Edomex, derrotados y triunfadores

martes, 14 de marzo de 2006
México, D F, 13 de marzo (apro)- Tres grandes derrotados aparecen en el balance preliminar de las elecciones municipales realizadas este 12 de marzo en el Estado de México: los restos del llamado montielismo político, que fue arrasado en Toluca, y Ecatepec, este último exbastión priista; el PAN, que cayó a la tercera posición después que Rubén Mendoza Ayala, su excandidato a gobernador, los llevó a una derrota inexplicable frente al desconocido Enrique Peña Nieto, en junio del 2005, y la mesura financiera frente a unas campañas dispendiosas y mediáticas, que convocaron a pocos electores, frente a ese viejo fantasma que puede presentarse en los comicios presidenciales del 2 de julio: el abstencionismo Por supuesto, hay otros derrotados menos visibles, pero igual de importantes Para empezar, el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, en abierta y franca campaña a favor del candidato priista Pablo Bedolla López, exsecretario de Desarrollo Metropolitano en el gobierno de Arturo Montiel Ni todo el peso del polémico obispo ni la estrambótica demanda de 750 millones de pesos por daño moral contra la dirigencia del PRD, pudieron lograr que Onésimo impidiera el triunfo de José Luis Gutiérrez Cureño, un militante perredista de la vieja guardia, proveniente de las filas del exPartido Comunista, que venció también a la expriista y actual presidenta de la Cámara de Diputados, Marcela González Sada y Petricciolli El PRI, a pesar de la abierta campaña mediática de su gobernador Enrique Peña Nieto, no pudo frenar el llamado efecto Peje que lo llevó a perder, según los resultados preliminares, municipios clave frente al PRD, como son Ecatepec y Metepec, ubicado como próximo enclave de desarrollo económico, que perdió ante el PT Antes de los comicios del 12 de marzo, el PRI gobernaba en 68 de los 125 municipios, pero ahora sólo pudo retener 53 alcaldías, y volvió a perder, por tercera vez consecutiva, la alcaldía de Toluca, frente al blanquiazul Ahí contendió otro exmontielista: el exsecretario de Finanzas, Luis Miranda, involucrado en los escándalos de corrupción del exgobernador Tampoco el PAN puede disfrutar de estos resultados Del segundo sitio cayó al tercero en la entidad, que cuenta con el padrón electoral más grande del país --9 millones cien mil electores-- Si bien conservó el "corredor azul", con los enclaves de Tlanepantla, Naucalpan y Atizapán, perdió municipios importantes como Metepec, Valle de Bravo, Villa Nicolás Romero y Coacalco Además, es previsible que el candidato triunfador en Naucalpan, el exsubsecretario de Gobernación, José Luis Durán, sea impugnado en el Tribunal Electoral estatal, y también en el federal, por su ostentoso gasto en medios La cifra más insultante de este proceso se la llevó Durán Reveles Según el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), se presume que rebasó ampliamente el tope de gastos de 15 millones de pesos, al destinar más de 33 millones en promocionarse radiofónicamente Por supuesto, la primera lectura de los resultados arroja signos positivos para el PRD No en balde, su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador estuvo casi dos semanas en activo proselitismo para garantizar el repunte de la coalición que lo apoya El exceso de optimismo de su dirigente nacional, Leonel Cota Montaño, lo llevó a proclamarse como la primera fuerza del estado después de asegurar triunfos en 36 municipios --24 por sí mismo y 12 en alianza con PT o Convergencia--, y en 18 distritos electorales Sin embargo, esta victoria puede convertirse en pírrica si el PRD no toma en cuenta el elevado nivel de abstencionismo ?por arriba de 60%--, así como el ostentoso gasto de campaña y el alto nivel de animosidad y disputa interna que se registraron en sus nominaciones Fue el sol azteca uno de los partidos que mayor número de impugnaciones presentó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) Por lo pronto, es previsible que sea en este tribunal donde se resuelvan los casos más disputados, como Valle de Bravo, donde existen menos de 30 votos de diferencia entre PRI y PRD; o Coacalco y Chimalhuacán, donde la sombra de corrupción de sus anteriores alcaldes se convirtió en un factor determinante para el avance de la oposición