Guerrilla en México, crisis y reagrupamiento

miércoles, 1 de febrero de 2006
* Entre el apoyo y la crítica, su definición ante "La otra campaña" Tuxtla Gutiérrez, Chis , 31 de enero (apro)- La guerrilla en México vive hoy una de sus crisis más profundas de los últimos años, fruto de las diferencias políticas e ideológicas que la ubican cada vez más lejos de una conjunción, y sí más en el borde de la confrontación, aseguró el argentino especialista en movimiento armados, Jorge Lofredo En un análisis sobre los movimientos armados clandestinos de México, el cofundador del Centro de Documentación de los Movimientos Armados (Cedema), Lofredo expuso que los más recientes acontecimientos, entre ellos "guerra de comunicados", capturas de supuestos guerrilleros y acciones que van desde el silencio hasta las acusaciones mutuas, exhiben cada vez más la polarización de la guerrilla en tres ejes Señaló que, tras la "oleada de comunicados" que circulan vía correos electrónicos, hay indicios que comienzan a descubrir y confirmar algunos de los movimientos que se están consumando dentro y entre los grupos guerrilleros mexicanos Lofredo afirma que en la guerrilla mexicana se están conformando por lo menos tres bloques diferenciados --dos de ellos cada vez más distanciados--, "cuya composición se dinamiza a través de siglas que también realzan sus diferencias, en tanto que otras vuelven a encontrar puntos en común, y otras se encuentran sumidas en un proceso de debate interno, y además están aquellas que aspiran, o ya han concluido, un retorno a sus orígenes" Dice que en un primer grupo se ubica al grupo Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo (TDR-EP), que dirige el "comandante José Arturo", que luego de su segundo congreso, en 2004, ha revelado ser el mando supremo de varios comandos que, desde el 2000, han realizado acciones contra cuerpos policiacos, actos que definen como "justicia revolucionaria", de propaganda armada y secuestros para hacerse de "impuestos de guerra" Entre los comandos se ubican el "México Bárbaro" --que en 2003 habría secuestrado al exdiputado priista del Estado de México, Fernando Castro Suárez--, el "Jaramillista Morelense" y "La Patria es Primero" En un segundo grupo se ubica al Ejército Popular Revolucionario (EPR), grupo del cual se desprendió primero el ERPI, en enero de 1998, y algunos años después las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP) y TDR-EP En este mismo grupo se ubica al "Comité Clandestino Revolucionario de los Pobres-Comando Justiciero 28 de Junio" (CCRP-CJ28J), que ha reconocido ser un desprendimiento del ERPI Tanto las FARP como el CJ28J procuran algún acercamiento con el EPR En ese mismo grupo se aglutinarían los miembros de la "Organización Revolucionaria 2 de Diciembre-Nueva Brigada Campesina de Ajusticiamiento" (OR2D-NBCA) --un desprendimiento de TDR-EP-- Lofredo ubica en un "tercer eje" a otros grupos armados, entres ellos al Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), al Movimiento Revolucionario "Lucio Cabañas Barrientos" (MRLCB) y al Comité de Resistencia Popular ¡Viva Villa! (CRP-VV), una escisión de las FARP, que en octubre pasado denunció que "las FARP son hoy una sigla que sirve para avalar al EPR" Para Lofredo, estos tres grupos del "tercer eje" se han mantenido recluidos en un relativo silencio, y tampoco han expresado sus posiciones antes los señalamientos realizados en su contra, principalmente, por parte del CCRP-CJ28J Las FARP, a través de su documento del 10 de noviembre de 2005, exhibieron que el CRP-VV es el grupo que dirige el "comandante Francisco" "Luego de los violentos encuentros entre organizaciones, las diferencias parecen zanjarse por una parte, a la vez que se profundizan y vuelven irreconciliables por la otra Y estos movimientos van permitiendo entrever distintos polos de poder que van asentándose dentro del disímil movimiento guerrillero mexicano", opina Lofredo El investigador refiere a la reciente captura de dos supuestos miembros del EPR en Veracruz, a quienes les decomisaron una carta comprometedora, de la cual infirió deducciones sobre qué grupo realmente la escribió y a quién iban dirigidas esas observaciones Así, busca interpretar la línea de "la eliminación de "x", que todos sabemos era un problema para todo el movimiento" La otra campaña Lofredo refiere que ese personaje "x" es sin duda Miguel Ángel Mesino Mesino, un expreso político guerrerense --a quien se vinculó con el Ejército Popular Revolucionario (EPR)--, hermano de la dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), Rocío Mesino Mesino Mesino fue asesinado a balazos en septiembre pasado con rifles de asalto AK-47 y una pistola calibre 9 milímetros, en pleno centro de Atoyac, Guerrero Era miembro del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a La Parota (CECOP) "Ello permite deducir nuevamente que la carta no ha sido escrita por las FARP o por el CCRP-CJ28J, sino que proviene de un grupo ajeno, tanto al EPR como a la TDR-EP", apunta Lofredo Pero dentro del "complejo escenario" que hoy protagonizan los grupos guerrilleros mexicanos, "La otra campaña" que lleva a cabo el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) también los obliga a definiciones políticas, explica Y que si bien la carta del delegado Zero hacia las distintas agrupaciones ha sido acogida entre el apoyo y el respaldo crítico, ello también abrió un nuevo frente de discusión entre las organizaciones Recuerda que en su respuesta de diciembre pasado, el EPR advertía al EZLN sobre "uno o dos grupos" que se amparan para asesinar a luchadores sociales: "Son paramilitares", la misma que utilizan las FARP y el CCRP-CJ28J en referencia a "La Patria es Primero", grupo que asumió los "ajusticiamientos" de Robles Catalán --exfuncionario priista vinculado con la matanza de Aguas Blancas, en 1995-- y de Mesino Por su parte, a través de su escrito del 4 de enero anterior, las FARP se acercan más al discurso eperrista cuando ratifican estas denuncias, en su respuesta al EZLN En esa misiva advierten que los zapatistas deben ser "especialmente cuidadosos" en Guerrero y Oaxaca, ante "versiones de grupos paramilitares y de asesinos de luchadores sociales con una clara tendencia a la descomposición" De igual forma, precisa Lofredo, el CCRP-CJ28J también apunta en la misma dirección En su documento "Nuestro pedazo de historia", del 30 noviembre 2005, argumentaron que "estos grupos seudorevolucionarios" que "le hacen el juego al figueroísmo", pretenderán "coberturarse en La otra campaña para no quedar aislados políticamente" "La conformación de tres polos de poder, el reacomodo de sus fuerzas y el desarrollo de La otra campaña condicionan la coyuntura del movimiento guerrillero mexicano actual Es visible que no se encuentran puntos de contacto y, cuando suceden, son divergentes y profundizan aún más los choques internos", evalúa Lofredo "Los espacios de autocrítica, ámbito de reflexión por excelencia, tampoco parecen alcanzar para producir un salto cualitativo en estas cuestiones Y aun cuando las distintas voces coinciden en que la división involuciona a la lucha revolucionaria, aparece hoy como inexorable", concluye el investigador en su diagnóstico

Comentarios

Otras Noticias