Investigan a 4 policías de Tecomán

miércoles, 1 de febrero de 2006
* Están acusados de lesionar a un detenido Colima, Col , 31 de enero (apro)- Cuatro agentes de la dirección de Seguridad Pública del ayuntamiento de Tecomán, así como la titular de la Mesa 3 del Ministerio Público en ese municipio, se encuentran sujetos a investigación por su presunta responsabilidad en el delito de lesiones a un detenido y haber incumplido sus funciones de abrir una averiguación sobre el caso, respectivamente Lo anterior se conoció luego de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos envió al gobernador Silverio Cavazos Ceballos y al presidente municipal de Tecomán, Elías Martínez Delgadillo, la recomendación 46/2005, dada a conocer recientemente por la CNDH, en la que les solicitó abrir una investigación contra esos funcionarios públicos Al anunciar que se aceptaba la recomendación, Cavazos dijo que dio instrucciones al procurador de Justicia del estado, Arturo Díaz Rivera, para investigar el asunto y aplicar la ley en caso de que se determine que hubo irregularidades en la actuación de los servidores públicos La recomendación de la CNDH fue resultado de casi nueve meses de investigación de la queja presentada, en febrero de 2005, por el ciudadano José Alfonso Torres Martínez, quien denunció que fue golpeado por los agentes Martín Rodríguez Hernández, Leonel Cano Arcega, Jesús Alejandro Skokanic y Rafael Cárdenas González, luego de que fue detenido, acusado de golpear a su esposa En su recomendación, la CNDH determinó además que la juez cívica de la dirección de Seguridad Pública de Tecomán, Irma Ortega Guízar, violó la ley al no ordenar la realización de un examen médico al detenido, mientras que la titular de la Mesa 3 del Ministerio Público en ese municipio, Norma Alicia Ruiz Rosales, omitió hacer un desglose de las actuaciones para la investigación de los hechos en que resultó lesionado el quejoso Por otra parte, la CNDH dijo que Ruiz Rosales tampoco cumplió su obligación, señalada en la Ley para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar, en el sentido de tomar medidas para proteger a la esposa del detenido, pues en varias ocasiones, ella había denunciado ante la autoridad su temor de que su pareja le ocasionara daño a ella o a su familia En función de que la detención de José Alfonso Torres Martínez se realizó bajo el cargo de violencia intrafamiliar, razonó la CNDH, la violencia de parte de los policías en su contra, "lejos de prevenir la violencia y tratar de generar un clima de conciliación, refuerzan los patrones violentos que la ley pretende erradicar"