Aniversario de la Coyolxauhqui

lunes, 6 de febrero de 2006
* Organizará el Museo del Templo Mayor un ciclo de conferencias México, D F, 6 de febrero (apro)- El próximo 21 de febrero se cumplirán 28 años del fortuito hallazgo de la Coyolxauhqui, diosa de la luna de la cultura mexica, que, aunque el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) atribuye a los arqueólogos Raúl Arana Álvarez y Carmen Chacón Guerrero, fue hecho en realidad por trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro Con este motivo, el Museo del Templo Mayor --producto de la serie de exploraciones hechas a partir de ese descubrimiento-- realizará un ciclo de conferencias, mediante las cuales se difundirán los resultados del estudio de las ofrendas que posteriormente se encontraron en los cuatro puntos cardinales en torno al monolito semiovalado de 340 metros de largo por 290 de ancho y 40 centímetros de espesor En el volumen I de Estudios Mexicas (Tomo 4 Obras Maestras del Templo Mayor), el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, responsable del proyecto de excavación iniciado a partir del hallazgo de la Coyolxauhqui, relata: "No fue tarea fácil recuperar el Templo Mayor Cinco años de trabajo intensivo en un medio urbano y con miles de ojos pendientes de todo lo que allí acontecía a diario, fue una labor difícil Más aún si la capa de concreto de la actual Ciudad de México cubre muros, ofrendas, grandes cabezas de serpientes, en fin, todo aquello que conforma un contexto allí construido o depositado varios siglos atrás Sin embargo, fue posible hacerlo Esa gran máquina del tiempo que es la arqueología nos permite penetrar a través del concreto y la tierra misma para llegar a encontrarnos con los rostros que fueron?" Vale la pena recordar que también fue posible, no sólo por aquella "máquina del tiempo", sino por la decisión presidencialista del entonces titular del Ejecutivo, José López Portillo, quien determinó que se abriera la ahora llamada zona arqueológica del Templo Mayor En el número 406 de la revista Proceso, del 13 de agosto de 1984, se consigna cómo tomó la decisión, tras ver la piedra de la diosa: "Aquel 28 de febrero de 1978, sentí pleno y redondo el poder, podía, por mi voluntad, transformar la realidad que encubría raíces fundamentales de mi México, precisamente en el centro original de su historia, místico ámbito de su tragedia dialéctica, aún no resuelta (?) Simplemente dije: exprópiense las casas; derríbense, y descúbrase, para el día y la noche, el Templo Mayor de los aztecas" Sobra decir que, aunque la expropiación está contemplada en las leyes mexicanas bajo el principio del "bien común", la Constitución --que este 2006 cumple 89 años de existencia-- consagra también, contradictoriamente, la propiedad privada y en casos como la construcción del Wal Mart en Teotihuacan o del Costco en las ruinas de Chalupita y el exhotel Casino de la Selva, el actual gobierno ha dado prioridad a esta segunda rechazando rotundamente la posibilidad de la expropiación A la distancia, sin embargo, la determinación del presidente López Portillo puede seguir siendo cuestionable En su momento, por ejemplo, el debate se dio porque, para descubrir las ruinas del Templo Mayor, se requirió derrumbar varios edificios de la época colonial Entonces se decía que para dejar al descubierto viejas ruinas no tenía sentido crear nuevas ruinas Entre otras aportaciones al conocimiento de la antigua Tenochtitlán, el descubrimiento ayudó a corroborar que, como lo había señalado Manuel Gamio, el principal templo mexica no se encontraba debajo de la Catedral Metropolitana En el siglo XIX, dice Matos Moctezuma, en sus páginas hubo quienes, como Alfredo Chavero, afirmaban que el Templo Mayor estaría donde se cruzaran las calzadas de Iztapalapa, Tacuba y Tepeyac, "las viejas calzadas que unían a Tenochtitlán con tierra firme Y tenía razón" El Templo Mayor, afirma el arqueólogo, "es el centro del universo, el gran obligo cosmogónico que guarda todo un simbolismo de vida y muerte" El ciclo de conferencias se realizará en el Museo del Templo Mayor, del 4 al 25 de febrero con los temas: "Las ofrendas asociadas a Coyolxauhqui", "El papel del Templo Mayor y de los guerreros en la fiesta dedicada a Xipe Tótem", y "Entre el rito y el mito El culto a la luna entre los otomíes"

Comentarios