Lavolpe, vendedor de espejitos

domingo, 12 de marzo de 2006
Miguel Mejía Barón precisa: Mis diferencias con Lavolpe no son personales, sino profesionales, y detalla los temas: jugadores naturalizados, Cuauhtémoc Blanco y el menosprecio al futbolista mexicano Para él, calificar al Mundial en segundo lugar no es para estar orgulloso, y considera que el técnico de la Selección nacional nos quiere vender espejitos PUEBLA, PUE- Reposado, con 61 años a cuestas y feliz de trabajar con un grupo de jóvenes del Instituto Tecnológico Autónomo de Monterrey Campus Puebla, Miguel Mejía Barón no tiene duda: la Selección Mexicana puede competir en el próximo mundial de Alemania con un plantel integrado únicamente por jugadores nacidos en el país Entrenador de la Selección Mexicana en el Mundial de Estados Unidos 1994, subcampeón de la Copa América de 1993, además de campeón de liga con Pumas y de copa con Monterrey, aclara que no tiene nada contra los jugadores naturalizados, pero el ejemplo que dio la Selección Sub 17 al ganar el campeonato mundial de Perú en 2005 es una muestra de que hay capacidad de nuestros jugadores para competir al más alto nivel Mejía Barón reconoce sus diferencias con Ricardo Lavolpe, pero dice que no son personales, sino profesionales Y ejemplifica con decisiones del argentino que no le parecen acertadas: integrar naturalizados a la Selección; ir a rogarle a Walter Gaitán para llevarlo al equipo nacional cuando todavía tenía la condición de extranjero; exigir que Cuauhtémoc Blanco aporte a la Selección lo mismo que Ronaldinho o Zinedine Zidane a sus equipos, y no exigirles ese nivel a otros jugadores que sin embargo integra -¿Usted cree en Ricardo Lavolpe? -se le pregunta -Yo creo que es un buen estratega Pienso que es un buen entrenador de futbol (pero) no me gusta para nada su estilo como persona Se me hace muy soberbio Pero como entrenador tiene sus cualidades -¿Qué espera de México en el Mundial? -Espero que por lo menos corresponda a la personalidad que ha mostrado el equipo mexicano en los últimos mundiales No incluyo el que dirigí en 1994, sino el de Manuel Lapuente en 1998 y el de Javier Aguirre en 2002 -Su equipo también tenía personalidad -Pero yo no lo voy a incluir -¿Por qué? -Porque no quiero Y no estoy contestando grosero Simplemente porque no quiero Si alguien lo quiere incluir, que lo haga Lo que espero es que el equipo mexicano al menos muestre la personalidad que han tenido en esas dos últimas presentaciones Soberbia En cuanto a la personalidad de Ricardo Lavolpe, Miguel Mejía Barón explica que hay situaciones que, creo, son derivadas de la educación, de que él es argentino y yo soy mexicano Ves las cosas muy diferentes Y recuerda la noche del 3 de septiembre de 2005, en Columbus, Ohio: Me tocó ir como comentarista de Televisión Azteca a la transmisión del partido eliminatorio Estados Unidos-México, en el que nuestro equipo perdió 0-2 Al estar esperando la camioneta para que nos regresara al hotel, después del partido, me tocó pasar por la zona donde se organizó la rueda de prensa Me quedé ahí parado, recordando las veces que me tocó ir, sobre todo las más jodidas, que eran cuando perdíamos Son momentos jodidos, los más ásperos que puedes tener como técnico, porque eres el responsable de dar la cara y tienes que contestar preguntas Y a veces preguntas con chanfle Pero uno aprende que si está ahí, sabe a lo que le tira Una desafortunada declaración de Lavolpe le llamó la atención esa noche: cuando dijo que el equipo estadunidense era casi de risa e ironizó: En ese equipo podrían jugar mi abuela y mi suegra Cuenta Mejía Barón: Me quedé impactado porque es una falta de respeto tremenda al rival La inquietud le duró varios días, hasta que decidió regalarle al técnico argentino un libro con una larga dedicatoria -¿Qué libro le regaló y qué decía? -Uno de futbol que venía leyendo Fue tan impactante esa sensación que me causaron sus palabras, que le escribí en el libro: Respetar al rival cuando pierdes es un signo de grandeza de parte tuya No me acuerdo bien el nombre del autor, pero era un chino Pero también le puse otra frase: Es mejor aceptar ser pendejo que porfiar en necedades que lo confirmen Y eso lo dijo un mexicano En esa combinación (de frases) está mi punto de vista No es posible que alguien te gane y le digas que es un pendejo, porque entonces es un rebote para ti Uno tendría que decir 'me equivoqué' O 'no me equivoqué', si no quieres decirlo: 'el equipo nos superó', y punto Aparte, todo el mundo lo vio ¿Por qué empezar a devaluar? Son cosas con las que no estoy de acuerdo -Ese es un detalle Pero dice que son varios que no le gustan -Otro fue el ir a buscar a Walter Gaitán, a la vista de todos -¿Uno más? -El de mandar recados insensatos para hacer comparaciones con Cuauhtémoc Blanco, que, sea lo que sea, tiene su perfil Cuauhtémoc es un cuate que ha jugado dos mundiales y ha sido importantísimo para el equipo mexicano Son cosas que a mí no me gustan Y no es que defienda a Blanco o a Estados Unidos; son comportamientos que no me gustan, y llegó un momento en el que me dieron ganas de decirlo Para que no haya confusiones, Mejía Barón aclara que yo no abogo para que llame a Blanco Él sabrá si lo llama o no Él (Lavolpe) tiene su panorama y, si quiere dejarlo fuera, tiene todo el derecho del mundo Pero las formas no son las adecuadas ¿Para qué usar eso de que 'si no es como Zinedine o como Ronaldinho, para qué lo llevo'? Entonces tú le puedes preguntar: 'Oye, ¿y qué pasa con Juan Pablo Rodríguez o X?' Perdón, pero le estoy faltando el respeto a Juan Pablo Rodríguez Pero tampoco (Juan Pablo) es un Zinedine Zidane -En su columna del diario Récord pareciera que tiene diferencias importantes con Lavolpe -No, no, no No tengo ninguna diferencia Hay cosas en las que no estoy de acuerdo, pero es una opinión, como la de cualquier hijo de vecino Miguel Mejía Barón duda mucho que la Selección mexicana sea campeona en el próximo mundial y lo único que pide es que al menos muestre la misma personalidad que las selecciones que participaron en Francia 1998 y Corea-Japón 2002 Así mismo, le aclara a Ricardo Lavolpe que la Selección mexicana fue colocada como cabeza de serie no por su participación, sino por los resultados de los últimos mundiales -¿No cree que Lavolpe compra broncas gratis con sus declaraciones? -No sé -¿Usted también tuvo diferencias con la prensa? -Sí, todos tuvimos Pero aclara: Quizá mis paisanos están más acostumbrados a mi manera (de hablar) Precisa que tal vez la manera de Ricardo es muy natural y auténtica, pero de repente choca con nuestras costumbres Por simple cultura, los argentinos son muy dados en decir: 'Te voy a morder la cabeza' En cambio, ¿cuándo escuchan que un mexicano haga este tipo de expresiones? Cuando uno dice: 'Está bien', ellos (los argentinos) dicen: '¡Fenomenal!' Pero no tiene nada malo, son usos de vocablos, son formas de expresarse, al margen de si les entiendes o si te gusta Yo creo que él es un buen estratega, es un buen entrenador, pero finalmente no me gusta su personalidad Y el que no me guste finalmente no es nada importante -Pero de repente declara cosas que menosprecian la calidad del jugador mexicano -Se pasó un año diciendo que aquí no había gente como (Carlos) Tévez Es lo que les digo: son cosas incongruentes, porque él conoce el futbol mexicano y sabe de qué se trata No fue un advenedizo ni un invitado Ricardo no tiene ningún derecho a sentirse sorprendido -¿Por todo los años que lleva aquí? -Pues sí Aparte, fue una de sus banderas No puedes decir que hoy no tienes delanteros y todo lo que dices del futbol mexicano, si ya lo sabías -Cuando usted lee o escucha esas declaraciones, ¿qué piensa? -Yo no quiero alargar más esto, porque creo que no vale la pena Con lo que he dicho se resume todo: creo que (Ricardo) es un buen entrenador, que no puede sentirse sorprendido porque vive hace 25 años en México, pero que finalmente no me gusta su personalidad Con esto último deberían borrar todo lo anterior -¿Espera ver campeón del mundo a México en Alemania 2006? -Lo deseo, pero no creo que tenga los alcances, como no los han tenido tampoco las otras selecciones, incluida la que yo dirigí Con mexicanos En su modesta oficina, con un par de canchas de futbol a los lados, recortes de sus columnas de Récord pegadas en un pizarrón y con diplomas, Miguel Mejía Barón accede a hablar con Proceso Reconoce que su gran cuate Javier Aguirre comenzó el relajamiento al llamar al jugador naturalizado Gabriel Caballero a la Selección mexicana para el Mundial de Corea-Japón 2002 Para el Mundial de Alemania, Ricardo Lavolpe repite la fórmula y en la lista de 23 mundialistas que se anunciará el 2 de abril aparecerán el brasileño Antonio Naelson Sinha y el argentino Guille Franco En una de sus columnas periodísticas, Mejía Barón lo dice claro: México debe jugar con mexicanos Y hace un llamado a los dueños de equipos para que frenen a Ricardo Lavolpe y al presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Alberto de la Torre -¿Por qué escribió así de claro, incluso, para muchos, rompiendo los códigos del futbol? -Simplemente porque no estoy de acuerdo en las cosas Si adquirí una responsabilidad de escribir, tampoco puedo evadirla o nadar de muertito Tuve que decir lo que pensaba, tratando de ser respetuoso pero claro Y lo que puse ahí es lo que siento No estoy de acuerdo con el llamado indiscriminado de jugadores naturalizados, así, tan libremente y sin análisis, sin que nadie ponga un orden Aunque como digo ahí: los responsables, o sea la punta del iceberg, son el señor De la Torre y el señor Lavolpe, pero los responsables de esto, a quienes tendría uno que preguntarles y exigirles explicaciones, es a los dueños de equipos, ya que de ellos emanan las reglas que después dan libertades o ponen cortapisas Sólo ellos pueden poner límites al presidente de la FMF y al director técnico de Selección nacional Por las mismas razones, a Mejía Barón le pareció un exceso la petición de Lavolpe a Walter Gaitán de que se naturalizara para jugar con la Selección, cuando el argentino no quería ni había iniciado los trámites correspondientes Relata: Empecé a escuchar a (Guillermo) Billy Álvarez decir: 'Yo creo que tres ya son muchos' ¿Y dónde dice que deben ser tres u 11? Los 23 podrían ser naturalizados, si no hay un límite No hay reglas que digan: 'Señor entrenador, te llames Ricardo Lavolpe o Pascual Ladrillo: estos son tus límites' Creo que el primer error fue que el señor Alejandro Burillo, que era presidente de la Comisión de Selecciones Nacionales en ese momento, le permitió a mi gran cuate (Javier) Aguirre llevarse a (Gabriel) Caballero Pienso que fue un error Fue de esas decisiones libertinas, que parece que no son tan importantes y que al final son muy importantes A Javier (Aguirre) le deberían haber dicho: 'Búscale dentro de toda tu gama Sé que te gusta mucho (Gabriel) Caballero, porque es de Pachuca y seguro quería hacer pareja por derecha con (Alberto) Rodríguez', cosa que finalmente no ocurrió Aunque sabe que el técnico es el dueño del balón y tiene que morirse con la suya creo que debería haber un orden y una guía para las libertades del técnico, que al final de cuentas sigue siendo un empleado Dice que a él, afortunadamente, no se le ocurrió convocar a ningún naturalizado A lo mejor con esa libertad que hay o esa falta de control, si yo hubiera dicho 'quiero esto', a lo mejor me dicen: 'Está bien, Miguel', porque se está pensando en que hay que triunfar Y no siempre se reflexiona en el cómo triunfar Se piensa que, en aras del triunfo a rajatabla, todo se vale Y yo creo que no Como le digo a Ricardo (Lavolpe): parece que tú no fuiste discípulo de César Luis Menotti, porque Menotti tiene un libro maravilloso que se llama Futbol sin trampas Hay que ganar, sí, pero no de cualquier manera, sino con lealtad, precisa Mejía Barón -Lo criticaron por meterse en el terreno del entrenador nacional, aunque usted mismo lo fue -Pues a lo mejor por eso, ¿no? Si alguien tiene bases para hablar, uno de ellos sería yo, más que otros Creo, sin ser pretencioso, que mi opinión al respecto debería ser un poco más valorada que la de otros, que no lo han sido Si lo vieran desde otro ángulo, podrían ser un poco más humildes y decir: Oye, espérame, tal vez tenga razón éste Pone como ejemplo al equipo Guadalajara, que mantiene su línea nacionalista desde hace 63 años y a pesar de no haber sido campeón desde el torneo de Verano de 1997 no ha cambiado: Es como si Jorge Vergara le ordenara a Hans Westerhof: 'Como hace mucho que Chivas no es campeón, ahora vamos a cambiar la política nacionalista tan especial y tan respetada que hemos tenido y vamos a jugar con extranjeros' ¿Qué te parecería? Así lo escribí y nadie me contestó Necesarios, los límites -¿El suyo no es un nacionalismo a ultranza? Ellos argumentaban que los naturalizados son llamados en muchas selecciones del mundo -Si estamos para copiar, debemos copiar bien Por ejemplo, el otro día el joven periodista Alberto Lati (corresponsal de Televisa) explicó que en Alemania el concepto es diferente Se naturaliza a la gente que ha emergido del futbol ahí, desde joven No es como lo que quisieron hacer con Walter Gaitán, quien, dicho sea de paso, fue más sensato que otros al decir: Ya lo pensé mejor, yo no voy a hacer nada más trámites -¿Se vio mal Lavolpe al irle a rogar a Gaitán? -Sí, pero ellos (Lavolpe y De la Torre) no lo ven así Ellos no cuestionan eso porque ese es su panorama Yo pienso que es terrible lo que pasó -En contraparte, hay un jugador que franca y abiertamente ha criticado el asunto de los naturalizados De hecho, siempre se opuso a que un excompañero de él, Guillermo Franco, tomara parte de la Selección Mexicana, y esto ha propiciado que él haya renunciado ya a formar parte de la selección Hablamos de Jesús El Cabrito Arellano -Pero ahí cada quien tiene su punto de vista Uno tiene que ser respetuoso de las posturas de cada uno Yo hablo por mí, por lo que escribí No me estoy recargando en opiniones ajenas No estoy diciendo esto porque al Cabrito Arellano no le guste o porque estoy de acuerdo con él No Yo estoy diciendo porque así lo estoy detectando Pienso que les está faltando sensibilidad para algunas cosas, a pesar de tanto tiempo de estar en México -Pero la elección de jugadores es responsabilidad exclusiva de Lavolpe -Así es Pero en lo que creo que no es su responsabilidad es en tener la libertad de llamar a naturalizados nada más por las pistolas de uno Aquí los que tienen que sacar la cara son los Azcárraga, los Salinas o los Burillo -¿Para ponerle cuáles límites? -Para lo que digan ellos, pero no puedes estar así, tan libre -¿Usted definitivamente no comparte la idea de que la selección tenga jugadores naturalizados? -No, yo en la actualidad, no -¿Cree que con puros mexicanos se puede formar un equipo competitivo? -Así es Y lo que nos tiene deparado el destino, nos lo tiene deparado con ellos o sin ellos, no hay diferencias -¿Usted cuestiona la capacidad de Sinha o de Franco? -No Y aparte, ellos son los menos culpables Como naturalizados tienen derecho a muchas cosas -¿El concepto es el que no comparte? -Yo creo que todavía no estamos para esas cosas -Alberto de la Torre dijo que usted, Raúl Arias y Manuel Lapuente criticaban a Lavolpe por un problema de promotores Los llamó gente de Carlos Hurtado -Miren: Carlos Hurtado es un tipo que yo aprecio mucho, lo conozco desde chavo, cuando era tan insensato que se ponía a hacer coladeras al mano a mano con Bora Ganaba Bora, pero Carlos siempre competía Conmigo se ha portado de maravilla Me imagino que cada quien habla como le va en la feria Cuando José Antonio García tenía problemas (perseguido por Hacienda, se tuvo que ir del país), a la gente le daba miedo decir que era su amigo, y yo siempre dije que era mi amigo Otro caso, el del señor (Jorge) Lankenau, que a pesar de sus problemas (estuvo en la cárcel), yo me quito el sombrero frente a él Y le aclara a Alberto de la Torre: Yo no me manejo así Estoy fuera del futbol profesional Si quisiera y tuviera ese tipo de interés o de costumbres, estaría en otra parte Ahí está mi historia: fui profesional del futbol y no hay cola que me pisen Podré ser incompetente, malo como entrenador, pero de lo otro, nada -Lavolpe dijo que no tenía usted por qué hablar, ya que fue técnico nacional -Le puedo decir que yo nunca le he faltado el respeto Pero sí puedo dar mi punto de vista ante algo que me parece fuera de control y muy irresponsable Tengo todo el derecho del mundo de dar mi opinión, procurando, como siempre, no ser majadero -¿No se está envolviendo usted en la bandera del nacionalismo? -Para nada La gente que tiene ese perfil (los naturalizados) no es tan diferente A eso voy (Gabriel) Caballero no marcó diferencia en el Mundial de Corea-Japón 2002 Yo no me acuerdo, pero dicen que Carlos El Charro Lara (otra argentino naturalizado para jugar en la Selección Mexicana) tampoco ¿Por qué vamos a pensar que ahora sí? -Lavolpe asegura que recurre a naturalizados porque en esas posiciones no hay valores mexicanos sobresalientes -Sí, nada más que cuando él asumió el cargo dijo que tenía 25 años en México y que sabía exactamente de qué se trataba Si sabía o presumía eso, ¿entonces de qué se trata? Hoy no puede pasarse la vida diciendo: Es que aquí no tenemos un Tévez, porque además escoge cada ejemplo Hace un año andaba diciendo que no teníamos un Tévez, que era un jugador joven con proyección Recuerda que al ser nombrado técnico nacional, Lavolpe dijo que el equipo mexicano iba a ser un equipo sin pretextos, donde los amistosos no eran amistosos, que todo era muy serio -Y prometió calificar ca-mi-nan-do -A lo mejor debería haber dicho que calificaría trotando Un segundo lugar en la eliminatoria no creo que nos llene de orgullo Otra cosa criticable, dice Mejía Barón, es que a cada rato Lavolpe habla de su proceso Habla de proceso como si nos estuviera vendiendo espejitos Los procesos siempre han existido Le voy a recordar: en 1995, en los Panamericanos de Mar del Plata, surgió una generación de jugadores que fue la base de la Selección que llevó Manuel Lapuente a Francia 1998 Ahora él habla del Maza Rodríguez, de Gonzalo Pineda, de Omar Bravo, como si fuera el descubridor del hilo negro Miguel insiste en que a Lavolpe el presidente de la FMF le debería decir: 'Ubícate No puedes andar haciendo caravana con sombrero ajeno' La FIFA fue muy clara Dijo: 'México va a ser cabeza de serie por la historia de los últimos mundiales' Y digo los últimos sin contar el que yo dirigí Para ilustrar su convicción de que México puede jugar el Mundial sólo con jugadores nacidos en el país, Miguel Mejía Barón pone como ejemplo el campeonato del mundo conquistado por la Selección Sub17, dirigida por otro expuma, Jesús Ramírez Ese campeonato de la Sub17 nos ayudó a tener ilusiones, a construir sueños Lo que hizo ese equipo fue extraordinario Uno debería pensar dos veces cuando dice: 'Somos campeones mundiales de futbol en la categoría Sub17' Debería haber fanfarrias, llenarse el pecho de orgullo, valorar mucho lo que hicieron ¡Ah, y fue con mexicanos, con puros mexicanos! Recuerda el extécnico nacional que la Sub17 no sólo ganó, sino que lo hizo con autoridad y personalidad al imponerse con goleadas a potencias del mundo en la categoría juvenil, como Holanda y Brasil -Pero Lavolpe toda su vida se ha sentido un incomprendido Dice que no lo reconocen en México y en el extranjero sí -Bueno Ya son personalidades Yo no quiero meterme en eso Tampoco quiero ser parte de una campaña en contra de Ricardo Ya dije lo que tenía que decir Y remata: Caray, cuando se lee al señor Lavolpe hablando de su proceso, uno se siente bobo Habla de su proceso como si con él empezara la historia del futbol mexicano

Comentarios