En jaulas de acero retenían a víctimas de secuestro, en Tijuana

sábado, 11 de marzo de 2006
* Sus captores exigían rescates de uno a cinco millones de dólares Tijuana, B C, 10 de marzo (apro)- Agentes de seguridad rescataron este día a cinco empresarios que previamente habían sido secuestrados en esta frontera, y por cuya liberación sus captores exigían de uno a cinco millones de dólares; de lo contrario, serían disueltos en ácido, como ocurrió con otras víctimas Los plagiados, amarrados de pies y manos y con los ojos vendados, se encontraban en el interior de jaulas de acero forjado Algunas de las víctimas contabilizaban cinco días de secuestro, pero otros hasta dos meses En el operativo, encabezado por el Grupo de Coordinación que integra a todas las corporaciones policiacas y al Ejército, se detuvo a cinco secuestradores, y se detectaron dos casas de seguridad En la acción, efectuada a las dos de la madrugada de este viernes en un domicilio de la calle La Loma, del fraccionamiento Américas, se liberó a Porfirio Armenta Meza, de 24 años, y propietario de la empresa Comercializadora de Chiles Frescos Armenta, por quien pedían un millón de dólares luego de ser plagiado el pasado 7 de marzo en unas canchas deportivas Otro hombre de negocios liberado es José Eduardo Sosa Rodríguez, de 54 años, propietario de Carnicería La Fama, por quien también se solicitó el pago de un millón de dólares luego de ser plagiado el pasado 8 de enero Jesús Beltrán Félix, de 51 años, abogado y dueño de una agencia de bienes raíces y una tienda, es el tercer empresario rescatado, por quien se solicitaban 2 millones de dólares, tras secuestrarlo el 23 de febrero Otra de las víctimas es José Carlos Torres Morales, de 24 años, propietario de la Dulcería La Piñata, quien tenía más de dos meses privado de su libertad, desde el 8 de enero, y por quien los secuestradores solicitaban un millón de dólares y sus familiares ya habían pagado 150 mil Manuel de Jesús Pérez Cervera, de 52 años, fue secuestrado también el 8 de enero, y es propietario de una farmacia y unos billares, por quien los plagiarios solicitaron el pago de 5 millones de dólares, y a los que ya se les habían entregado dos pagos de 345 y 150 mil dólares en fechas recientes "Las personas liberadas se encontraban en condiciones infrahumanas y encerradas en una jaula de metal cuatro de ellas, y otra, a un costado; todas amarradas de pies y manos y con los ojos vendados "Incluso en una recámara contigua había otra jaula vacía, como muestra de la forma en que la banda de secuestradores detenida trataba a sus víctimas", informó la Procuraduría local Los detenidos, quienes confesaron otros cinco secuestros, efectuados entre el 2005 e inicios del actual año, son Eduardo Moreno Gutiérrez, de 27 años, e Iván de Jesús Rodríguez Martínez, de 25, quienes custodiaban la vivienda en donde fueron liberados los comerciantes, ubicada en la calle de La Loma 21179, del fraccionamiento Las Américas, de la delegación La Presa El primero de ellos amenazó a los agentes con un arma larga, de las conocidas como cuerno de chivo, y advirtió que mataría a las personas secuestradas si no se retiraban los policías, pero fue persuadido por los agentes, quienes lograron capturarlo sin que nadie resultara lesionado Tras la aprehensión de los captores, y la liberación de los cinco empresarios, los detenidos revelaron la ubicación de otra casa de seguridad, ubicada en la calle Torre Latino Americana, frente al número 16 de la colonia Las Torres Ahí fue capturado el supuesto líder de la banda y quien planeaba y ejecutaba los secuestros y levantones, Pedro Rodríguez Godinez, El Chucki, quien confesó que a algunas de las víctimas que decidían matar, sus cuerpos los deshacían con ácido Rodríguez Godínez era acompañado por su incondicional Héctor Cortez Montaño, quien es su cuñado y su principal cómplice También fue detenido Ismael Arredondo Pérez, El Mayel, otro miembro de la banda de plagiarios Además de asegurar las dos casas de seguridad, les fueron encontradas un arma larga AK-47, y una pistola tipo escuadra Tenían también en su poder una camioneta Tahoe guinda, placas EROGKE, que tenía reporte de robo en Estados Unidos y que utilizaron para realizar algunos de los plagios Otros secuestros que confesaron haber perpetrado fueron el de Arnoldo Díaz Uriarte, por quien pidieron un millón y medio de dólares y por el que recibieron parte de la suma en septiembre del 2005 También el de Rafael Contreras, un comerciante de la zona centro, por quien solicitaron 4 millones de dólares, hace cuatro meses, y se ignora al momento la cantidad que recibieron por su liberación Así mismo, el de un comerciante de Guadalajara, Raúl Estrada, quien visitó Tijuana a finales del año anterior, misma época en la que privaron de su libertad a otro empresario foráneo, Francisco Villarreal, oriundo de Sinaloa En enero, secuestraron a un joven de nombre Gustavo, quien viajaba en un auto Honda deportivo cuando salía de estudiar Todas las víctimas están libres y sanas, mientras que los plagiarios fueron enviados a las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la Ciudad de México, en donde se continúa con las investigaciones, pues se sospecha que están involucrados en más secuestros y homicidios

Comentarios