"Secuestran" sicarios al líder del cartel del Milenio en Michoacán

martes, 14 de marzo de 2006
* Presuntos miembros del grupo "Los Zetas" ejecutan a una persona, a la que confundieron con el supuesto narcotraficante * Suman 62 las muertes violentas en la entidad relacionadas con el narco en este año Nueva Italia, Mich , 13 de marzo (apro)- Un comando de sicarios secuestró hoy a Jesús Magaña Valencia, presunto líder del cártel del Milenio, y ejecutó a una persona, luego de confundirla con el supuesto narcotraficante Con la ejecución de Serapio Bustos Ayala, de 33 años de edad, suman 62 las muertes violentas en lo que va del año en Michoacán que están relacionadas con el narcotráfico, delito que el obispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, consideró ayer domingo "un cáncer que descompone a la sociedad" De acuerdo con autoridades policíacas del estado, operan en Michoacán células de los carteles del Golfo, de Tijuana, del Milenio, y de los Amescua El secuestro y ejecución se registraron al mediodía de este lunes al término de un bautizo colectivo a las afueras del templo del Sagrado Corazón, en el municipio de Nueva Italia Los sicarios, al parecer miembros "Los Zetas" ?grupo armado del cartel del Golfo-- fuertemente armados con metralletas AR-15 y AK-47, dispararon equivocadamente contra Bustos Ayala, y "levantaron" a Jesús Magaña Valencia, presunto líder del cártel del Milenio, informó la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) La dependencia dio a conocer que el comando estaba integrado por ocho sicarios, quienes al percatarse de su equivocación, capturaron a Magaña Valencia Lo introdujeron en una camioneta, de las tres en que se transportaban, para dirigirse con rumbo a la carretera que conecta con el municipio de Uruapan En su huida, atropellaron a Bustos Ayala, quien falleció por los disparos y el atropellamiento La Policía Ministerial y la PGJ implementaron un operativo en la zona para rastrear el destino de los sicarios, sin que hasta el cierre de esta edición se tenga conocimiento de los resultados Ayer, al término de su homilía dominical el obispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, criticó la impotencia de las autoridades para combatir la ola de violencia que invade a Michoacán, donde han sido ejecutadas 62 personas Suárez Inda consideró que evitar los conflictos, no meterse en problemas y hacer una labor positiva, evitarán las muertes relacionadas con venganzas y ajustes de cuentas por el narcotráfico

Comentarios