Los niños del hombre: Filme con muchas agallas

lunes, 4 de diciembre de 2006
México, D F, 4 de diciembre (apro)- Corre el año 2027 y, al parecer, la humanidad se encuentra condenada a la desaparición: las mujeres han perdido la capacidad para concebir La falta de continuidad de la especie ha traído como resultado un desbarajuste social importante, en otras palabras, el mundo está hecho un caos Gracias a una política fascista (un trato inmisericorde hacia la inmigración), Inglaterra se mantiene a flote Este es el contexto de Los niños del hombre, el más reciente filme de Alfonso Cuarón, protagonizado por Clive Owen, Julianne Moore y Michael Caine; un desolador drama en donde la esperanza es amenazada por la política y las ansias poder Theo (Owen) es un exactivista convertido en cínico, cuya pasividad se verá amenazada por la aparición de su exesposa (Moore), una líder terrorista, quien le pide que ayude a una chica de color a cruzar el país Resulta que dicha chica puede ser la clave para solucionar el problema que aqueja al mundo (si es que consigue llegar con un grupo de científicos independientes), y como Theo posee contactos en el gobierno --el cual vigila de manera hostigante a los habitantes ingleses--, el traslado puede hacerse de forma segura En primer lugar hay que decir que la cinta es sumamente cruda y angustiante, y no es para menos, puesto que el panorama no se ve muy alentador, y si tomamos en cuenta que pocos son los personajes que se comportan a la "altura de las circunstancias", la conclusión es que no vale la pena que la especie continúe Sin embargo, a pesar de esto, tanto nosotros (espectadores) como los personajes principales, harán todo lo posible para llegar al final del camino Bien dicen que la esperanza muere al último Al final de la cinta, el mensaje del director es sumamente claro y a la vez, bastante incisivo, si nos gustó la cinta, ésta nos dejará pensando por un rato; en ese sentido, se agradece la pasión del director por hacer algo sumamente crítico y personal Finalmente, dos comentarios en contra: es importante apuntar que, gracias a que Cuarón no estaba interesado en hacer una cinta de ciencia ficción, nunca le interesó explicar algunas convenciones de ese mundo futurista, de hecho, la consigna era crear un mundo sumamente cercano al nuestro Y por otro lado, tenemos el hecho de que los últimos minutos de la cinta se resuelven muy rápido; y con situaciones que parecen sacadas de la manga Si hacemos un balance general, la cinta se salva, principalmente por el talento y las agallas de su director

Comentarios