigencia del PRI advierte que de su Cuarta Asamblea Nacional, prevista del 1 al 4 de marzo de 2007, surgirá "un partido innovador, que redefinirá su posición ante temas que interesan e impactan en lo político, económico y social del país" Señala: "Desde los estados y municipios, los priistas debatieron, durante diciembre, temas de fondo Se reciben propuestas y se avanza en la redacción de la primera versión del documento" Los casi 6 mil delegados a la Asamblea Nacional Extraordinaria deberán elegir a su nuevo presidente entre tres opciones: el exprecandidato presidencial y excoordinador de la bancada del PRI en el Senado, Enrique Jackson; la excandidata a jefa de Gobierno capitalino y exgobernadora de Tlaxcala, Beatriz Paredes, y el militante Javier Oliva, apoyado por las derrotadas fuerzas de Roberto Madrazo Analistas internos del PRI prevén que la contienda se defina entre Jackson y Paredes El primero cuenta con el apoyo del coordinador de la fracción priista en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa Patrón En el caso de Beatriz Paredes, sus apoyos principales se concentran entre los cuadros del sector campesino, gobernadores del centro del país y la militancia tradicional Javier Oliva ha sido el único que, en días pasados, expuso en una carta, en la que dijo que la votación para elegir al próximo dirigente priista debería realizarse a través del voto libre, secreto y directo de los consejeros En la Cámara de Diputados, legisladores priistas prevén que la fuerte división interna desemboque en una guerra de posiciones, en particular contra el exmandatario de Oaxaca, José Murat, quien ha expresado su abierta oposición a la dupla encabezada por Jackson y Emilio Gamboa En el Senado, el coordinador de la fracción priista, Manlio Fabio Beltrones, no ha hecho público su apoyo a ninguno de los tres precandidatos, pero los integrantes de esa Cámara reflejan las distintas fuerzas en pugna ante la debilitada dirigencia de Mariano Palacios y el activismo de los gobernadores Entre los mandatarios estatales que jugarán un papel fundamental en la correlación de fuerzas internas, se señala insistentemente al gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, a quien ven como "la promesa de 2012", capaz de atraer a los jóvenes por su cuidada imagen mercadológica El veracruzano Fidel Herrera y los gobernadores de Nuevo León, Natividad González Parás, y Coahuila, el "rebelde" Humberto Moreira, también aspiran a jugar un papel central en la definición del rumbo priista La Asamblea Nacional Extraordinaria del PRI deberá reformar los documentos básicos, y definir un programa de acción que lo distinga ante el gobernante Partido Acción Nacional y el avance de la izquierda coaligada en la candidatura de Andrés Manuel López Obrador La sombra de una nueva ruptura interna acompaña también el trabajo de los priistas Unos, por desencanto, como la exgobernadora yucateca y exdirigente nacional del PRI, Dulce María Sauri; otros, por sentirse marginados, y unos más, por sumarse a la corriente calderonista en el gobierno federal Lo cierto, reconocen observadores internos, es que el PRI tendrá que enfrentar además el fuerte desprestigio entre el electorado, después de la derrota de Roberto Madrazo y el pleito interno que desembocó en la salida de la dirigente magisterial, Elba Esther Gordillo

Comentarios