Sicarios del cartel de Tijuana, a La Palma

martes, 21 de febrero de 2006
* La PGR acusa a los cinco detenidos del crimen del director del Cereso de Mexicali y por delitos contra la salud México, D F 20 de febrero (apro)- Un grupo de narcotraficantes ligados al cartel de Tijuana ?ahora encabezado por Francisco Javier Arellano Félix, "El Tigrillo"--, fue internado en el penal de máxima seguridad de La Palma, luego de permanecer en arraigo 90 días El Juzgado Quinto de Distrito en Materia Penal del Estado de México libró una orden de aprehensión por delitos contra la salud y por su presunta implicación en el crimen del director del Cereso de Mexicali, Eduardo Villalobos Luna Según la Procuraduría General de la República (PGR), el grupo de sicarios de la familia Arellano Félix tenía varias actividades dentro de la organización: matar, secuestrar, traficar con droga, entre otras misiones criminales El grupo está compuesto por Luis Octavio Arellano Enciso y/o Gustavo Arellano y/o Gustavo Hernández García, alias "El Tavo Arellano" o "El Tavo"; Edgar Adrián Gutiérrez Elenes, "El Cachorro", Fidel Chan Amador, "La Chicha" y/o "El Chicha"; y Omar Narciso Girado Morales, "Girado", "Omar" o "El Chicho" De acuerdo con la PGR, este grupo "es probable responsable" de los delitos de delincuencia organizada, contra la salud, privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro, homicidio calificado, posesión de arma de fuego y de cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, así como posesión de objeto robado Gutiérrez Elenes ?detenido el pasado 16 de noviembre del 2005 en Mexicali, Baja California --, Arellano Enciso, Chan Amador y Girado Morales, son, según la PGR, integrantes de la organización criminal de los Arellano Félix, por lo que el 19 de noviembre del año pasado, mediante resolución judicial emitida dentro del cuadernillo de arraigo 25/2005 y Procesos Penales Federales en el Distrito Federal decretó la medida cautelar de arraigo por un plazo de 90 días Con base en las diligencias practicadas por personal de la Subprocuraduría General de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), se logró acreditar la probable responsabilidad de los indiciados en la comisión del homicidio de Eduardo Villalobos Luna, quien se desempeñaba como director del Centro de Readaptación Social de Mexicali y antes había fungido como titular de la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada (UEDO)

Comentarios