Marcos: La unión de los que sufren vencerá a la clase dominante

miércoles, 15 de febrero de 2006
Ixtepec, Pue , 14 febrero (apro)- A dos días de que se cumplan 10 años de la firma de los Acuerdos de San Andrés, el subcomandante Marcos enfatizó que todo mexicano que se una a la causa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) está comprometido a defender al país "Con la unión de los que sufren ?dijo--, se logrará vencer a la clase dominante Marcos habló de los gobiernos neoliberales, de cómo han roto pactos con los zapatistas, provocado muertes como la masacre de Acteal, donde pedieron la vida 46 indígenas tzotziles, y de cómo los políticos, de cualquier partido, se caracterizan por faltar a su palabra y soslayar la causa indígena En su tercer día en Puebla, el Delegado Zero encabezó una caminata al municipio totonaco de Ixtepec, localizado al norte del estado Al líder zapatista se sumaron cerca de 500 pobladores vestidos de pulcra manta y aromatizados con un profundo olor a incienso Ahí, Marcos se soltó: Igual que en Chiapas, Tabasco, Veracruz y Oaxaca, reprochó la incapacidad de los partidos políticos para resolver el problema indígena: "Los gobiernos no cumplen lo que dicen, no cumplen su palabra, aunque esté firmado en un papel (?) Y esos que no cumplieron su palabra son los mismos partidos que ahora quieren ser presidentes de México" "¡Vámonos!" Faltan cinco minutos para las 10:00 de la mañana Un "¡vámonos!" es repetido a coro por todas las organizaciones adherentes a "La otra campaña" De inmediato, una ola de activistas se sube presurosa a decenas de lodosos vehículos Los zapatistas abandonan San Miguel Tzinacapan después de una fría noche Una a una las decenas de coches que componen la caravana arrancan en la helada mañana que se deja sentir en la sierra Norte Acaparando el estrecho camino empedrado que comunica al poblado con el municipio de Cuetzalan, los simpatizantes del EZLN pisan el acelerador a 20 kilómetros por hora En la avanzada, una camioneta blanca aloja al actor principal del recorrido: El Delegado Zero Atrás, en orden aleatorio, le siguen automóviles compactos con placas grabadas con la imagen de Emiliano Zapata, el subcomandante Marcos o el símbolo de la hoz y el martillo Los pobladores de las tierras nahuas ven pasar, desde la orilla del camino rural, la estampida de vehículos plagados de motivos rojos Los niños saludan sin saber a ciencia cierta dónde está Marcos Los adultos miran de reojo la pasarela Los ancianos, sin mayor sobresalto, cargan a cuestas, como todos los días, troncos para hacer fuego Ha pasado media hora cuando los efectos propios de kilómetros y kilómetros de travesía se dejan sentir Una camioneta se ha averiado justo cuando la mayoría de los vehículos había llenado su tanque en una gasolinera cercana al municipio de Cuetzalan, famoso por sus grutas y atractivos naturales La caravana se detiene Marcos enciende su pipa por enésima ocasión en el transcurso de la mañana Fuera de las incomodidades que representa, la descompostura del vehículo resulta útil Eduardo Almeida Sánchez, representante de la red de derechos humanos Cuali Nemilistli, se percata de que el contingente está acompañado no sólo de un par de camionetas de la Policía Federal Preventiva (PFP), sino de todo un convoy de custodios públicos Resulta que a un lado de la carretera, justo atrás de las camionetas de la PFP, se detuvieron 11 vehículos aparentemente privados, pero repletos de policías vestidos de civil Almeida Sánchez, quien hasta ese momento no sabía cuán extensa era la lista de custodios, solicita a los policías arrimar sus camionetas para no provocar un congestionamiento vial Sin embargo, los celadores se rehúsan a mover sus vehículos, pues argumentan que quienes vienen detrás de ellos son parte del mismo contingente La respuesta fue toda una revelación Sintiéndose intimidados, los zapatistas se apresuran a sacar su equipo de video y grabar a quienes los venían siguiendo desde quién sabe cuántos días antes Los activistas van de un lado a otro, alarmados por la noticia Pero en las emociones de Marcos aparentemente nada pasa Continúa sacando humo de la boca, sentado en la parte de atrás de su camioneta El aspaviento dura unos cuantos minutos El vehículo es reparado por un despachador de gasolina El "¡vámonos!" se escucha nuevamente por las tierras serranas La virgen zapatista Como ya es costumbre en los recorridos de "La otra campaña", el subcomandante Marcos llega casi dos horas tarde a su destino, en esta ocasión el municipio de Ixtepec, donde lo recibe una enorme imagen de la virgen de Guadalupe vestida a tono con los motivos zapatistas La figura que representa a la madre de Jesucristo sería igual a todas las presentes en las iglesias de México de no ser por una diferencia, ésta tiene el rostro cubierto con su propio manto, es decir, se parece más a Marcos que a la progenitora del nazareno Como en una peregrinación religiosa, el Delegado Zero está rodeado de imágenes religiosas, olor a incienso y seguidores que, sin decir una sola palabra, lo dirigen a la punta del cerro Juquila, ubicado a 20 minutos del centro del municipio La caminata se antoja larga, a sabiendas de que el sol quema los rostros de los presentes y Marcos ya ha preguntado "¿hasta dónde?" se encuentra el lugar donde se efectuará el mitin Una mujer le señala: "hasta donde está la bandera", haciendo alusión a un símbolo patrio ubicado a muchos cerros de distancia Después de mucho sudor derramado en su pasamontañas, Marcos arriba al sitio donde es aclamado por cientos de totonacas Antes de subir al podium improvisado con palmas y otras ramas, el Delegado Zero atraviesa un marco artesanal que en la cúspide tiene grabada una cruz Como en sus anteriores actos masivos, Marcos deja que hablen los líderes sociales, que expongan cuán molestos están con el gobierno, los partidos políticos y el neoliberalismo Cuando éstos terminan, el líder insurgente toma la palabra, explica el contenido de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y repasa, muy a grandes rasgos, la historia del EZLN Cuando el líder concluye su discurso termina la tan esperada visita para la mayoría de los presentes, aunque un sector privilegiado, las organizaciones adherentes, logran entrevistarse con el dirigente zapatista por un par de horas Mientras tanto, los pobladores bajan el cerro, la caravana aprovecha para disfrutar de un helado y otros más utilizan el momento para vender, a 100 pesos, las "agendas oficiales" de Marcos y "La otra campaña"

Comentarios