Exigen gobernadores de EU una reforma migratoria sin amnistía

miércoles, 1 de marzo de 2006
Washington, 28 de febrero (apro) - La Asociación de Gobernadores del Oeste (AGO) de Estados Unidos, exige al Congreso estadunidense y a la Casa Blanca, la aprobación de una reforma a las leyes de inmigración, que incluya los mecanismos necesarios para fortalecer la vigilancia en la frontera con México, y que ofrezca empleo temporal a los inmigrantes indocumentados que ya viven y trabajan en la Unión Americana, pero sin que sea una amnistía, lo cual compensaría a los indocumentados Los miembros de esa asociación, conformada por 18 gobernadores y que preside la gobernadora demócrata de Arizona, Janet Napolitano, se reunieron en esta ciudad para abordar el tema de la reforma migratoria y el problema de la violencia en el norte de México, en su potencial de contagio a las poblaciones del sur de la frontera de Estados Unidos La gran preocupación entre los integrantes de esa asociación por la narcoviolencia que priva en la frontera con México, fue enfatizada por Napolitano y sus colegas que gobiernan entidades colindantes con el territorio mexicano; Bill Richardson, en Nuevo México, Arnold Schwarzenegger, de California, y Rick Perry, de Texas Pese a su insistencia por fortalecer la vigilancia en la frontera con México y contener el flujo de indocumentados, el tráfico de drogas y la entrada de miembros de organizaciones criminales, ninguno de los 18 gobernadores respalda la construcción de más de mil kilómetros de una valla doble de acero en la frontera sur de Estados Unidos, como estipula el proyecto de ley 4437, aprobado en diciembre del año pasado por la Cámara de Representantes del Congreso federal "Apoyamos el uso de más tecnología en la frontera El cerco o muro que se ha propuesto no funcionaría Cualquiera que conozca la topografía de la frontera sabe que edificar un cerco es algo muy caro y muy ideológico Si se construye un muro de tres metros de alto, vamos a ver escaleras (para saltarlo) de la misma medida Por eso, este tipo de ideas no son las más adecuadas para contener los cruces de indocumentados", dijo Napolitano, quien dio a conocer a la prensa la resolución que, por unanimidad, aprobó la AGO para exigir la aprobación de "una reforma migratoria comprensiva" En términos del respaldo a la creación de un programa de empleo temporal, los gobernadores coinciden con la idea del presidente George W Bush, quien ofrece sólo seis años de empleo temporal y, después, la deportación definitiva al país de origen, de los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima viven y trabajan en Estados Unidos desde hace años y podrían calificar para el empleo temporal Napolitano señaló que, con el uso de tecnología más sofisticada, sobre todo en los cruces transnacionales México-Estados Unidos, se podría tener un mejor control para saber qué personas entran y salen de la Unión Americana Los gobernadores de los estados de la frontera sur de Estados Unidos, recordaron al presidente Bush, con quien se reunieron ayer, que, junto con los mecanismos para fortalecer la vigilancia en la frontera con el fin de reducir la inmigración indocumentada, se debe buscar una solución bilateral, para presionar al gobierno mexicano a que mejore las labores que realiza para contener al narcotráfico "Washington y la Ciudad de México se deben comprometer a que exista una mejor aplicación de la ley en México, para que no se vean afectados nuestros estados y, en segundo lugar, para que haya más agentes federales en la frontera sur de Estados Unidos y en el interior del país", añadió Napolitano Algunos senadores de entidades ubicadas lejos de la frontera con México, como Brian Schweitzer, de Montana; Jon Huntsman, de UTA; John Hoeven, de Dakota del Norte, y Dave Freudenthal, de Wyoming, afirmaron que la reforma migratoria que surja del Congreso federal, debe contener los mecanismos legales para que agentes de la Patrulla Fronteriza detengan a los indocumentados en estados del interior del país Las exigencias de los gobernadores se dieron dos días antes de que, en la Cámara de Senadores, se inicie el proceso de análisis y debate de cuatro proyectos de ley para la reforma migratoria, que tendrán que ser consensuados en uno solo, para que después sea cotejado con el 4437 que aprobó el año pasado la Cámara Baja

Comentarios