Sofocan motín carcelario en Cancún: Tres muertos

sábado, 9 de diciembre de 2006
Cancún, Q R, 8 de diciembre (apro)- El traslado del narcotraficante Marcos Adelaido Hernández, de la cárcel de esta ciudad al reclusorio de Chetumal, la mañana de este viernes, provocó un motín que dejó como saldo la fuga de casi un centenar de reclusos, la muerte de tres de ellos y unos 20 lesionados con arma de fuego Los hechos se registraron cuando se preparaba el traslado de 37 reos al penal de la ciudad de Chetumal, entre ellos el capo Marcos Hernández Gallegos, "El Padrino", lo que orilló a una refriega entre custodios e internos, provocando la fuga de decenas de ellos y la muerte de al menos tres a manos de los agentes de seguridad, quienes lesionaron a otros 20, dos de ellos de gravedad, mismos que fueron internados en centros hospitalarios de esta localidad El incidente ocasionó que el polo turístico más importante de México, en plena temporada alta, movilizara a más de 300 elementos de seguridad pública y agentes judiciales, quienes cerraron carreteras y cruces viales en un intento por localizar a los convictos; más tarde trascendería la recaptura de medio centenar de los prófugos Sin embargo, debieron pasar casi nueve horas de disturbios para que las autoridades de Benito Juárez entablaran diálogo con los presos Por ello las autoridades comenzaron el pase de lista para determinar la identidad y el número de internos que se dieron a la fuga, que se estima en un centenar y de los que se habría recapturado a 45 de ellos Por su lado, Antonia Salmerón, portavoz de la Procuraduría local, dijo a Apro que el motín comenzó pasadas las siete de la mañana de este viernes, cuando se organizaba el traslado de una treintena de presos, entre ellos "el supuesto líder de los internos" Los reos de la cárcel cancunense tomaron el control del lugar en protesta por la salida del "Padrino", sentenciado a siete años de cárcel, por el delito de violación de menores y que debería purgar en el Cereso de Chetumal Salmerón dijo que los primeros reportes indican que se registró una intensa balacera durante el intento del traslado del "Padrino", y ahí cayó abatido el primer muerto, el reo Miguel Ángel Poot Carrillo, de 22 años, acusado de delitos contra la salud, en tanto que otros dos murieron camino al Hospital General "Jesús Kumate", sin que se les identificara Se mencionó también que los hospitales habían recibido a un total de 36 heridos, sin que se confirmaran nombres, y si todos eran reclusos o agentes de seguridad, algunos de ellos graves, quienes fueron atendidos en el Seguro Social El alcalde de Cancún, Francisco Alor Quesada, llegó al lugar e incluso a las 9:30 ingresó a la cárcel para establecer un primer contacto con los reos, así como con las autoridades del penal En los edificios se podía observar a grupos de reos que manifestaban una serie de demandas y la atención de sus quejas; otros lanzaban piedras a los elementos policiacos La zona donde se encuentra la cárcel está densamente poblada, por lo que se inició un intenso operativo de seguridad, que incluyó el cerco del penal municipal con más de 250 elementos y agentes de seguridad Pedro Flota Alcocer, secretario de Seguridad Pública estatal, admitió que desde hace más de un año se había previsto este problema, ya que un espacio considerado para 300 personas estaba siendo ocupado por más de mil, ocasionando problemas de hacinamiento y serios problemas de corrupción La vigilancia se extendió hasta el aeropuerto internacional de Cancún, pues a la entrada se revisaban todos los autos, así como supervisión en los principales cruces carreteros del estado Más tarde se vivía una tensa calma, una vez que los reclusos entregaron el control del penal a las autoridades, y éstas aceptaron entablar un diálogo con los inconformes, quienes incluso ya habían designado un nuevo líder para hacer que se escucharan sus demandas

Comentarios