Haití: Elecciones del caos

lunes, 6 de febrero de 2006
México, D F, 6 de febrero (apro)- En un ambiente de caos y de violencia callejera, Haití celebrará elecciones el próximo martes 7 de febrero Serán las primeras desde que el presidente Jean Bertrand Aristide fue depuesto y trasladado, contra su voluntad, por soldados estadunidenses a la República Centroafricana en febrero del 2004 Los comicios ya han sido pospuestos cuatro veces Originalmente estuvieron programados para el 13 de noviembre del 2005 y luego postergadas al 20 de noviembre; posteriormente al 27 de diciembre, también del 2005 Finalmente, al 8 de enero del 2006 Sin embargo, las autoridades electorales de Haití acordaron celebrar la primera vuelta de las elecciones presidenciales y legislativas el 7 de febrero del 2006; en ellas todos los enemigos de Aristide contenderán Una segunda vuelta, de ser necesaria, sería entre el 8 de febrero y hasta antes del 29 de marzo El ganador tomará posesión el 29 de marzo Las Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comunidad Sudamericana reclamaron al gobierno de transición haitiano y al Consejo Electoral Provisional convocar a elecciones lo antes posible Las causas de estos aplazamientos van desde la violencia callejera, hasta la deficiente administración electoral y los problemas de logística Los funcionarios electorales de Haití culparon a la ONU y a la OEA de la postergación de los comicios porque, según afirmaron, no habían distribuido a tiempo las tarjetas de votación ni montaron los centros para emitir los votos Tampoco hubo seguridad para organizar las elecciones Por ejemplo, tan sólo en la capital, Puerto Príncipe, se registraron 79 secuestros en el pasado mes de diciembre, incluido el de dos funcionarios de la Organización de Estados Americanos El pasado 24 de diciembre ?en plena Nochebuena--, un soldado jordano fue asesinado a tiros Fue la séptima víctima de entre los Cascos Azules Los rebeldes armados mantienen el control en barrios de la mitad del país y en las calles no cesa la violencia El Consejo de Seguridad de la ONU, tuvo una reunión de emergencia para tratar el tema y presionar a la isla La Minustah La salida de quien fuera el primer presidente democráticamente electo, Jean Bertrand Aristide, dejó al país sumido en el vacío político El caos y la violencia es de tal magnitud que la ONU envió un contingente de Cascos Azules La Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah, por sus siglas en francés), fue puesta en marcha en abril de 2004 con la Resolución 1542 del Consejo de Seguridad dentro del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas; y tiene como objetivos contener la violencia tras los disturbios que siguieron al derrocamiento del presidente Aristide, restablecer el orden, hacer llegar ayuda humanitaria y rescatar a los balseros que quieren dejar el país Esta fuerza multinacional está compuesta por 21 mil soldados, entre los que se encuentran infantes de la marina estadunidense, fuerzas especiales canadienses, policías franceses y soldados de 20 países, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá y Chile Brasil aportó en esta misión de paz el mayor contingente --mil 200 soldados-- y consiguió que la Minustah estuviera bajo el mando del general brasileño Urano Teixeira Da Matta Bacellar, quien aparentemente se suicidó a fines del 2005 Lo sustituyó de manera interina el general chileno Eduardo Aldunate Herman La ONU está sometida a una fuerte presión en Haití, donde a las fuerzas de la Minustah se les exige que pongan fin a la violencia y se les responsabiliza de no haber cumplido su trabajo de mantener la paz La Minustah se defiende de sus detractores Señala que no puede luchar contra la miseria y que, además, no es su función castigar a delincuentes comunes Oficialmente, uno de los objetivos de la misión de las fuerzas de paz es apoyar a la policía haitiana El problema, según el general Augusto Heleno Ribeiro Pereira, comandante de las fuerzas de paz de Naciones Unidas, es que no hay suficientes efectivos policiales Señaló que Puerto Príncipe cuenta mil 500 policías haitianos Hizo la comparación con Brasilia, que --con una población similar a la de Puerto Príncipe (casi tres millones de personas-- tiene más de 20 mil policías Para Ribeiro el problema de Haití no es de seguridad, sino económico "O los actores involucrados se convencen de que es preciso mejorar cuestiones básicas a nivel de infraestructura, o tendremos otra misión fracasada como todas las anteriores", declaró a la prensa en Puerto Príncipe Explicó: "Mientras la comunidad internacional piense que el problema de Haití es exclusivamente de seguridad, nada va a cambiar Estoy completando un año aquí y hasta hoy no he presenciado ninguna modificación en la economía caótica del país Ahora el interior del país está en calma debido a la presencia de tropas, a diferencia de la capital Nuestros soldados son insuficientes" El anterior responsable de la Minustah, Urano Teixeira Da Matta Bacellar, también había insistido en lo mismo En una entrevista concedida a fines del año pasado a la BBC, declaró: "En los lugares más miserables del país no hemos sido tan efectivos como hubiéramos querido porque no hemos contado con el apoyo económico, ni del gobierno ni de organismos internacionales, para enfrentar el tema de la miseria en que vive esa gente, que los obliga muchas veces a depender de bandas de criminales (?) Dicho de otra manera, si se hubieran invertido diez millones o 20 millones de dólares en esas zonas, la situación sería completamente diferente" La muerte del general Según el semanario alemán Spiegel, desde que llegaron los Cascos Azules han muerto mil 500 personas por causa de la violencia entre la policía y las bandas armadas A finales de octubre Da Matta Bacellar dijo que la presencia de los Cascos Azules era "una misión fuera de lo común, muy rara", pues desconocían "dónde está el enemigo" Un pequeño grupo de empresarios haitianos y estadunidenses ejercieron terribles presiones sobre Da Matta Bacellar Le exigieron que los Cascos Azules acabaran con las bandas de criminales, pese a que esa no es su función En julio pasado Da Matta Bacellar encabezó a unos 400 cascos azules que, con 41 tanquetas, entraron en Cité Solei, uno de los barrios más pobres de Puerto Príncipe La operación se llamó Iron Fist (Puño de hierro) El saldo: un jefe pandillero muerto en la calle y otros 20 civiles La moral y la reputación de los cascos se fueron al piso De hecho, algunas de las bandas criminales están mejor armadas que las fuerzas de la Minustah y éstas no están preparadas para luchas callejeras Para colmo de males: organizaciones de derechos humanos han acusado a miembros de los Cascos Azules de mal comportamiento y de proteger intereses algunos de grupos armados En este contexto el general Da Matta Bacellar aparentemente se suicidó Es más, el día que se supo de su muerte, un pequeño grupo de empresarios haitianos organizó una huelga general para obligar a los Cascos Azules a meter en cintura a las bandas criminales No se sabe si algunos de los secuestros fueron cometidos u organizados por alguno de los 35 candidatos presidenciales para obtener fondos para su campaña Se desconoce también cuáles tuvieron un fin político, o cuáles fueron un simple delito La rifa del tigre Cualquiera de los 35 candidatos que resulte vencedor en las elecciones de febrero, recibirá un país en ruinas, sin infraestructura básica, con una economía colapsada y un ambiente de guerra civil Haití es hoy el país más pobre del continente americano Su Producto Bruto Interno (PIB) por habitante es de 480 dólares al año El 65% de la población vive por debajo de la línea de la pobreza La esperanza de vida no supera los 50 años, y más de la mitad de la población es analfabeta, según datos del Informe de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Haití tiene un poco más de ocho millones de habitantes y si no fuera por la ayuda humanitaria internacional y las remesas de los haitianos en el extranjero, más de la mitad de la población no lograría sobrevivir La mitad de la población haitiana sufre desnutrición crónica y el 60% está infectado con el virus del VIH/sida, según los datos de la Organización Mundial de la Salud Más: el 47% de los haitianos carece de agua potable y el país presenta un crecimiento demográfico muy rápido En 20 años su población pasó de 5 millones a 8 millones de habitantes Según el informe anual de Transparencia Internacional, Haití encabeza la lista de los países más corruptos en el Continente Americano y ocupa el quinto lugar mundial También enfrenta racismo y discriminación social: existe una enorme brecha entre la mayoría negra empobrecida, cuya lengua es el cróele, y los mulatos, que hablan francés El 1% de los mulatos es dueño de casi la mitad de las riquezas del país Aún cuando Haití tuviera estabilidad política y social, tendría que enfrentar la miseria ocasionada por los bajísimos precios en el mercado internacional de sus principales productos: el café, el mango y la caña de azúcar Los únicos ingresos seguros son los de las remesas y, también, los que producen el tráfico de drogas Su condición de isla facilita el tránsito ilegal entre América Latina y Estados Unidos El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Ignacio Walker, señaló en una entrevista al Diario de Cooperativa que es indispensable la ayuda económica de la comunidad internacional para sacar adelante a Haití, y destacó que de mil 200 millones de dólares prometidos, este pequeño país sólo ha recibido 400 millones

Comentarios