Aprueba el CPN del PRI el método para elegir a su próximo presidente

sábado, 9 de diciembre de 2006
México, D F, 8 de diciembre (apro)- El Consejo Político Nacional del PRI aprobó hoy el método para elegir a su próximo presidente y secretario general Sin debate ni oposición, los consejeros priístas decidieron que las próximas dirigencias surjan de una elección a cargo de una asamblea de consejeros políticos También aprobaron un tope de campaña de 13 millones 28 mil 568 pesos para cada fórmula de aspirantes a la presidencia y secretaría general del PRI Hasta ahora han manifestado su intención de contender por la presidencia del partido Beatriz Paredes Rangel, Enrique Jackson Ramírez y Javier Oliva En entrevista radiofónica, Jackson dijo que está dispuesto a renunciar a sus aspiraciones presidenciales en 2012 sí es electo presidente nacional del PRI Por su parte, Paredes, se pronunció por una candidatura de unidad que aspire al fortalecimiento de ese instituto político, y descartó que pueda volver a ser secretaria general, debido a que lo estatutos lo prohíben Y mientras Paredes dejó abierta la posibilidad de que Jackson figure como secretario general en su fórmula con la que pretende alcanzar la dirigencia del PRI, el expresidente del Senado descartó incluir a su ahora contrincante Además, descartó toda posibilidad de una candidatura de unidad Por otra parte, se informó que la Comisión de Procesos Internos del PRI emitirá en las próximas semanas la convocatoria y los reglamentos para la contienda En tanto, dirigentes estatales del PRI reconocieron los errores que han llevado al partido a caer al tercer lugar en las preferencias electorales, y demandaron una dirigencia nacional que los reconcilie con electorado, a fin de evitar una que sólo sirva para proyectar una candidatura y hundir más al priismo Al presentar ante un millar de consejeros políticos nacionales el método de elección de la próxima dirigencia nacional del PRI, el líder de éste partido en el estado de México, Ricardo Aguilar, a nombre del Foro Permanente de Dirigencias Estatales, hizo un diagnóstico autocrítico de la situación actual del instituto político "Decir que estamos muy mal ya es un lugar común Autocríticamente les reclamo y me reclamo que en al menos una década de crisis partidista no hayamos entendido los sentimientos de la nación que, elección tras elección, nos vienen reiterando los motivos de su desconfianza "Nuestro pueblo nos mira con ojos legítimamente críticos, como un partido corrupto y encubridor, sumergido en sus propios intereses, convenenciero porque sólo acudimos a ella cuando necesitamos su voto con urgencia; un partido que sólo llama la atención cuando alguno de sus miembros protagoniza un escándalo que repercute en todo el país", expuso Dijo que, como clase política, los dirigentes han desmotivado e irritado a su militancia, que ve a sus líderes opulentos e indiferentes ante sus necesidades, lo que los ha llevado a perder más espacios de gobierno

Comentarios