Tráfico de influencias entre funerarias y clínicas del IMSS, en BC

miércoles, 1 de marzo de 2006
* Por una comisión, ofrecen datos de enfermos terminales, revelan grabaciones Tijuana, B C, 28 de febrero (apro)- Una serie de grabaciones puso al descubierto el tráfico de influencias entre supuestos empleados en clínicas del IMSS y dueños de funerarias Las grabaciones revelan los contactos de una trabajadora social, quien se identifica como Rosy Montes, y que según el IMSS no labora en las clínicas de la institución De acuerdo con las grabaciones, Montes ofrece a los directivos de las funerarias datos sobre aquellos enfermos a punto de fallecer, a fin de que éstas atiendan a los deudos, y aquélla reciba "una comisión" También se ofrecen presupuestos de traslados de cadáveres o arreglos en los cementerios para que las fosas queden al gusto de los clientes Las empresas "Funerales Baja California" y otras se ven involucradas en este escándalo, al ponerse al descubierto que, como "buitres en disputa de carroña", favorecen con una tajada a quienes les ayuden a expulsar a los empleados de otras agencias, y simular que hacen lo mismo con los propios "sólo como pantalla" "Que conozcan a Panduro y a Imelda y a Hortensia", ofrece Rosy Montes, en referencia a empleados del IMSS que les facilitarán la contratación a quienes vayan en representación de dichas funerarias En una de las grabaciones, Montes pide un presupuesto para el traslado de un cadáver a Culiacán "A Culiacán sale en promedio de 15, si anda escaso de recursos y si es camarada, unos 12, pero anda en 15", responde el encargado de la funeraria --Está más o menos --Pídale unos 14 --Se los mando --Mándalos, ¿para cuándo? --Ahorita voy a comunicarme con ellos Una grabación más indica otro intercambio de información entre el directivo de la funeraria y otro contacto al interior de una clínica --Hay un camarada aquí que no quiere velar --Tírale unos 4 mil pesos, a ver qué onda --¿De qué, de cremación? ¿De entierro? --De entierro, unos 3 mil 600 "Tumor cerebral tremendo" En otra cinta, Rosy Montes ofrece datos a su contacto en una funeraria, a quien proporciona el nombre de una niña, "con un tumor cerebral tremendo, ya está en las últimas", para que los empleados se apersonen en la clínica donde agoniza "Le doy un nombre, Marta Amaya García, va a ir su papá, Benjamín Amaya, ya no tarda en fallecer", revela En otra plática entre la misma Montes y un empleado de nombre Sabori, también de "Funerales Baja California", señala que "el paciente está muy grave, pero al parecer los familiares no atinan si desconectarlo o no, por eso no le han hablado" Ante esto, las autoridades del IMSS investigan esta situación, a fin de deslindar responsabilidades, informó el delegado de la institución en Baja California, Fortunato Álvarez Mediante un comunicado, el representante del IMSS puntualizó que la supuesta trabajadora social no labora en la institución, sino que ofrece sus servicios como voluntaria del Sistema Integral para el Desarrollo de la Familia (DIF) El documento asienta que de acuerdo con el director de la clínica 20 del IMSS, Fernando Vega, "el departamento de Trabajo Social de todas las unidades hospitalarias tiene, dentro de sus funciones, comunicarse con la funeraria que tenga el contrato de subrogación de traslado de cadáveres de pacientes foráneos, en aquellos casos que el paciente haya sido enviado para su atención a esta unidad"

Comentarios