Las muertas de Juárez no son un mito, aclara Guadalupe Morfín

sábado, 18 de febrero de 2006
* Desestima postura de la PGR de que los feminicidios deriven de violencia intrafamiliar México, D F, 17 de febrero (apro)- La comisionada para Ciudad Juárez, Guadalupe Morfín Otero, desestimó hoy la investigación dada a conocer ayer por la PGR, en la que se echa por tierra la existencia de un asesino serial, y anticipar las conclusiones de que ahí la mayoría de los asesinatos denunciados son producto de la violencia intrafamiliar Empero para la defensora de los derechos humanos, las muertas de Juárez no se reducen a simples cifras Categórica, afirmó que la violencia contra la mujer en esa zona fronteriza "es una realidad lacerante", por lo que subrayó que "yo no acepté trabajar en un mito" La postura de Guadalupe Morfín Otero se da en respuesta a las declaraciones del subprocurador de Derechos Humanos y Atención a Víctimas del Delito de la PGR, Mario Alvarez Ledesma, en el sentido de que "nunca" Ciudad Juárez ha ocupado el primer lugar en homicidios de mujeres Morfín Otero subrayó: "Yo no me caso con una cifra" Por lo que subrayó: "Sean 379, como lo afirma la subprocuraduría de la PGR, o sean 400, son suficientes No queremos una sola más" La funcionaria federal calculó que una tercera parte de los homicidios de mujeres, de 1993 a la fecha, corresponde a violencia doméstica, similar cantidad a la violencia generalizada, y el último tercio a homicidios seriales Entrevistada en la Secretaría de Gobernación, expuso: "Acepté trabajar en un tema que ha sido un asunto complejo, un drama" que no es privativo de Ciudad Juárez, pero no porque se le pueda comparar con otras entidades, deja de tener una carga fuerte en materia de impunidad, en la que hay responsabilidades compartidas" Pero ello, sostuvo, no nos tranquiliza, pues "también hay feminicidio íntimo con extrema crueldad, también hay crímenes de odio a las mujeres, por ser mujeres, dentro del hogar" Abundó en que esos crímenes son fruto de una violencia generalizada en la frontera, y ahí habría que preguntarse por qué proliferan las armas, por qué está ocurriendo la exacerbación de posturas entre bandas que riñen, entre personas que son robadas o asaltadas Finalmente, reflexionó, los homicidios de mujeres también tienen connotaciones sexuales, pero no implican necesariamente una violación, pues hay ejecuciones en situaciones de prostitución o comercio sexual, a fin de burlar el pago a sexo-servidoras Morfín Otero concluyó en que las connotaciones sexuales tienen que ver con el acomodo del cuerpo, de las ropas, el lugar donde son desechados los restos, lo que "nos está dando mensajes claros de cómo es devaluada la integridad femenina"

Comentarios