Nuevo requerimiento de Profeco, al Sheraton

viernes, 17 de febrero de 2006
* Imprecisa, la información del hotel sobre la expulsión de los cubanos, dice México, D F, 16 de febrero (apro)- Mientras la Procuraduría Federal del Consumidor reveló hoy que envió un nuevo requerimiento a las autoridades del hotel María Isabel Sheraton, el vicepresidente de la American Chamber en México, Larry D Rubin, sostuvo que la expulsión de funcionarios cubanos no fue el primer caso en que se aplican leyes anticastristas en nuestro país Carlos Arce Macías, procurador federal del Consumidor, calificó de imprecisa la información que aportó el hotel María Isabel Sheraton en torno al desalojo de ciudadanos cubanos, por lo que el organismo envió un nuevo requerimiento Sostuvo que por el momento no puede hacer ninguna valoración sobre el caso, porque se requiere más información y precisión en la respuesta que dio el hotel al cuestionario de la Profeco Además, aún no hay queja por parte de los afectados, aclaró En tanto, Larry D Rubín precisó que en México sí se había aplicado la Ley Helms-Burton en algunos casos, que a ellos mismos les han reportado y que se han llamado "casos confidenciales", pero nunca habían tenido una repercusión pública como se dio ahora con la expulsión de una delegación de funcionarios cubanos La Cámara de Comercio supo de estos casos a través de reportes de sus socios: "Han sido casos verdaderamente raros, excepcionales", aseguró Rubin, quien no precisó cuántas veces se aplicó esta ley ni si esos casos supusieron también una violación de leyes mexicanas En un reportaje de la revista Proceso difundido esta semana, el reportero Homero Campa precisa que, ciertamente, el hotel María Isabel Sheraton no es la única empresa radicada en México que ha sufrido los embates del Departamento del Tesoro de Estados Unidos: al menos 12 compañías mexicanas y subsidiarias estadunidenses ubicadas en el país han sido sancionadas o afectadas en los últimos años por comerciar con Cuba Y en todos los casos terminaron por doblar las manos, sin que México haya aplicado legislación alguna para evitarlo De acuerdo con el "Informe sobre el Bloqueo 2005" que el gobierno de Cuba entregó en octubre pasado al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos multó con 1 millón 262 mil dólares a 77 compañías, instituciones bancarias y organizaciones no gubernamentales de diversas partes del mundo por supuestas violaciones a las "leyes del bloqueo" contra la isla Once de esas firmas eran empresas extranjeras o subsidiarias estadunidenses radicadas en terceros países, como el consorcio que opera el hotel María Isabel Sheraton en México, de cuyas instalaciones fueron desalojados, el pasado viernes 3 de febrero, 16 funcionarios cubanos que sostenían un encuentro con empresarios de Estados Unidos del ramo energético El Departamento del Tesoro ordenó dicha medida con base en las leyes del embargo contra Cuba El informe cita los siguientes casos relativos a México: "Alpha Pharmaceutical Inc, ICN Farmacéutica, SA de CV, Laboratorios Grossman, SA, radicadas en Panamá y México, fueron multadas con 198 mil 711 dólares por la importación y exportación de mercancías desde y hacia Cuba entre 1998 y 2003 "Trinity Industries de México, SA de CV, radicada en la Ciudad de México, fue obligada a pagar una multa de 55 mil dólares por la venta de mercancías destinadas a Cuba y por el financiamiento de dicha transportación durante el año 2001" El informe señala otros casos que involucran a firmas nacionales: "En marzo de 2005, una entidad cubana solicitó a la empresa mexicana VAFE, SA de CV, el producto fenol, que se utiliza para la fabricación de mangos de ollas exprés Esta empresa ofreció una oferta inicial, pero se vio obligada a suspenderla debido a que el material era de procedencia estadunidense Se decidió entonces cambiar la tecnología para fabricar dicho producto utilizando polipropileno Se solicitó a la firma Indelpro, SA, una oferta de este material Se recibió una propuesta con buen precio (mil 200 dólares la tonelada), que el proveedor canceló al conocer que el destino era Cuba" La posibilidad de que una firma estadunidense vuelva a encontrarse en una situación como la del hotel Sheraton, ha empujado a los inversores de este país en México a informarse sobre qué hacer en estos casos "La primera necesidad que vimos era tener más conocimiento sobre este tema, estamos organizando un seminario muy importante para nuestros socios", explicó Rubin Según Rubin, si no hubiese satisfecho la exigencia del Departamento del Tesoro estadunidense, el director de la empresa propietaria de la cadena de hoteles Sheraton "podría haber sido encarcelado" en Estados Unidos En el seminario para los empresarios, que se llevará a cabo el día 29 de marzo, participarán funcionarios estadunidenses de la Office of Foreing Assets Control (OFAC), departamento encargado de aplicar la Ley Helms-Burton, así como abogados de México y de Estados Unidos El objetivo de este taller, explicó Rubin, es "llegar a conclusiones importantes para que () podamos hacer una estrategia y ver lo que se necesita hacer para que las empresas puedan operar en el marco de la ley y en el marco jurídico, cumpliendo las leyes, normas y reglamentos y de ambos países" "El momento actual es un momento en que las relación México-Estados Unidos tiene una importancia y una relevancia mayor, hay muchos temas pendientes que están a punto de ser discutidos en ambos congresos", explicó En tanto, el procurador federal del Consumidor, Carlos Arce Macías, precisó que solicitaron a las autoridades del hotel mayor información porque le faltó precisión Se trata, dijo, de puntos muy específicos sobre la contestación al cuestionario, "estamos realmente extrayendo información del supuesto proveedor pero no tenemos el contraste de la queja del supuesto afectado", por lo cual habrá que analizar los datos El hotel Sheraton tiene cinco días naturales para contestar la nueva petición de la Procuraduría, cuya fecha límite es el próximo lunes 20 de febrero, precisó De acuerdo con el organismo, el hotel argumentó que la relación contractual se realizó con una empresa estadunidense, la cual reservó y pagó habitaciones y salones, entre otros gastos, aunque el contrato finalizó de manera anticipada sin mencionar las razones

Comentarios