Venganza fílmica

domingo, 26 de febrero de 2006
La venganza es un plato que se sirve frío Al menos así reza el antiguo proverbio Pero este plato, preparado por el director turco Serdar Akar, se sirve y se come caliente Caliente porque en su película, El valle de los lobos, el protagonista busca vengar, de manera más o menos obsesiva e impaciente, el honor de su patria que supone mancillado, expone Proceso en su edición de este domingo 26 de febrero Caliente, además, por la reacción que la película ha desencadenado entre la numerosa comunidad turca en Alemania, entre algunos políticos, y en la prensa de este país El escenario: Irak ocupado por tropas extranjeras El héroe: un agente turco que busca vengar el honor de su patria Los malos: los soldados estadunidenses La semana pasada El valle de los lobos fue retirada de cartelera en Alemania después de desatar una agitada polémica entre políticos y la prensa de este país Antes, la pudieron ver varios cientos de miles de espectadores, dice el reportaje que aparece este domingo 26 en Proceso

Comentarios