Chiapas: Interés extrajudicial, la fianza fijada a Ksheratto

viernes, 10 de febrero de 2006
* Una caución exagerada constituye un acto autoritario que se aparta del respeto a los derechos humanos: De los Santos Tuxtla Gutiérrez, Chis , 9 de febrero (apro)- "Imponer una fianza impagable a un ciudadano equivale a negarle la libertad condicional que constitucionalmente le asiste como acusado", dijo el abogado defensor de los derechos humanos, Miguel Ángel de los Santos Cruz, al referirse al caso del periodista Ángel Mario Ksheratto, preso actualmente en el penal de El Amate De los Santos Cruz precisó así que "imponer una fianza fuera de las posibilidades del inculpado, implica que existe un interés extrajurídico por mantenerlo en prisión, y esto convierte la detención provisional en un castigo a su ejercicio periodístico", en este caso Entrevistado vía telefónica, el especialista precisó que la Constitución mexicana es clara al establecer el derecho fundamental de todo ciudadano a obtener la libertad provisional bajo caución en todos aquellos casos en que el delito no es considerado grave, como ocurre con Ksheratto, quien fue acusado del delito de difamación por la jefa del área de Difusión del Comité Estatal de Construcción de Escuelas del gobierno estatal, María del Pilar Fernández Según el abogado, la fianza que se imponga debe ser asequible, "es decir, debe constituir una cantidad razonable, considerando las condiciones económicas del inculpado" En este sentido, "imponer una fianza que rebasa las capacidades económicas del detenido equivale a negarle el derecho a la libertad provisional, con lo que se vulnera la disposición constitucional y se viola un derecho fundamental, en este caso de Ángel Mario Ksheratto", precisó "No se debe olvidar que la caución tiene como finalidad asegurar que el inculpado no se sustraiga del proceso penal que se le sigue, es decir, que acuda cuantas veces sea requerido y permanezca en el lugar del proceso, entre otras obligaciones; por lo tanto, una caución exagerada constituye un acto autoritario que se aparta del respeto a los derechos humanos", subrayó Mencionó de los Santos Cruz que la arbitrariedad con que se conducen los jueces y su subordinación al poder político, constituye uno de los elementos adicionales por lo cuales las conductas derivadas del ejercicio de la libertad de expresión deben ventilarse en instancias de carácter civil, e indicó que en un estado democrático de derecho, las sanciones penales deben reservarse a las conductas más graves La detención del periodista y su permanencia en prisión pretende inhibir el ejercicio de la libertad de expresión y enviar el claro mensaje de lo que les puede suceder a todas aquellas personas que, en ejercicio de la libertad de expresión y manifestación de las ideas, critican a personas públicas o no, pero cuya causa puede ser aprovechadas por autoridades perversas, expresó A Ángel Mario Ksheratt, quien escribe en el diario Cuarto Poder, se le sigue un proceso por difamación desde fines de 2002, luego que publicó en su columna documentos sobre presuntos desvíos de recursos cometidos por la funcionaria El juez primero de lo penal, Walter Constantino Vleeschower, le fijó una fianza de 201 mil pesos, pero la defensa promovió un recurso para bajar el monto de la misma y lo consiguió: el juzgador redujo la fianza a 126 mil pesos

Comentarios